Zapatero: “En octubre decidíamos si bloqueábamos o no la democracia, no si eramos más o menos de izquierdas.”

La carrera de los socialistas a las primarias del próximo 21 de mayo ya ha comenzado, también en Zaragoza. El pasado jueves por la tarde el exPresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, visitaba la sede del PSOE Aragón para reunirse con la prataforma de apoyo a Susana Díaz.

El exsecretario general del Partido Socialista defendió sin ambages a la Presidenta de la Junta de Andalucía, subrayando la importancia de tener por vez primera a una mujer al frente del partido e incluso sostuvo la posibilidad de que se convirtiera en la próxima inquilina de La Moncloa: “Es una intuición que los que hemos ganado tenemos”, “Rajoy es muy ganable, le hemos ganado muchas veces”, subrayaba.

Además en una mesa moderada por la secretaria de Organización de los socialistas aragoneses, Pilar Alegría y por el diputado en el Congreso y columnista de EL ROTATIVO, Óscar Galeano, Zapatero estuvo intercambiando opiniones con los militantes acerca del proceso de primarias, del modelo de partido y de país.

El exdirigente puntualizaba la importancia de volver a dar respuestas a los problemas de la ciudadanía, sin radicalismos de ningún tipo y reconoció su preocupación en lo relativo a la cuestión soberanista de Cataluña, abogando una vez más por un modelo territorial basado en el federalismo y criticando el viraje de Pedro Sánchez en dicho asunto.

El que fuera Jefe de Gobierno, dijo que nadie tenía más ganas de combatir al Partido Popular que él, sin embargo, justificaba la abstención del Grupo Socialista: “En octubre decidíamos si bloqueábamos o no la democracia, no si eramos más o menos de izquierdas.” Esa misma jornada, Zapatero viajaba a la localidad de Alcubierre (Teruel) para homenajear a la dirigente fallecida recientemente, Carme Chacón.

Minutos después de celebrarse el acto con José Luis Rodríguez Zapatero, el grupo de apoyo a Pedro Sánchez organizaba una cita en la misma sede con la diputada por Madrid, Margarita Robles y su compañera por Zaragoza, Susana Sumelzo. La exsecretaria de Estado, pidió la dimisión del presidente Rajoy asegurando que “ha mirado para otro lado”, respecto a la corrupción. Robles, uno de los quince diputados que votó en contra de la investidura de Rajoy, hizo numerosas críticas a la gestora, asegurando que le duele la actuación de ésta.

Margarita Robles

Margarita Robles ha ejercido como magistrada durante la mayor parte de su carrera y es una mujer que ha ocupado lugares muy importantes en el en poder ejecutivo. Ha batido un par de récords como el de la primera mujer que ha sustentado el cargo de Presidenta de una Audiencia Provincial en Barcelona y la número tres en llegar al Tribunal Supremo de toda la historia del país.

La jurista y ex numero 2 de justicia del gobierno de González, Margarita Robles, que concurrió como número 2 en las listas del PSOE por Madrid en las pasadas elecciones de junio a petición expresa del propio Sánchez, intervino en Zaragoza apoyando a tal candidato a la secretaría general del PSOE. Robles fue en la votación de investidura de Rajoy una de las pocas personas que mantuvieron la postura que defendía el entonces secretario general, Pedro Sánchez, votando en contra.

La que se califica como la mano derecha de Sánchez asegura estar muy agradecida con el apoyo que le está brindando la militancia y recalcó en repetidas veces durante la rueda de prensa que, aunque no tenía carnet de afiliación al partido se siente “de corazón” simpatizante del PSOE.

“Me duele” la actuación de la gestora, aseveró Robles, que lanzó numerosas críticas hacia esta, acusándoles de “sostener al PP” con los votos de los socialistas. La ex ministra manifestó querer volver a estar orgullosa del PSOE, declarando que en la actualidad no lo está. Robles expresó que cuando se afilió “el PSOE era de izquierdas”, mientras que ahora está actuando de “muleta del PP”.  Simpatizantes de Diaz criticaron en declaraciones para El Rotativo este pensamiento, afirmando que apoyar a uno u otro candidato no es ser más o menos de izquierdas.

Seguidores de Sánchez presentes en el acto, también criticaron que la gestora trate a Podemos “como un enemigo”. Robles también tuvo palabras duras al referirse al comité federal del 1 de octubre, en el que se decidió la abstención frente a la voluntad de Sánchez de oponerse a la investidura de Rajoy. La jurista lo calificó de “golpe de estado” contra Pedro Sánchez.

Dicha jornada fue uno de los detonantes que le llevaron a empezar a confiar en el que ahora es su número 1, al que calificó como un hombre honesto, leal y que fue capaz de renunciar a su puesto antes de permitir con su abstención ponerle más fácil alcanzar el gobierno al principal miembro de la oposición: Mariano Rajoy. “Si uno tiene que apuntarse al paro, se apunta”.

Respecto a su decisión, junto a otros 14 diputados, de votar en contra en tal votación, Robles manifestó que “ninguna gestora” le iba “a decir que quería un gobierno de Rajoy”. La socialista denunció haber recibido “todo tipo de presiones” para que cambiaran su voto. No obstante, Robles se mostró orgullosa de su postura en aquella votación: “lo tendré en la memoria mientras viva”.

La ex dirigente socialista aprovechó para marcar diferencias y lanzar algunas indirectas a las otras candidaturas, aunque evitó referirse a sus rivales directamente. Robles afirmó que existía una candidatura que “no da importancia al militante”, y rechazó que abstención a Rajoy sirviera para conseguir estabilidad, como defienden Diaz y López: “¿Que estabilidad iban a dar?, con la corrupción”.

La socialista arremetió contra el Partido Popular, por los numerosos escándalos de corrupción que se han estado destapando estos últimos meses. Robles criticó la incapacidad del gobierno para dar respuestas ante esta situación, y afirmó que eso se traducía en “no asumir los temas de corrupción “Si no luchamos contra la corrupción, no podremos devolver la esperanza de las generaciones más jóvenes”, concluyó la ponente. Además, concluyó que los populares estaban el gobierno únicamente por “su sillón”. Por otro lado, destacó la lealtad del partido al que apoya, pues aseguró que van siempre de cara, cumplen con su palabra y es un partido que “no se vende”.

La jurista también se refirió a los descalificativos que había recibido por parte de algunos compañeros de partido por no ser militante. Robles agradeció que las bases le acepten como socialista a pesar de no tener carnet, frente a otros que les mandan callar.

Susana Sumelzo

Susana Sumelzo es licenciada en abogacía y aunque actualmente no ejerce dicha profesión, también ha ocupado algunos puestos de importancia. Se alzó como cabecera de lista en el Congreso de los Diputados y en la segunda legislatura del partido, ejerció de senadora y secretaria de Administraciones Públicas del PSOE.

La acompañante de Robles no dudó en ensalzar el importante papel de la magistrada y aprovechó su presentación para mostrar su agradecimiento por dejarle compartir este tipo de actos con ella y para dirigirle a la militancia allí presente. “El PSOE está vivo, mucho más de lo que otros piensan”, declaró.

Destacó el valor que ha tenido Margarita Robles: “Ha sido objeto de insidias y presiones”. Y la calificó como una compañera con una trayectoria recta y honesta. “Ejemplo de lo que supone ser socialista”, concluyó.  La diputada socialista evidenció la difícil situación a la que se enfrenta España y las trabas a las que tienen que hacer frente, achacando a los medios que lo que vende más no es precisamente la realidad.

“El compromiso es una palabra dada”, afirmó Sumelzo, ya que siempre se ha mantenido firme a sus decisiones, no ha dado un paso atrás. Y se mantiene en sus trece porque asegura que le daría vergüenza encontrarse a militantes por la calle y sentir que los había traicionado. Además, rotundamente aseguró que Sánchez será leal al que gane estas primarias porque “queremos un PSOE fuerte y unido”.

Sara González / Nacho López Solans

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *