Sánchez vuelve a la secretaría general del PSOE con el 50% de los votos

Pedro Sánchez volverá a ser oficialmente secretario general del PSOE tras el Congreso Federal de junio, después de haber vencido en las elecciones primarias celebradas el pasado 21 de mayo. Sánchez consiguió el 50’2% de los votos, superando en más de 15000 a los apoyos conseguidos por Susana Díaz, que cosechó el 39’9 % de los sufragios. Patxi López se quedó con el 9’8 % de los apoyos, lo que significa que consiguió casi un 30% más de votos que de avales.

Ante un par de centenar de seguidores, Sánchez aseguró en el salón de actos de Ferraz nada más conocerse los resultados que iba a “construir un nuevo PSOE, el de los militantes”. “Ahora vamos a tener un PSOE unido y rumbo a La Moncloa”, afirmó el recién elegido secretario general, que venció en todas las comunidades autónomas salvo Andalucía y País Vasco.

El portavoz de la gestora, Mario Jiménez, resaltó la “limpieza” del proceso de primarias. En el mismo, la participación fue. un 20% superior que en 2014, alcanzando cerca del 80%. Se dispusieron 754 mesas electorales a jornada completa, que abrieron de 10:00 a 14:00, mientras que las restantes abrieron solo 4 horas del día. En total estuvieron llamados a las urnas 186407 militantes.

Respecto a Aragón, en Huesca fue Susana Díaz quien obtuvo más votos, mientras que en Teruel y Zaragoza ganó Pedro Sánchez. Numerosos seguidores de Sánchez se congregaron en el entorno de la sede del PSOE Aragón, en la calle Conde Aranda, una vez emitidos los resultados, para celebrar la victoria de su candidato. Los tres candidatos habían acudido a distintos lugares de la Comunidad para recabar apoyos en las últimas semanas.

No es la primera vez que Sánchez gana las primarias por la secretaría general del PSOE, en 2014 se impuso con un 48’7% de votos ante Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias, que en esta ocasión ha apoyado la candidatura de Sánchez. El madrileño se mantuvo en el cargo hasta el comité federal del 1 de octubre, en el que se decidió, contra la voluntad de Sánchez, abstenerse en la votación de investidura de Mariano Rajoy.

La victoria de Sánchez es percibida como una regeneración del partido, pues no contaba con el apoyo de ningún dirigente histórico de importancia ni con el respaldo de los presidentes autonómicos, los llamados barones. Las únicas excepciones fueron la balear Francina Armengol, que, aunque en un primer momento apoyó a López, finalmente se inclinó por Sánchez; y el catalán Miquel Iceta.  Los ex presidentes y ex secretarios generales, como José Luis Rodríguez Zapatero, Felipe González o Alfonso Guerra, se posicionaron a favor de Díaz. Igualmente hicieron el valenciano Ximo Puig, el extremeño Fernández Vara, el asturiano Javier Fernández, o el aragonés Javier Lambán.

Antonio Hernando, el portavoz del partido en el Congreso, dimitió de su cargo una vez conocidos los resultados. Sin embargo, Hernando ha aceptado la petición de Pedro Sánchez de que se mantenga en la dirección del grupo hasta el Congreso Federal de junio, para facilitar el traspaso de información y para ayudar al portavoz provisional que se ha designado, José Luis Ábalos. La aragonesa Susana Sumelzo podría convertirse en la elegida para asumir este cargo de forma definitiva; fuentes cercanas a la candidatura de Sánchez confirman que es una posibilidad que están barajando.

La victoria de Sánchez coincide con el intento de moción de censura al gobierno presentada por Podemos. La candidatura de Sánchez no ha descartado nunca presentar su propia moción de censura, pero tachan a Pablo Iglesias de ser un candidato “no presidenciable”, por lo que se desconoce si el PSOE votará no u optará por abstenerse en la votación de la moción. Por otra parte, el gobierno ha solicitado a Sánchez que clarifique la “plurinacionalidad” que defiende el secretario general electo.

Ignacio López Soláns.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *