Se acelera el pulso por el PSOE

La pugna por encabezar el Partido Socialista continúa su escalada de intensidad. Sin fecha para la celebración de las primarias, y tampoco para el Congreso, la retórica de los candidatos oficiales se torna cada vez más a la captación del voto de los militantes socialistas

Tanto Pedro Sánchez, como Patxi López han aumentado en las últimas semanas su presencia en la escena pública, con diferentes actos y propuestas.

El ex secretario general del PSOE está centrando su estrategia en mostrarse como la única vía “de izquierdas” en este proceso. Sánchez se presenta como un modelo antagónico al que representa la gestora, que lidera Javier Fernández. El ex líder socialista ha procurado resaltar que los militantes se enfrentan a la decisión de elegir entre un modelo similar al de la actual gestora, que sin mencionar su nombre sería liderado por Susana Díaz y su propia candidatura, cuya bandera sigue siendo el “No es No”.

El rechazo a colaborar con el gobierno del PP y Mariano Rajoy es una de las principales banderas de Sánchez, que a su vez la aprovecha para atacar a la gestora. En el documento que presentó recientemente, el ex líder de los socialistas apuntó al PP y a las políticas neoliberales como principales enemigos a combatir por el PSOE. Para lograrlo, Sánchez aboga por formar una alianza de progreso con Podemos, y también con las fuerzas sindicales, como CCOO.

Uno de los escollos a los que se ha enfrentado el proyecto del ex secretario general es la falta de apoyo entre los dirigente regionales del partido. Los líderes de La Rioja, País Vasco, Madrid o Baleares, críticos con la gestora, se han decantado por la candidatura de Patxi López. Para hacer frente a esta situación, Sánchez ha buscado dar un golpe de efecto con las últimas incorporaciones a su equipo.

Manuel Escudero, su nuevo “gurú” económico, es uno de las principales “fichajes” que ha realizado el candidato en los últimos días. Retirado de la política desde hace una década, Escudero impulsó a comienzos de siglo la corriente “Iniciativa por el Cambio”, junto con otros rostros del partido, como Cristina Narbona (también incorporada recientemente al equipo de Sánchez) y Josep Borrel. Precisamente, su amistad con ellos ha sido una de las claves que explican su facilitado su colaboración con Sánchez.

Otro de los tantos que se ha anotado el último candidato socialista a la presidencia del Gobierno ha sido la incorporación a su equipo de Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, alto cargo de Junta de Andalucía, y desde hace unos días, encargado de gestionar la estrategia y la comunicación de su candidatura. Además de su ser amigo personal, tal y como ha indicado el propio Sánchez en Twitter, Celis es conocido por su enemistad con Susana Díaz. Todo ello a pesar de ser director gerente de la Agencia de Puertos Públicos de la Junta.

López se presenta como el pacificador

Patxi López durante su mitin en San Sebastián Foto: El País.

El ex lehendakari y ex presidente del Congreso de los Diputados, Patxi López, también ha intentado reforzar su mensaje en las últimas semanas. La estrategia del político vasco pasa por presentarse como el único capaz de tejer las costuras de un PSOE “descosido” tras el Comité Federal del pasado mes de octubre.

Desde que el ex jefe del ejecutivo vasco lanzara su candidatura, ha intentado desligarse por completo tanto de la influencia de Susana Díaz, negando la posibilidad de que la andaluza pueda ser candidata socialista a la Moncloa si finalmente él es elegido secretario general, como también de Pedro Sánchez. A pesar de que han sido varias las voces que han reclamado una fusión de ambas candidaturas, para impulsar la fuerza del sector crítico con la gestora, López ha negado esta posibilidad. Aunque a algunos les moleste, habrá una papeleta que ponga el nombre de Patxi López, afirmó con rotundidad el ex lehendakari, el pasado domingo, en San Sebastián.

Aunque las encuestas publicadas recientemente pronostican un “pinchazo” de su candidatura, el entorno del político vasco se muestra confiado y mantiene que su proyecto es el único capaz de conseguir que el PSOE vuelva a sonar con una única voz. López ha asegurado que integrará a miembros de todas las candidaturas, en caso de ser el elegido para dirigir el partido. El ex presidente del Congreso es consciente de que la bipolarización del proceso puede hacerle caer en el ostracismo. De ahí, que la principal preocupación del antiguo lehendakari sea postularse como la figura capaz de reconciliar las dos almas que en estos momentos parecen coexistir dentro del partido.

No está… por el momento

Susana Díaz adelantará el lanzamiento de su candidatura, pero lo hará en un acto organizado por los militantes. Foto El Español

Desde que Pedro Sánchez renunciara a la secretaría general del PSOE, las voces que han pedido a Susana Díaz dar un paso al frente han sido múltiples. Las más destacadas son las de los líderes autonómicos que apoyaron el derrocamiento del anterior líder del PSOE. El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara o el de Aragón, Javier Lambán, han sido los más explícitos a la hora de posicionarse a favor de que la actual presidenta de la Junta de Andalucía sea la próxima líder del partido.

Sin embargo, el esperado anuncio de Díaz sigue sin llegar. En sus planes iniciales figuraba la idea de no lanzarse oficialmente a la carrera por la secretaría general hasta que la fecha de las primarias y el Congreso no estuviera fijada oficialmente. Una opción cada vez menos probable, debido a la intensidad que está adquiriendo el proceso.

Díaz ya ha amagado varias veces con presentar su candidatura, pero finalmente siempre ha esgrimido que las ideas deben ir por delante de quien las represente. En los últimos días, el principal problema que parece tener la andaluza para dar el paso es su agenda institucional. La presidente de la Junta quiere hacer su anuncio en un momento que no coincida con actos oficiales. El fin de semana del 22 de marzo podría ser la fecha escogida por Díaz para realizar la presentación de su candidatura. De esta manera, la líder andaluza haría coincidir su anuncio como candidata, junto con la presentación de la ponencia política de la gestora, que lidera Eduardo Madina.

El PSC toma parte del proceso

Fernández e Iceta plasmaron la reconciliación del PSOE y el PSC. Foto El País

Los candidatos y las fechas no han sido las únicas incógnitas del proceso de primarias socialista. El censo electoral también ha estado en el ojo del huracán. En concreto, el mayor interrogante durante varios meses ha sido conocer lo que iba a pasar con los militantes del PSC.

Finalmente, estos también podrán tomar parte del proceso, gracias a la reconciliación que han sellado esta semana Miquel Iceta y Javier Fernández. El líder de los socialistas catalanes, y el actual presidente de la gestora del PSOE corroboraron que la relación entre las dos formaciones comienza a coserse nuevamente, después de que los diputados del PSC rompieran la disciplina de voto en la sesión de investidura de Mariano Rajoy, en noviembre.

Tenemos los instrumentos de diálogo para prevenir, evitar y resolver discrepancias“, ha asegurado Iceta tras, ratificar la reconciliación con la dirección del PSOE. La incorporación de la militancia catalana al proceso puede ser clave en el resultado final de las primarias, puesto que el número de representantes del PSC tan solo se ve superado por el de la federación socialista de Andalucía.


Pablo Esteban

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *