Un consejo de ministros extraordinario para frenar el 1-O

Carles Puigdemont en la última reunión del Govern antes de las vacaciones de verano

Acción: reacción. Desde la Generalitat planean hacer oídos sordos ante la suspensión del TC y mirar hacia otro lado. De momento, la ejecutiva ha recurrido la decisión del tribunal, tachando a Rajoy de abusivo. El recurso del gobierno catalán alega que “el TC no puede juzgar el contexto político en el que se aprueba esta reforma del Reglamento del parlament ni las intenciones que la parte recurrente intuye en el legislador de Cataluña”.

Puigdemont siempre ha dicho estar dispuesto a “aceptar todas las consecuencias” del referéndum. Esta semana declaró en la conmemoración del centenario de la muerte de Prat de la Riba, impulsor de la mancomunidad, que Cataluña se encuentra a meses de conseguir su “sueño”. “La mejor manera de rendirle homenaje es intentando hacer realidad su sueño, el de las generaciones que han venido después, que lo han tenido peor que nosotros, y que nos permiten estar a pocos meses de poderlo conseguir”, manifestó el president.

Fuga de empresas

Cataluña pierde 1.000 millones de euros de facturación al año. Así lo ha afirmado José Bou, presidente de la Asociación de Empresarios de Cataluña (AEC). Según Bou, la inseguridad jurídica en la que se encuentra la comunidad catalana ha provocado una deslocalización de la sociedad. El presidente señala que la AEC se ha posicionado “tarde” en contra del referéndum, pero, en nombre de toda la organización, espera que tras el 1-O “las caras rancias del nacionalismo desaparezcan y entre gente nueva para que se puedan recomponer las cosas y encontrar la concordia”.

La última empresa que ha optado por la deslocalización ha sido Naturhouse. La empresa anunció esta semana el cambio de su sede social de Barcelona a Madrid. Su presidente, Félix Revuelta, ha explicado el traslado por motivos estratégicos, pues la empresa encuentra con la mayor parte de su mercado en el extranjero y lo prefiere de “550 millones de europeos” a uno de “siete millones y medio de catalanes”. “Tenemos un Gobierno catalán que ha estado a otras cosas y no ha pensado en la economía a largo plazo”, ha dicho Revuelta culpando a la Generalitat.

El PSC niega sanciones

Las posturas están variando, y es que a menos de dos meses para el 1-o los actos brillan por su ausencia; nada parece que podrá impedirlo. En el PSOE ya han asumido que la consulta tendrá lugar. La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, declaró esta semana que habrá urnas, pero será un “puro y simple recuento sin valor jurídico”. El presidente del PSC, Àngel Ros, se ha unido a estas declaraciones, comparando el 1-o al 9N en cuanto a una “consulta sin validez jurídica”. Ros aclaró que el partido no sancionara a los alcaldes del PSC que faciliten o colaboren en el referéndum en sus respectivas localidades.

En contra del turismo

La CUP ahora no quiere saber nada del turismo. Ni de hoteles, ni de viajes, ni de buses turísticos. Arran, grupo vinculado a la CUP, ha iniciado una campaña de ataques contra una de las actividades que más ingresos genera en España . Boicots y pintadas no solo en el exterior, sino también en negocios frecuentados por turistas extranjeros. Desde la CUP, han justificado que las acciones de Arran son meramente simbólicas y piden la desdramatización del tema.

Arran, en una de sus reinvindicaciones en Palma de Mallorca

Miguel Nadal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *