Torra lleva la independencia a las Américas

Quim Torra y Andrew Turner
Quim Torra y Andrew Davis, Catalonia America Council | Generalitat de Catalunya

El president de la Generalitat, Quim Torra, viajó esta semana a Estados Unidos con motivo de la apertura del Catalonia American Council. Allí defendió su discurso soberanista ante representantes, embajadores y empresarios en los actos programados.Esta entidad privada busca hacer lobby para reforzar los lazos entre Cataluña y EE UU. El máximo responsable es Andrew Davis, delegado de la Generalitat en Washington hasta que la oficina diplomática fue clausurada con la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

El momento cumbre de Torra en EEUU tuvo lugar durante la recepción privada que el Instituto Cutural Smithsonian ofreció en Washington a la delegación catalana, junto a la armenia, en un multitudinario festival. A la hora del discurso del embajador español, Pedro Morenés, la delegación catalana interrumpió en varias ocasiones su discruso con gritos de “libertad a los presos”. Poco después, Torra y los suyos abandonaron el acto, al que volvieron a entrar a petición de la organización una vez finalizado el discurso de Morenés.

La intervención del president Torra sucedió a la del presidente armenio. Sus palabras denotaron unilateralidad: “Quiero proclamar que tengo, más allá de la esperanza, la convicción firme de que pronto Cataluña se unirá al resto de naciones libres del mundo. Ciertamente lo lograremos”, afirmó. De este modo, abogó por hacer efectivo “el “mandato democrático” del referéndum ilegal de secesión del 1 de octubre. Al término del discurso, la delegación catalana entonó Els segadors.

Se trata de un discurso unilateral que no casa con las conclusiones que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, obtuvo en su reunión con Torra en la Generalitat el pasado lunes. “Me consta que la vía unilateral no está en la agenda y esto no es una opinión, es información”, señaló Iglesias en declaraciones a Cadena SER tras la reunión. Iglesias explicó que “Al señor Torra le gustaría que Catalunya no formase parte de España”. Por ello, el líder de los morados apuntó haber planteado a Torra otros modelos: “Ayer le traté de explicar que, desde otros valores, con un encaje constitucional diferente reconociendo a Catalunya como nación, podemos compartir un Estado y desde los valores republicanos”.

De momento, la voluntad de la izquierda, tanto de la que está en el Gobierno, como de la que no, es dialogar. Así lo ha demostrado Pablo Iglesias y pronto lo hará el presidente Pedro Sánchez en su primera reunión con Torra, como indicó la portavoz Celaá. En este sentido, Sanchez advirtió la semana pasada a Torra en rueda de prensa tras el Consejo Europeo que ha llegado el momento de “aparcar la bronca”. Unas palabras que el presidente pronunció en referencia al incidente ocurrido en Washington: “La pregunta que se debería hacerse el president Torra es qué bien hace a los catalanes trasladando este tipo de bronca en EEUU y qué gana España con esto”. “Entre el diálogo y la bronca, este Gobierno va a apostar siempre por el diálogo”, si bien “eso no significa que no seamos firmes en la defensa de la reputación internacional del estado de derecho español”, diferenció el ejecutivo.

El rey apela a una Cataluña “de todos y para todos”

En su segunda visita en una semana, los reyes regresaron a Cataluña para entregar los Premios Princesa de Girona . Al acto no acudió ningún miembro del gobierno de Quim Torra, en protesta al discurso del 3 de octubre y a modo de queja por no obtener respuesta a la carta que el president envió al monarca. La Delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, fue la encargada de recibir a los reyes y la primera representante oficial ante la ausencia del Govern.

En su discurso, Felipe VI aprovechó la ocasión para defender el autogobierno, la lengua catalana y la pluralidad política. El monarca reclamó una Cataluña “de todos y para todos”. “Una tierra de acogida, inclusiva e integradora, respetuosa con la diferencia, abierta y plural, que ha estado siempre en la vanguardia de la cultura y la economía”, indicó.

El día 22 Felipe VI ya viajó a Cataluña para inaugurar los Juegos Mediterráneos en Tarragona. Tras el rechazo del independentismo y la polémica sobre si iba a acudir al acto el presidente de la Generalitat, finalmente, Quim Torra, sí estuvo presente.

Miguel Nadal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *