Trump rompe el acuerdo con Irán

Firma de la ruptura del pacto con Iran | Capulco News
Firma de la ruptura del pacto con Iran | Capulco News

El presidente de EE.UU. rompió este pasado martes el pacto en materia nuclear con Irán. El acuerdo, firmado durante el mandato de Obama en 2015, hizo que Irán redujese su arsenal nuclear. A cambio, EE.UU. levantó las sanciones económicas impuestas sobre el país. Donald Trump cumple ahora una de sus principales promesas electorales para poner, una vez más, “América primero”.

Trump se refirió a Irán como “patrocinador del terrorismo” y aseguró que “EE.UU. no lanza amenazas vacías”. Al romperse de manera unilateral este acuerdo, que suscribieron en su momento Alemania, Reino Unido, Francia, China y Rusia, Irán podría volver a tener a su disposición la bomba atómica. Los efectos que puede desencadenar esta ruptura todavía no son precisos, pero se pone de manifiesto que el intento de minimizar la tensión nuclear que suponía el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC) ha quedado a un lado.

Desde Europa, Reino Unido, Francia y Alemania son partidarios de mantener el pacto, a pesar de la salida de EE.UU. Por este motivo se tratará de negociar con Washington que el resto de países puedan seguir haciendo intercambios comerciales con Irán. Las nuevas sanciones que impondrá EE.UU tendrán efecto aproximadamente en tres o seis meses, mientras tanto los dirigentes europeos se reunirán durante la semana próxima para tratar de rebajar la tensión existente e intentar que Irán siga cumpliendo con lo establecido en el pacto.

Por su parte, el presidente de Irán, Hasan Rohani, anunció, tras saberse la ruptura del pacto por parte de Trump, que esperarán un tiempo antes de tomar una decisión y que sus diplomáticos van a entablar conversaciones con el resto de los dirigentes afectados por esta salida unilateral de EE.UU. Rohani declaró que respetarán el acuerdo “si sus intereses siguen siendo garantizados”. Acto seguido, afirmó que si no se garantizan esos intereses Teherán puede volver a reactivar el enriquecimiento de uranio “a escala industrial sin límites”. Una amenaza a la paz mundial.

Los defensores del pacto lamentan esta decisión porque consideraban que era una vía óptima para frenar las ambiciones de Irán en materia nuclear e incluso para evitar que desarrollasen una bomba atómica. Los detractores del mismo, entre los que están Israel y Arabia Saudí, aplauden la decisión de Trump porque consideran que ese pacto tan solo le otorgaba más fluidez económica a una región en la que abunda el terrorismo. Un pacto que para los firmantes era una manera de confiar en que Irán mantendría sus promesas -promesas que, por el momento ha cumplido- y, en definitiva, una manera de tenderle la mano al país para demostrar que era capaz de enterrar el hacha de guerra. En las próximas semanas se verá si, efectivamente, los acuerdos siguen inalterables tras la salida de EE.UU. o si las nuevas sanciones que impondrá Trump sobre Irán serán determinantes para hacer que se tambaleen las relaciones internacionales una vez más.

Aurora Isabel Martínez Sanz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *