Elegir un punto de carga adecuado para el coche

Cuando sopesamos comprar un vehículo eléctrico, el punto de carga es sin duda un elemento necesario. Dada la escasa proliferación de puntos de carga en lugares públicos y por la comodidad que resulta tener el coche al 100% de carga para cuando se necesite, gracias a poder recargar el vehículo mientras esté aparcado en su garaje o plaza habitual. 

Hay diferencias entre los diferentes modelos de punto de carga que podemos encontrar en el mercado, estos puntos de carga se dividen en tres grupos principales. 

Puntos de carga residenciales para coches eléctricos: El tiempo de carga de estos coches no es sencillo de calcular. Suelen ser de nivel 1 y nivel 2. Normalmente tanto los edificios como las viviendas unifamiliares tienen una toma de corriente de 110 voltios, es decir nivel 1. Si es el caso de tu vivienda no necesitas hacer ninguna modificación, se puede conectar tu coche, eso sí, teniendo en cuenta que es una carga larga, muy lenta, hasta 2 días para poder completar la carga de un día. Es por eso, que suelen necesitar instalar una estaciones de carga vehículos eléctricos de 240 voltios, es decir nivel 2. Para elegir una estación de carga, la forma más sencilla es comparar el rendimiento de los modelos que existen en relación de los kilómetros por hora de carga. Para no tener miedo a quedarnos tirados, por no tener batería cuando se conduce este tipo de coche. Como dato, podemos coger una toma de 110 voltios que genera aproximadamente 7 km/hora, mientras que otros puntos de carga rápida pueden dar 6 por hora de carga. Un enchufe de 240 voltios generará unos 40km/hora de tiempo de carga. 

Vamos a hablar de las diferentes terminales que podemos encontrar o bien tener incluso en nuestro hogar. 

Nivel terminal 1: Como ya hemos dicho, tiene un enchufe de 110 voltios y da una carga muy lenta. 

Nivel terminal 2: La salida estándar suele ser de 240 voltios, y facilita una carga más rápida y las opciones de cableado pueden ser monofásico o trifásico. Y pueden conectarse a un interruptor de 20 o 40 amperios. 

Puntos de carga lenta en zonas públicas. Cada vez se instalan más puntos de recarga en todas las ciudades y por tanto se vuelven más asequibles e incluso a veces gratuitos. Algunos puntos pueden ofrecer tiempos de carga lentos, aunque también se pueden encontrar otros con una mayor capacidad de carga energética facilitando una mayor rapidez de carga. 

Puntos de carga rápida en zonas públicas: Estaciones de carga rápida se encuentran normalmente en las áreas de descanso o a lo largo de las autopistas, lo que facilita los viajes más largos a los coches eléctricos. Si bien es cierto, se utilizan de forma ocasional, porque al ser cargas rápidas y ultrarrápidas, generan un desgaste importante en la vida de las baterías de estos coches. 

Una vez conociendo las características de estas terminales, dependiendo de nuestro coche y su batería, o bien del uso que le demos, tenemos que elegir qué punto de carga es el que más nos conviene para no quedarnos sin batería en mitad de un trayecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.