Vivas, libres y unidas por la igualdad

CCOO Aragón

En 1910, Clara Zetkin presentó la propuesta del Día Internacional de la Mujer Trabajadora durante la II Internacional de Mujeres Socialistas, para unir en una jornada las reivindicaciones de las mujeres por el sufragio, junto a las de carácter laboral que reclamaban las organizaciones obreras.
La primera celebración tuvo lugar en marzo de 1911 en diversos países. Las mujeres exigieron el derecho al voto y representación política, derecho al trabajo, a la formación profesional y a no ser discriminadas en el trabajo.

Unas semanas después, el 25 de marzo de 1911, más de 140 jóvenes trabajadoras, la mayoría inmigrantes, murieron en el trágico incendio en la fábrica Triangle Shirtwaist de Nueva York.
Así, el 8 de Marzo se fue extendiendo por todo el mundo, expresando la lucha contra la doble discriminación que sufren como trabajadoras y como mujeres.

Éste año, CCOO y UGT hacemos un llamamiento a participar en la huelga de dos horas por turno, convocada para el próximo 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres.
Un alegato contra la persistente desigualdad, las brechas de género y la discriminación salarial, económica y social que sufren las mujeres, y para mostrar el profundo rechazo a las violencias machistas y a la insuficiencia de medidas en todos los ámbitos para la prevención y protección de las víctimas de violencia de género.

Desde el punto de vista estrictamente laboral hay muchos temas que denunciar, y por los que movilizarse: Sigue imparable la feminización del paro, casi 43.000 mil mujeres están sin trabajo en Aragón. La tasa de paro de las mujeres sigue siendo superior a la de los hombres.
Las mujeres se ocupan más en sectores feminizados, dónde los salarios son más bajos y además es más difícil mantener una carrera profesional, siendo esto cada vez más difícil en general, en casi todos los sectores de actividad y para todas las personas trabajadoras.
Los salarios de las mujeres son inferiores, la cuantía que cobran por complementos salariales tendría que aumentar un 44% para equiparse con la de los hombres.

La violencia machista es el resultado extremo y más dramático de la discriminación y las desigualdades estructurales entre mujeres y hombres, agravadas en los últimos años de crisis, como consecuencia de las reformas y recortes en las políticas de igualdad del Gobierno del PP.
En CCOO llamamos a una huelga al conjunto de las personas trabajadoras, para dar visibilidad a la lucha de las mujeres, para superar todas estas desigualdades laborales y sociales. Exigir también a los poderes públicos, y empresariales que intervengan cada uno desde su ámbito, estableciendo actuaciones concretas que pongan fin a la explotación laboral añadida que sufren las mujeres y también para atajar la violencia machista, a un paso decidido por la igualdad.

Demandamos el impulso del diálogo social y la negociación colectiva para el desarrollo efectivo de la normativa igualitaria, con políticas activas, planes y medidas de igualdad para combatir las brechas de género, eliminar la violencia contra las mujeres, avanzar en conciliación y ampliar la protección social. Por todas estas razones, el 8 de marzo sea una fecha histórica y suponga un antes y un después en la lucha por la igualdad de género.

Elena Pérez, Secretaria de Igualdad CCOO Aragón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *