Reino Unido salta contra España por Gibraltar

El derecho de veto de España en la negociación de las relaciones con Gibraltar tras el Breixit, anunciado el presidente del Consejo Tusk, ha reavivado la tensión entre Reino Unido y España por esta cuestión. Ante la posibilidad de España de controlar la soberanía del Peñón, políticos y periodistas británicos han saltado con graves amenazas e insultos contra nuestro país.

El 95’9% de los gibraltareños votó a favor de la permanencia en la Unión Europea, sin embargo, como parte del Reino Unido, deben aceptar la salida del grupo, lo que deja al peñón en una situación delicada. El futuro de Gibraltar parece no ser una prioridad para Theresa May, que ni si quiera mencionó al peñón en la carta enviada a Bruselas para dar inicio a la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

El exministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, defiende desde hace meses establecer la cosoberanía en el Peñón, es decir, que el territorio fuera británico y español a partes iguales. García Margallo defiende que el Breixit es “la mayor oportunidad desde Utretch” para recuperar este territorio perdido hace más de 300 años. Sin embargo, el equipo del actual ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha preferido moderar el tono y evitar usar el término “cosoberanía”. “No hay ninguna base para perder los nervios”, añade Dastis.

La opción de derecho a veto de España y esta opción de cosoberanía propuesta desde España han suscitado una lluvia de improperios y amenazas por parte de sectores de la prensa y la política británicas. La primera ministra, Theresa May, ha optado por emplear un tono más pacificador al tratar esta cuestión. May ha defendido que no negociará sobre la soberanía de Gibraltar sin el consentimiento de sus habitantes y que “la posición del Reino Unido no ha cambiado respecto al tema de Gibraltar”.

El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ha tachado a España de “matón” y ha criticado la actuación de Tusk de permitir el derecho a veto de España comparándole con un “marido cornudo”. Picardo ha evitado criticar a May por no incluir a Gibraltar de la misiva enviada a Bruselas. El ministro principal del Peñón ha recordado su oposición a la propuesta de cosoberanía: “lo vamos a negar siempre, hoy y en el futuro”.

Las amenazas más graves han llegado por parte del ex líder conservador Michael Howard, que ha asegurado que May iría a la guerra para defender Gibraltar. El político ha recordado la intervención de Tatcher en las Malvinas para sostener su posición: “Hace 35 años, otra mujer y primera ministra mandó una fuerza de choque a la otra punta del mundo para defender la libertad de otro pequeño grupo de británicos contra otro país de habla hispana… Estoy absolutamente convencido de que nuestra ‘premier’ mostrará la misma resolución”. Al ser preguntada May por estas declaraciones, la Premier se ha limitado a reírse.

Sin embargo, las graves amenazas de Lord Howard le han costado el rechazo en su propio país. El diario conservador “The Times” ha acusado a Howard en su editorial de “insultar a España”. Aunque para insultos, los que ha disparado Kelvin MacKenzie, exdirector y actual columnista del diario “The Sun”, que en su artículo de opinión ha llamado “follaburros” a los españoles y ha bromeado con el alcohol como causante de la disputa: “se les está subiendo el Rioja con Gibraltar”. En su artículo también incluye una serie de propuestas contra España, como “un impuesto especial al Rioja” o echar del territorio a los 125000 españoles que trabajan en Reino Unido.

Por si fuera poco, en el mismo número del diario, incluyen un póster con el mensaje “Manos fuera de nuestra roca”, tanto en inglés como en español, acompañado de una ilustración del Peñón con la bandera británica. Desde The Sun, el diario más vendido del país, aconsejan ponerse el poster como salvapantallas en el ordenador o en los teléfonos móviles.

El exministro conservador Norman Tebbit ha acusado a España de estar “jugando con fuego”, y ha sugerido a May un método para provocar a nuestro país: “Si yo estuviera en el Número 10 (de Downing Street, residencia oficial de la primera ministra), creo que haría saber a Madrid que me planteo invitar a Londres a líderes del movimiento independentista catalán, o incluso que estoy pensando en llevar a Naciones Unidas su deseo de independencia”.

El caso contrario es el del exministro británico Peter Hain, que comparte con Margallo la idea de establecer la cosoberanía como solución al conflicto. “Un acuerdo de soberanía compartida es para que ganen todas las partes en la disputa”, comenta Hain en el diario The Guardian. El exministro ha asegurado que los gibraltareños no perderían sus tradiciones y administraciones, “la única concesión que los gibraltareños tendrían que hacer es poner una bandera española”, recalca Hain.

En medio de este cruce de declaraciones, el pasado miércoles Gibraltar se quejó por la presencia de un patrullero de la Armada española cerca del Peñón. Las autoridades españolas afirman que se trata de una operación “rutinaria de los espacios marítimos de soberanía española”, mientras que desde el Peñón lo tachan de “incursión ilegal del patrullero de la Armada Infanta Cristina en las aguas territoriales británicas de Gibraltar”.

Ignacio López Soláns

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *