Puigdemont no convoca elecciones y aboca a Cataluña al 155


El presidente de la Generalitat ha descartado la convocatoria de elecciones después de asegurar que unos comicios revisados por el Gobierno central no tendrían garantías. De esta manera, Puigdemont deja en manos del parlamento la Declaración Unilateral de Independencia, que podría votarse este viernes, y da al senado vía libre para la aplicación del artículo 155.

El ejecutivo catalán ha calificado el 155 como una medida “abusiva e injusta que busca erradicar no sólo el independentismo sino toda la tradición del catalanismo” y ha insinuado una “actitud vengativa” del Estado por verse “derrotado” el 1 de octubre. Sobre el gobierno de Rajoy, el president ha criticado que “se les permite su absoluta irresponsabilidad”. “Es la lógica de una política hecha a base de clamores como el ‘a por ellos’ en vez de una basada en el ‘con ellos'”, ha señalado. La medidas del 155 podrían llegar este sábado después de la aprobación del senado: El cese del Govern y la limitación y control de la actividad del parlament. Por otro lado, la Fiscalía plantea presentar una querella por rebelión contra todo aquel que participe en la aprobación de una declaración de independencia de Catalunya. Sin embargo, el órgano se muestra esperanzador y confía en que no llegue el momento de tener que ejecutar esas acciones.

La jornada parlamentaria del jueves estuvo caracterizada por los cambios de ruta constantes. Por la mañana, los más probable era que Puigdemont convocara elecciones. No obstante, conforme las horas fueron pasando, la idea de unos comicios fue descartada. Así lo pactó con todo el Govern. Las reacciones del independentismo han sido muy variadas y la fractura en el movimiento comienza a ser notable. ERC ha amenazado con romper los acuerdos y el PDeCAT ha hablado de “golpe de Estado del nacionalismo español contra las instituciones de Cataluña”.

PSC, PP y Ciudadanos siguen pidiendo las urnas. Arrimadas, líder de la oposición en el parlament por ciudadanos, ha acusado al president de “antidialogante” y ha pedido “dar voz a los catalanes con nuevas elecciones”. El portavoz del PSC, Iceta, ha recriminado a Puigdemont que debería haber acudido al Senado en vez del Parlament. “Evitar la aplicación del artículo 155 está en sus manos y puede contar con nosotros para hacerlo”, ha sentenciado. Por el momento, ante los último pasos del ejecutivo catalán, el PSOE ha retirado la enmienda para paralizar el artículo 155 “por la propuesta de Junts pel Sí y por la falta de diálogo del Govern de la Generalitat”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *