Recuperadas dos misivas de Santa Teresa de Jesús

Teresa de Jesus | Wikipedia
Teresa de Jesus | Wikipedia

La historia comienza con una incautación producto de la operación Camarín. Esta se inicia en marzo de este año a raíz de la sospechosa venta de una pintura de especial valor al pertenecer al convento de San José Medina de Rioseco, ubicado en Valladolid y relacionado con las Carmelitas Descalzas.

Varios cuerpos comienzan a tirar del hilo siendo el primero el SEPRONA que a su vez contacta con el Servicio de Ordenación y Protección de la Dirección General de Patrimonio Cultural, el Servicio Territorial de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León en Valladolid, el Museo Provincial de Valladolid «Fabio Nelli», la Diputación Provincial de Valladolid y de la Delegación Diocesana de Patrimonio del Arzobispado de Valladolid. Así lo detalla el gabinete de prensa de la Guardia Civil.

Las pesquisas llevan a los agentes a la casa de subastas donde se realiza la compraventa y a un anticuario que habría tasado las obras además de manipular datos de las mismas con objeto de que no fueran localizadas. Desde este punto se habrían distribuido otras 7 obras de manera ilícita. Todas las obras mencionadas pertenecen a una colección compuesta por 174 unidades de las cuales 28 se encontraban datadas pero desaparecidas. Entre las encontradas, otras obras en distintos edificios institucionales halladas a través de la información del registro, el cuadro inicial entregado por el comprador y la entrega de cuatro piezas por las monjas del Monasterio del Corazón de Jesús y San José, la colección se ha ido completando.

Destacan dos cartas manuscritas autógrafas de Santa Teresa de Jesús dirigida una de ellas al fraile Jerónimo Gracián. Contaba ya la autora con 60 años habiendo desarrollado una amplia producción bibliográfica. Se indica que el fraile compartiría su repulsa por cuestiones como el nicolasismo o la simonía, grandes males de la Iglesia también en tal tiempo.

Inmersos en un conflicto entre órdenes, ambos contaron con notorias dificultades. Jerónimo Gracián, con quien se ha teorizado que Teresa de Jesús mantendría una relación sentimental, terminó sus días en Bruselas (1614) dada la persecución a la que fue sometido. Así lo narra en La peregrinación de Anastasio (1605).

Gracias a esta operación se ha ampliado el catálogo de obras disponibles para estudio ofreciendo nuevas posibilidades de trabajo sobre textos referentes a una de nuestras grandes autoras.

Cristina Gimeno Calderero

2 thoughts on “Recuperadas dos misivas de Santa Teresa de Jesús”

  1. Dos observaciones: el poema “Hombres necios que acusáis” no es de Teresa de Jesús sino de Sor Juana Inés de la Cruz; las dos cartas recuperadas no son nuevas, ya eran perfectamente conocidas y se pueden encontrar en cualquier edición del epistolario teresiano. Solo los autógrafos de dichas cartas estaban, desde 2005, en paradero desconocido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *