Sergio Ramírez, ganador del Premio Cervantes 2017

Sergio Ramírez (estrategiaynegocios.net)

Con el nombre del autor más reconocido de toda la literatura universal se presenta el premio literario más importante del mundo hispano. Este año el honor de recogerlo ha sido del nicaragüense Sergio Ramírez.

Nace el Premio Cervantes en 1975 a propuesta del que hoy es el Ministerio de Cultura y Deporte en reconocimiento de la trayectoria literaria de un autor inmerso en la literatura española inicialmente e hispánica después que ha aportado sustancialmente con su obra a nuestra red literaria. Según la propia Biblioteca Nacional de España  (BNE) existe una regla no escrita con respecto a los galardones que «establece alternancia a la hora de entregar el premio entre escritores españoles y latinoamericanos». De tal manera que, finalmente y según los datos de la propia BNE, «España es el país con más premiados, 22, seguido de México, con seis, Argentina, con cuatro, Chile y Cuba, tres, y Colombia, Paraguay y Perú, con uno». En la historia del premio tan solo cuatro mujeres lo han recibido: María Zambrano (1988), Ana María Matute (2010), Dulce María Loynaz (1992) y Elena Poniatowska (2013). Todos los candidatos siempre a proposición del pleno de la Real Academia Española, por las Academias de la Lengua de los países de habla hispana y, curiosamente, por los ganadores en pasadas ediciones. En la localidad natal de Miguel de Cervantes, Alcalá de Henares, tiene lugar la entrega en presencia de los reyes anualmente.

En 2017 el afortunado es Sergio Ramírez, que ya cuenta con otros galardones como el Premio Laure Bataillon al mejor libro extranjero traducido en Francia, Premio Internacional de Novela Alfaguara o el Premio del Festival Internacional Metrópolis Bleu, Montreal, Canadá. Nacido en 1942 en Masatepe, Nicaragua, ingresa en 1959 a la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de León. Se graduaría 1964 con la Medalla de Oro al mejor estudiante de su promoción. En el año 60 fundó la revista Ventana siendo el cabeza de un movimiento literario con el mismo nombre. Ocho años más tarde fundaba la Editorial Universitaria Centroamericana (EDUCA) y en el 81 la Editorial Nueva Nicaragua, sumando además su liderazgo en el grupo de los Doce formado por intelectuales, empresarios, sacerdotes y dirigentes civiles, en respaldo del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) contra el régimen de Somoza. Vemos así su faceta política que había germinado en etapa universitaria en la que se movía ya como activista. Tal fue su éxito que formó parte tras la revolución de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional. Fue electo vicepresidente en 1984. Desde el gobierno, además, presidió el Consejo Nacional de Educación aunque finalmente abandonaría el mundo político para dedicarse profesionalmente a la escritura.

Sus libros han sido traducidos al portugués, inglés, francés, italiano, alemán, holandés, danés, noruego, sueco, serbio, esloveno, ruso, búlgaro, chino mandarín, chino simplificado, japonés y hebreo. Estamos hablando desde luego de un autor muy prolífico con 59 obras publicadas tras la presentación en 2017 de Ya nadie llora por mí. Otras obras de reciente publicación son Antología Personal, 50 años de cuentos (2917), A la mesa con Rubén Darío (2016), Lección de participación social (Ventura y aventura de leer). El elogio de la educación (2015). Son de especial interés sus antologías del cuento centroamericano: Antología del Cuento Centroamericano, (prólogo, selección y notas, 1973), Puertos Abiertos. Antología del Cuento Centroamericano (prólogo, selección y notas, 2011) y Un espejo roto. Antología del nuevo cuento de Centroamérica y República Dominicana (prólogo, selección y notas, 2014). Su obra, notablemente influenciada por sus ideas, navega en diversos rumbos con mayor acceso para el lector en los próximos años gracias a este premio.

«Me apasionan esos contrastes que causa la historia en los seres humanos, grandes acontecimientos que relampaguean y luego quedan en nada. La historia los coloca donde quiere, cambia su vida, los altera»

S. Ramírez

Cristina Gimeno Calderero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *