Zaragoza se libra de las amenzas de huelga en el transporte público

El tranvía de Zaragoza, controvertido por sus ruinosas cuentas – Fabián Simón

Los usuarios del transporte público de Zaragoza han esquivado las dos amenazas de huelga por parte de los conductores, quienes ratificaron a principios de la semana que el acuerdo que alcanzó el comité de empresa con la operadora de la línea 1, y levantaron así los paros parciales convocados.

Tras el pacto al que llegaron las dos partes el pasado lunes, los representantes de los conductores suspendieron la huelga entre semana, pero la mantuvieron para a partir de este sábado –día del pregón– por si la plantilla rechazaba el acuerdo. Finalmente, los conductores dieron su visto bueno por mayoría absoluta, aunque los representantes de los trabajadores prefirieron no dar los resultados exactos.

El gobierno municipal de ZEC (Podemos-IU) ha visto con inquietud esta convocatoria de huelga e insistió en llamar al acuerdo para evitarse unos paros que le hubieran salpicado políticamente. Todo esto después de que ZEC se estrenara en el gobierno municipal anotándose la huelga más larga de las que ha vivido el autobús urbano en la capital aragonesa.

Se trata de un pacto por una ampliación y mejora de los descansos al final de la línea y el pago de un extra al final de mes. Este plus que lograron asciende a unos 100 euros, según apuntaron fuentes consultadas.
Esto se va a ilustrar en colocar una pequeña instalación provisional en Valdespartera para que los conductores puedan tener un momento de reposo. Además, también se ha atendido otro punto importante de la reivindicación de los trabajadores, que es que algunas de sus funciones no estaban adecuadamente remuneradas.

Problemas evitados

Ha estado a punto de ser la primera huelga del tranvía de Zaragoza desde que entró en servicio su primer trayecto en el año 2011, pero finalmente se ha quedado en un amago. Sindicatos y empresa han llegado a un acuerdo que ha desactivado los paros , en vísperas de que empezaran a hacerse efectivos.
Son numerosos los problemas que se han evitado consiguiendo parar esta huelga, que se hubiese convertido en una auténtica piedra en el camino para la capital aragonesa, tanto en las jornadas de fiestas del Pilar como fuera de ellas, debido a la importancia capital que tiene el tranvía en el engranaje del transporte público zaragozano. El comité había convocado paros para todos los martes y jueves de octubre (de 7.00 a 9.00 y de 19.00 a 21.00) y para sábados de este mismo mes (de 10.00 a 12.00 y de 19.00 a 21.00).

Sara González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *