Entrevista a Rubén López, portavoz de Arcópoli: “El Real Madrid y el Atlético se niegan a colaborar en la causa LGTBI”

ARCOPOLI

Rubén Lopez Díaz nació en la localidad toledana de Talavera de la Reina en 1979. Estudio Ingeniería de Telecomunicaciones, aunque se ha dedicado a trabajar en el sector de la geología. Además, desde hace unos cuantos años es uno de los activistas LGTBI más reconocidos en nuestro país, lo que también le ha supuesto insultos y amenazas en las calles y a través de las redes sociales. Con motivo del World Pride 2017, EL ROTATIVO entrevista al portavoz de Arcópoli para hacer balance de la cita y analizar la situación en la que se halla el colectivo LGTBI en materia de derechos sociales.

¿Qué es Arcópoli?

Es una asociación de la Comunidad de Madrid que trabaja en materia de igualdad LGTBI a nivel educativo, sanitario y con los delitos de odio estamos haciendo una gran especialización con el Observatorio de Madrid contra la LGTBfobia.

Lleváis trece años trabajando…

Sí, desde finales de 2004. Eramos una asociación que primero tenía su ámbito en la Universidad, en 2009 se amplía a la ciudad de Madrid y ahora estamos trabajando con ayuntamientos de la Comunidad.

A lo largo de los últimos años, os habréis enfrentado a infinidad a casos de todo tipo, todavía existen muchas agresiones, en las capas más jóvenes se produce acoso escolar por este asunto…

Sí, queda mucho camino por recorrer, especialmente en el mundo educativo y por eso damos muchas charlas en los institutos y tratamos bastantes casos de acoso escolar, a las personas les intentamos asesorar psicológicamente… También notamos que entre 2003 y 2014 empezamos a observar agresiones homófobas y entonces decidimos especializarnos un poco en eso para intentar dar una respuesta adecuada a las víctimas, para que se sientan arropadas y no se resignen a sufrir agresiones como ha ocurrido hasta ahora.

¿Qué queda por hacer en el ámbito educativo?

Queda por hacer todo porque los agresores son muy jóvenes, gente que ha nacido en los noventa, que ha vivido el matrimonio igualitario en los medios y aun así creen lícito agredir a una persona por su orientación sexual o por su identidad de género. Queda recuperar asignaturas como Educación para la Ciudadanía, hablar de valores en la escuela, no solo las asociaciones y en los colegios que el profesor hable de respeto, de igualdad, de orientación sexual, de identidad de género… que no provoque una risa en clase, que se hable de Federico García Lorca, de El Greco o de la presunta bisexualidad de Miguel de Cervantes. Se debe abordar con cotidianeidad para que cuando se trate el tema no resulte anecdótico o gracioso.

¿Qué ha supuesto que en los últimos años muchos famosos hayan reconocido su homosexualidad?

Ayuda muchísimo, los referentes son muy necesarios. Todo eso hace una labor muy importante porque se ve que hay otras personas como tú. El principal problema de las personas LGTBI cuando descubren su sexualidad es la soledad. Un chico negro cuando sufre racismo puede apoyarse en sus padres, un chico gay o una chica lesbiana primero tiene que salir del armario, con unos padres que en casi ningún caso son LGTBI. Los referentes siguen siendo muy importantes, puesto que nuestra visibilidad sigue siendo muy pequeña.

A veces el colectivo LGTBI se olvida de aquellas personas más desfavorecidas…

En el World Pride la pancarta que encabezaba la manifestación era la de Amlega, la asociación LGTBI de Melilla, clamaba por los derechos de los refugiados en dicho asunto. Quizá los medios no reflejen exactamente todas nuestras reivindicaciones, como las de nadie, y quizá seamos más duros con este activismo que con otros movimientos sociales o políticos.

Se ha avanzado muchísimo en los últimos tiempos, gracias a las asociaciones y a la política, pero tal vez también por lo que han alentado los medios de comunicación, se continúe creyendo que, en general, las personas LGTBI pertenecen a entornos adinerados y eso se traduzca en que a determinadas personas les cueste más salir del armario…

Eso creo que ya es cuestión de percepciones y de los medios de comunicación. Yo pertenezco a una familia muy humilde de Toledo, claro que no es comparable con algunas zonas del sur de España, tampoco es una zona rica. Soy de Talavera de la Reina y me encanta hacer activismo allí porque es bastante duro. Yo conozco a gente muy rica, futbolistas o cantantes que no van a salir del armario. La LGTBIfobia es muy transversal. Evidentemente, las personas ricas siempre tienen más oportunidades, pero no veo esa diferenciación que me planteas. Por ejemplo, en Arcópoli hay personas de todas las escalas sociales , todos somos visibles y sobre todo gracias a las redes sociales. Nuestra lucha a veces no está bien recogida. Se pueden hacer críticas, pero el avance que ha habido en los últimos cuarenta años ha sido espectacular. Habrá que sentarse y mejorar todo lo que haga falta, sin duda.

España es un referente mundial…

Sí, es uno de los cinco mejores países para ser LGTBI. He viajado a países de Europa, que es el mejor continente para vivir si eres LGTBI, y por ejemplo, no cambio la visibilización que tienen en Reino Unido con la visibilidad que hay en España, en Escandinavia o en Malta, muy avanzado en legislación y quizá no tanto socialmente. En España el partido conservador está más avanzado que en Francia, Italia o Alemania, quizá solo en Reino Unido esté tan avanzado como en España.

¿A qué se debe el éxito como sociedad en lo relativo a derechos LGTBI?

A lo mejor el venir de una posición tan difícil, nos ha hecho querer avanzar muy rápido. Desde que en 1988 se deroga la Ley de Escándalo Público, en 1991 se aprueba la Ley de Arrendamientos Urbanos, que incluye algunos derechos para parejas del mismo sexo, apenas se avanza nada hasta la apuesta en 2004 por el matrimonio igualitario. Los medios de comunicación han contribuido a esos avances, el cambio de las series de televisión adolescentes de los ochenta, de los noventa con Al salir de clase o del siglo XXI como Física o química  han tenido un impacto social, hacer ver una cotidianeidad de otras realidades sociales.

¿Qué balance harías del World Pride 2017?

Ha sido la más multitudinaria de todas las ediciones, las instituciones se han implicado, han salido muchísimas pancartas, cincuenta y dos carrozas, el doble que el año pasado… Estaban implicados todos los partidos políticos firmando un compromiso para elaborar una ley LGTBI. Estamos con un nivel cuatro de alerta antiterrorista, con una Europa atenazada por el miedo al terrorismo. En Reino Unido o en Francia tenían miedo de celebrar el Orgullo y en España que llevamos fama de ser un país maltratado lo hemos hecho sin grandes incidentes. Ha habido una excelente seguridad y una coordinación por parte de todas las administraciones. El pasado sábado el metro de Madrid permaneció abierto por primera vez veinticuatro horas.

Algunos incluso aseguran que el Orgullo ya es equiparable a festividades tradicionales como San Isidro…

Está claro. Se lleva realizando desde 1978, está dando una imagen maravillosa de la ciudad de Madrid, una imagen de igualdad y de libertad que hace que mucha gente vaya a la ciudad. Ese Madrid libre donde todas y todos cabemos y podemos ser cada uno lo que queramos. Quizá es una fiesta que nos refleje mucho más a todos que alguna fiesta religiosa. Todos estamos a favor de la igualdad. A mi una fiesta religiosa me parece muy bien, pero a lo mejor hay quienes no se sienten identificados con ellas. El Orgullo se empieza a considerar como una fiesta muy propia de Madrid, de hecho, hay capitales europeas que esperan a conocer la fecha del Orgullo en Madrid para convocar el suyo. Se ha convertido en algo icónico.

¿Entiendes que pueda molestar que el Partido Popular se sume a las celebraciones del Orgullo?

Por supuesto. Es como cuando molestó que se sumara Ciudadanos después de que Albert Rivera pronunciase unas palabras desafortunadas en 2009 y ahora ha cambiado  totalmente de actitud y se ha sumado a casi todas nuestras políticas. Sucede lo mismo con el Partido Popular,  interpuso un recurso contra nuestra dignidad, pero lleva seis años en el poder y no han intentado cambiar la ley.

Es verdad que el PP nunca ha pedido perdón por aquello, tampoco el PSOE o IU por no hacer nada cuando pudieron. Incluso Izquierda Unida tiene referentes como el Che Guevara o el Partido Socialista a un homófobo como Enrique Tierno Galván. Vale que el Partido Popular tuvo un presidente fundador muy homófobo como Manuel Fraga, pero hay una evolución. A Zapatero nadie le ha pedido nunca que pidiese perdón cuando en 2004 puso en duda la posibilidad de permitir que adoptaran las parejas homosexuales. Nuestra labor como activistas es conseguir que se avance. Que el Partido Popular estuviese en la celebración del Orgullo es un avance, coloca a España y a sus partidos a un nivel muy superior con respecto a países como Alemania o Italia.

¿Hay más oportunismo o convicción por parte de las instituciones?

En temas LGTBI como con cualquier otro compromiso siempre hay oportunismo.Habría que ver si hay más de oportunismo o de convicción. Es como cuando una empresa quiere sacar la bandera LGTBI y luego no trabajar en la materia. Nosotros llevamos varios años intentando colocar la bandera en Alcorcón y esta vez se ha colocado de una forma que no se ha visto. Luchamos para que las políticas no se queden solo en el gesto.

Ya han salido del armario trabajadores de casi todas las profesiones, incluso policías y guardias civiles ¿Acabarán sumándose futbolistas y toreros?

Quien está dentro del armario es una víctima. Yo no pido que nadie que esté en el armario salga, pido que su entorno cambie. Nadie es culpable de no decir lo que es. Si un cantante no lo reconoce quizá es porque le han hecho firmar un contrato que se lo impide. No buscamos mártires que se sacrifiquen, sino personas conscientes y coherentes que colaboren en la causa.

Por supuesto, salir del armario siempre es recomendable, pero no lo exigimos. No soy quien para decirle a alguien que es mejor en su vida personal y profesional. Yo me encargo de la Federación Estatal LGTBI del Deporte y es un campo muy complicado, hay enorme cerrazón. Francamente hay un problema grave cuando de los 500 futbolistas de Primera División ninguno se atreva a reconocer que es homosexual, ni siquiera alguno retirado. Luego se comenta que no tienen porque hablar de su vida personal, pero conocemos la vida de todos ellos. Desde hace años me sé la vida de Guti, de Nymar, Guardiola y ahora se acaba de casar Messi.

Se puede hablar de la vida personal, salvo cuando es gay. No se trata de exhibirla,  sino de algo natural y cotidiano como cualquier hetero. Habría que preguntarse por qué un futbolista no puede hacer eso si no es heterosexual. En la liga francesa o en la alemana se ha denunciado que a los futbolistas se les obliga a tener una acompañante e incluso casarse con ella. Hace tiempo pensaba que saldrían del armario, últimamente no soy tan optimista. No veo avances. En el Leganés, el Rayo o el Guadalajara se están haciendo gestos, no sé si luego siguen en realidad un protocolo.

Arcópoli contactó este año con el Atlético y el Real Madrid y ambos nos dijeron que no querían tratar ese tema. Pueden hacer partidos contra el racismo, contra la drogadicción, contra la violencia de género y no sobre el asunto LGTBI. Ambos dijeron que no lo iban a abordar. Con la policía se ha avanzado muchísimo en los últimos diez años y la Guardia Civil en redes sociales  está dando una imagen muy buena, luego en el trato diario no lo veo tan claro. El Mister Gay de este año es un cabo del ejercito…

En el panorama de la música, no veo demasiados avances y había cantantes más rompedores en la década de los ochenta. Salir del armario cuesta muchísimo a cada persona y las celebridades todavía no ganan nada saliendo.

¿Qué aconsejarías a los jóvenes que no se atreven a salir del armario y querrían vivir de forma abierta su sexualidad?

Les diría que no tengan miedo, que hay mucha gente como ellos. Es difícil decirlo cuando yo salí del armario con veintiún años, pero ahora están un poco mejor las cosas. Que tampoco hagan ninguna barbaridad, pero que no sacrifiquen su vida porque solo se vive una vez. Si vives una vida que te imponen no estás viviendo la tuya  y luego se van a arrepentir. Aconsejo contarlo a las personas que sepan que no les van a fallar y a partir de ahí  que sean fuertes.

Samuel Riad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *