ZeC, PSOE y CHA acuerdan los presupuestos de Zaragoza

Los presupuestos han pasado de ser un mero trámite a convertirse en un verdadero quebradero de cabeza para la administración y los ciudadanos. Con el fin de las mayorías absolutas, los políticos se enfrentan a una verdadera prueba de fuego: ponerse de acuerdo.

El ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado finalmente sus cuentas de 2017. Son un total de 724 millones de euros (un 3% más que en 2016), de los que 101 millones van dirigidos a derechos sociales, otros 11 a empleo y otros 54 a inversiones. Han salido adelante con el apoyo de todos los grupos de izquierda con representación en el pleno de la ciudad: ZeC, PSOE y CHA, mientras que PP y Ciudadanos han votado en contra.

Desglose de los presupuestos

Dentro del programa de acción social, destacan los 17 millones asignados al servicio de tele asistencia, los 9 millones destinados al Plan de choque contra de crisis y los 2 millones distribuidos a centros infantiles y ludotecas.

Entre las cuentas distribuidas a deportes, destacan los casi 6 millones destinados al contrato de pabellones y servicios deportivos y los 3 millones aportados a Zaragoza Deporte Municipal. En educación, se invertirán 10 millones en bibliotecas municipales.

Respecto a zonas verdes y medioambiente, se destinarán 5 millones a la conservación de parques y jardines y 1 millón de euros a la lucha contra el cambio climático. En cuanto a la limpieza pública, se asignarán 35 millones al contrato de servicios y otros 16 millones al servicio de recogida de residuos. 234 millones son los destinados al personal.

En igualdad, se destinarán 300 mil euros a programas para el fomento de la igualdad y otros 350 mil a la atención de mujeres víctimas de violencia y a su acogida.

Cerca de 2 millones irán a la ampliación del carril bici, 1 millón al mantenimiento de la señalización, y otros 56 al transporte urbano. Para la remodelación del campo de fútbol de Casetas se destinarán 960 mil euros y 761 mil al nuevo parque de bomberos del barrio. La rehabilitación de edificios de viviendas sindicales costará 2 millones y otros 2 millones y medio se destinarán a Zaragoza Vivienda.

El último trámite

El último paso para su aprobación tuvo lugar el 20 de marzo, en un pleno extraordinario y urgente convocado para la resolución de las nueve enmiendas planteadas por diferentes asociaciones y partidos.

Desde CHA, que votó a favor, Asensio puntualizó que “es el mejor presupuesto posible” y destacó su aspecto social: “Estamos hablando de un presupuesto centrado y pensado en las personas”.

Si algo llama inevitablemente la atención es la postura de los socialistas. A pesar de su disconformidad con el presupuesto, cuyo portavoz afirmó no gustarles, han justificado que con su voto a favor y con su portación el ayuntamiento va a tener “más transparencia y más control político”.

Los populares y la formación naranja se mostraron mucho más hostiles frente a la aprobación de las cuentas. Ciudadanos, que comunicó su voto en contra, criticó igualmente la “falta de transparencia” y la incapacidad de llegar a acuerdos.

Desde el PP, la concejala María Navarro Viscasillas, que acusó a Rivarés de convertirse en el “jefe de la opacidad”, lamentó la aprobación de los presupuestos: “No prioriza lo importante, las necesidades reales de la gente”. “Estos presupuestos lo único que buscan es engordar la administración mientras se aumentan los impuestos a los zaragozanos, a las empresas, a los comercios y a sus autónomos”, juzgó la concejala. Otra de las concejalas del grupo popular, Reyes Campillo, criticó “la baja ejecución presupuestaria de las partidas correspondientes a la atención a mujeres víctimas de la violencia de género”.

En este continuo tira y afloja, el consejero de Hacienda, Rivarés, anunció en Cadena Ser, horas antes de la sesión, que las cuentas quizás no podrían ejecutarse como lo deseado alegando que PP, PSOE y Ciudadanos se habían aliado “para dificultar la gestión del presupuesto”. Rivarés lo achacó a unas bases ejecutables muy restrictivas. Más tarde, en la sesión plenaria, populares y naranjas no dudaron en criticar el escepticismo de Rivarés.

Unos presupuestos participativos

El Pleno del ayuntamiento aprobó reservar 5 millones de euros para que fueran los vecinos y vecinas los que decidieran cómo realizar las inversiones en sus barrios a través del proceso de presupuestos participativos. Dicha cuantía se distribuiría de manera proporcional entre los distritos en función de la población, los equipamientos existentes, la extensión y el nivel de renta. La cuantía tiene como protagonista la mejora y reforma de parques, mercados municipales y centros cívicos.

Cuantías (en miles de euros) estipuladas para cada distrito. Fuente: Ayuntamiento de Zaragoza

La controversia no tardó en llegar y desde el grupo municipal de los socialistas criticaron que los presupuestos participativos han implicado una frustración ciudadana al no cumplirse las expectativas. “A nadie nos gustaría estar implicados en cómo mejorar nuestro barrio y que luego esas personas que te han dicho ‘sí, puedes participar’ te digan que tu participación no vale absolutamente nada”, criticó una de las portavoces.

De las 420 propuestas que los distritos presentaron y pasaron un primer filtro, 180 han sido declaradas viables. Así lo comunicó esta semana en rueda de prensa la consejera municipal de Participación, Transparencia y Gobierno Abierto, Elena Giner. Se trata de un número mayor que el de otras ciudades con procesos parecidos, como Madrid y A Coruña. Además, Giner anunció la decisión de adelantar la creación de la Comisión de Seguimiento con el fin de supervisar tanto la licitación como la contratación y la ejecución de los proyectos que finalmente sean elegidos.

Casco Histórico, Miralbueno, Santa Isabel, Las Fuentes, El Rabal, Casablanca, San José y Torrero ya han celebrado sus plenos, donde las propuestas aprobadas por la Comisión Técnica han sido ratificadas y se han aceptado sugerencias. Las Juntas de Delicias, Oliver-Valdefierro, Actur-Rey Fernando, Almozara, Centro y Universidad se reunirán la próxima semana.

Miguel Nadal Barón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *