Un presupuesto para las personas, los barrios y la sostenibilidad.

El presupuesto del Ayuntamiento de Zaragoza de 2017, aprobado definitivamente con los votos de Zaragoza en Común, PSOE y CHA es un presupuesto que incide sobre las prioridades que señaló el alcalde Santisteve en el pasado debate del estado de la ciudad: la atención a la desigualdad social y la sostenibilidad como ejes de la actividad municipal, la actuación en los barrios y el comercio de proximidad como los elementos sobre los que dibujar el modelo de ciudad que queremos para Zaragoza y el empleo y la cultura como elementos transversales a la misma.

Ser la primera administración en aprobar un presupuesto es fruto de una adecuada gestión, haciendo público un borrador en noviembre para negociar con todos los grupos y poniéndole a disposición del pleno antes de finalizar el año como marca la ley. Ni Lambán ni mucho menos Rajoy han cumplido con sus obligaciones retrasando gravemente los intereses de la ciudadanía.

El presupuesto municipal incorpora un aumento del 50% en la inversión destinado principalmente a actuaciones en los barrios y la ciudad consolidada, favorecedor del comercio de proximidad y donde gana un protagonismo máximo la participación ciudadana destinando 5 millones de euros a los presupuestos participativos. 

Contexto económico.

Continuamos poniendo en orden las cifras de la ciudad que nos encontramos al llegar y en 2017 dejaremos atrás el plan de ajuste con lo que supone de mejora en la financiación: a los 94 millones de amortización de deuda previstos de alcanzar a 31 de diciembre, habrá que sumar otros 53,6 (un 1’6% más que el año pasado).

Nuevamente no sólo no se infradotan partidas destinadas a la prestación de servicios públicos como sucedía con los presupuestos de Fernando Gimeno (PSOE), sino que continuará descendiendo la deuda que existe con las contratas y que ya se ha reducido a casi la mitad en los dos años de gestión de Zaragoza en Común.

Estamos ante un presupuesto absolutamente realista, que habrá disminuido la deuda de Zaragoza notablemente a mitad de legislatura tanto con proveedores como con  bancos, sin recortar en servicios públicos y aumentando el gasto social enormemente.

Desigualdad social

La lucha contra la desigualdad social continúa siendo la prioridad del gobierno de la ciudad, de manera que se ha dotado el mayor presupuesto en atención social de la historia con más de 100 millones de euros.

Se destinarán este año 9 millones frente a los 8,4 del año pasado destinados al plan de choque contra la crisis: Urgencias sociales, ayudas a vivienda y ayudas de comedores

Se implementa el plan de lucha integral contra la pobreza infantil al que se destinan, divididas en varias partidas sociales, culturales y deportivas 990.000 euros que suponen un incremento del 50% respecto a 2016 (660.000 euros) y continuará creciendo el parque de vivienda pública y las partidas destinadas a rehabilitación y vivienda, pasando a un global de 12,5 millones frente a los 9,9 del año pasado (un 26% más).

Sostenibilidad

Ahorramos 3’1 millones de euros en el suministro de energía eléctrica (pasa 21,1 a 18) gracias a las medidas de ahorro energético que se han ido introduciendo en el ayuntamiento a lo largo de 2016 y al contrato de suministro eléctrico 100% proveniente de energías renovables que se ha licitado hace pocas fechas.

Se contempla que todos los coches que se compren en este ejercicio (y en los siguientes) sean de tecnología eléctrica. 600.000 € se destinarán  en 2017 a ir modificando la flota.

Así mismo, comienza a desorrarse el plan de recogida selectiva de basura orgánica, realizándose un primer proyecto piloto en una zona de la ciudad a lo que se destinarán 500.000 €.

La movilidad es uno de los elementos claves para tener un mayor respeto por el medio ambiente y conseguir una ciudad con menos emisiones. Se destina casi un millón de euros a finalizar el plan de movilidad sostenible y se prevé una importante cantidad para extender el servicio bizi a la mayoría de barrios de Zaragoza donde no llega actualmente: Torrero, San José, Valdespartera… años revindicándolos

Inversión en barrios.

El modelo urbanístico de Zaragoza en Común que hemos llamado, urbanismo de las cosas sencillas, con la operación baldosa licitada en el último gobierno como máximo exponente, destinará más de 6 millones a pequeñas actuaciones en la escena urbana (baldosas, rebaje de bordillos, aceras…),

Con ese mismo concepto hay una apuesta por los presupuestos participativos, con 5 millones de inversión en los distritos que están decidiendo su destino los vecinos y vecinas de la ciudad.

Hasta 52 millones de inversión totales se destinarán a comenzar la remodelación de numerosas calles y equipamientos ciudadanos, muchas de ellas reivindicaciones históricas del movikmiento vecinal desde Antonio Leyva, la Avenida Cataluña o la calle Oviedo hasta las incoporadas por PSOE o CHA como la prolongación de Tenor Fleta o la actuación en la calle Neptuno (Arcosur).

Empleo y Comercio de proximidad

Cabe destacar una inversión de más de 10’7 millones destinados al fomento de empleo, con dos proyectos novedosos como la estrategia de Desarrollo Local Sostenible y el plan para apoyar al comercio de proximidad

Cultura

Crece en un millón de euros en políticas para el cine, el libro, el circo, el apoyo al talento local y la descentralización.

En resumen, mientras seguimos poniendo en orden las cifras de la ciudad que nos encontramos al llegar, sin infradotar partidas para la prestación de los servicios públicos,  conseguimos aumentar las partidas destinadas a la atención social de los más desfavorecidos por la crisis y la inversión en la ciudad, apostando por una ciudad más amable, más cercana y donde las personas son el centro de la actuación municipal.

Guillermo Lazaro Alsina, coordinador de Zaragoza en Común en el Ayuntamiento de Zaragoza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *