Pujol Jr., el primero de la familia en entrar en prisión

Jordi Pujol Ferrusola (c), el primogénito del expresidente catalán, comparece en la Audiencia Nacional. (EFE)Jordi Pujol Ferrusola ha sido enviado a prisión acusado de blanquear hasta 30 millones de euros ya estando imputado. El primogénito de la familia Pujol será el primero en entrar a prisión después de años de investigación judicial. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ordenó su ingreso en prisión sin fianza esta semana.

Pujol Ferrusola ha sido acusado de blanqueo y contra la hacienda pública junto a sus padres y a sus seis hermanos. Según la resolución judicial de 14 páginas, Pujol Ferrusola mantenía entramados societarios con distintos testaferros y fiduciarios en México, Andorra, Estados Unidos, Paraguay, Argentina y Panamá “diseñados con la específica finalidad de blanquear capitales fuera de España y repatriarlos”

En un principio, según el magistrado, existían indicios que señalaban al primogénito como el gestor de las cuentas de la familia en Andorra. En los últimos días la investigación ha dado un giro y el juez José de la Mata sitúa a Jordi Pujol y a su mujer, Marta Ferrusola, como responsables principales en gestión de los fondos que la familia ocultó en Andorra. Este giro en la investigación se dio después de los registros en una de las viviendas de Pujol días previo al encarcelamiento de su hijo. Las cuentas eran trasladadas de Andbank a BPA para luego cancelarlas y ocultar los fondos a Hacienda. Toda la familia se vio beneficiada por los negocios del clan Pujol-Ferrusola. Aunque la gestión de las cuentas ha girado ahora en torno al padre, el auto recuerda que el hijo primogénito creó una sociedad en Panamá donde su madre, Marta Ferrusola, llevó sus fondos.

Como explica el auto, la decisión de entrar en prisión tiene la finalidad de “evitar la ocultación, alteración o destrucción de las fuentes de prueba relevantes para el enjuiciamiento, visto que se ha mantenido el peligro fundado y concreto de ocultación de pruebas”. El auto explica que “Pujol Ferrusola ha ido convirtiendo y transformando en el tiempo las distintas inversiones realizadas, para continuar las operaciones de blanqueo”. Según Pujol Ferrusola, los hechos venían del reconocimiento de deuda y garantía de operaciones desarrollada fuera de España. Estas declaraciones no convencieron al juez, pues el auto señala que los 11 millones que facturaron sus sociedades por asesoramiento y consultoría no fueron realizados. Así, tras la orden del juez, el hijo del expresidente catalán pasó una noche en la cárcel de Zuera en Zaragoza antes de ser trasladado a la prisión madrileña de Soto del Real.

Las aventuras del clan Pujol-Ferrusola continúan, pues son varios los procesos judiciales que la familia tiene abiertos. La Audiencia Nacional instruye una investigación sobre los fondos ocultos en Andorra y las actividades de los hijos del expresidente catalán que implica a toda familia. Por su parte, un juzgado de Barcelona investiga a Oriol Pujol por el supuesto amaño de adjudicaciones de la ITV y por el pago de comisiones mediante su esposa, Anna Vidal. La fiscalía pide cinco años y dos meses de prisión para él y una pena de tres a cuatro meses para su mujer. No obstante, la defensa y la fiscalía han puesto en marcha acuerdos para evitar el juicio y reducir la pena de prisión.

FOTO FAMILIAR: Barcelona, año 1986.- Jordi Pujol y su esposa, Marta Ferrusola posan con sus siete hijos: Mireia, a la dch. de su madre; Oriol, detrás; Marta; Josep, con camisa azul; Jordi; Pere y Oleguer. EFE.

Las declaraciones ante la Audiencia Nacional

Antes de ser enviado a prisión, Pujol Ferrusola declaró en la Audiencia Nacional, donde reconoció al juez José de la Mata el reparto del dinero con sus hermanos; luego, él mismo se encargaba de gestionarlo. Pujol Ferrusola confesó que entre los hermanos no hablaban de la gestión y señalo a Mireia Pujol como la que obtuvo “más rendimiento”.

Explicó que, en una ocasión, el fallecido Bernardo Dominguez le entregó en Andorra en una bolsa hasta 900.000 euros: “En billetes de 500 ocupan poco”, dijo Ferrusola a la abogada del Estado, presente en el juicio. Durante la sesión, el hijo del expresidente catalán se comparó con un personaje de “La escopeta nacional”, interpretado por Saza, para justificar las inversiones fuera de España. Así, al igual que el personaje, dijo que era un fabricante de interfonos que “no consigue vender ni uno y acaba pagando la fiesta”. A través de esta comparación trató de contestar a la pregunta de una de las fiscales sobre el fracaso de algunas de las inversiones en México con el empresario Carlos Riva Palacio, que aseguró tener una deuda económica con él por varios proyectos.

El inicio del caso

El destape de la trama corrupta de la familia Pujol se sitúa en el año 2012. La expareja de Jordi Pujol Ferrusola, Victoria Álvarez Martin denunció ante la UDEF (Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional) hacía numerosos viajes a Andorra con bolsas cargadas de dinero que ingresaba en bancos. A partir de las investigaciones, algunas de ellas filtradas a los medios de comunicación, se descubrió que Pujol Ferrusola tenía numerosas sociedades millonarias en el extranjero cuando su empresa en España se presentaba en quiebra para Hacienda. El origen de los fondos sigue en investigación, pero se sospecha que procedía de contratas, comisiones, etc. Los fondos se guardaban en paraísos fiscales a través de una red de testaferros (con el fin de ocultar su identidad) de varios países centralizados en Andorra, donde se ingresaba el dinero en efectivo. A continuación, blanqueaban los fondos a través de inversiones en obras y mediante la compra de grandes complejos.

Miguel Nadal Barón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *