Primarias PSOE: hablan los militantes mas jóvenes

El PSOE se encuentra posiblemente en uno de los momentos mas relevantes de su extensa historia. Con las primarias que se celebrarán el domingo, el histórico partido decidirá hacia donde se encaminará su futuro a medio y largo plazo. Ante un acontecimiento de tal envergadura, en EL ROTATIVO hemos querido preguntar por su opinión a militantes jóvenes de las tres candidaturas presentadas a los comicios internos. Oscar G. Jurado, por Susana Díaz, Ruben Navas, por Pedro Sánchez y Daniel Martin, por Patxi López, relatan en las líneas que se suceden a continuación su particular visión sobre la contienda socialista.

Antes de comenzar, me gustaría que os presentárais…

Oscar G. Jurado: Mi nombre es Óscar G. Jurado. Natural de Puente Genil, un pueblo al sur de la provincia de Córdoba. Licenciado en Filología Inglesa. Opositor de Educación por la mañana, profesor de inglés por la tarde. Militante del PSOE, Secretario de Organización de las Juventudes de mi pueblo, Puente Genil. También estoy en la ejecutiva provincial como coordinador Comarcal por JSA Córdoba.

Ruben Navas: Soy de Navalcarnero, Madrid. Estudio Ciencias Políticas y Gestión Pública en la Universidad Rey Juan Carlos. Actualmente soy secretario general de Juventudes Socialistas de Navalcarnero.

Daniel Martin: Nacido en Zaragoza, graduado en Enfermería por la Universidad de Zaragoza, militante de las JSE desde 2011 y del PSOE desde 2014; además soy Sº de Igualdad y Comunicación de las Juventudes Socialistas de la Provincia de Zaragoza desde el pasado noviembre. Formo parte de la Plataforma de Apoyo a Patxi López para Secretario General del PSOE.

¿Cómo está siendo vuestra experiencia militando en el PSOE? ¿Por qué decidisteis afiliaros? ¿Os lo imaginabais así?

O.G.J: Gratificante y muy constructiva. Pertenecer a una organización con más de 130 años de historia, conocer y trabajar junto a grandes compañeras y compañeros; y formar parte del partido más transparente y democrático de nuestro país es, cuando menos, una experiencia muy positiva. En mi casa siempre he respirado, he sentido ese espíritu socialista. Tanto mis abuelos como mis padres me transmitieron los valores socialistas. Si tuviese que elegir un momento, diría que fue durante la etapa de J. L. Rodríguez Zapatero cuando tuve realmente claro que quería formar parte de esta gran familia que es el PSOE. Una ilusión y una entrega que continúa hasta el día de hoy gracias, en gran medida, a Susana Díaz.

R.N: Mi experiencia está siendo muy positiva. Yo estoy afiliado en Juventudes Socialistas en 2013 y en el PSOE desde 2015. Durante estos años he aprendido muchas cosas y conocido a gente estupenda. Decidí afiliarme porque en los años 2012-2013 estaba viviendo la política de recortes del Partido Popular y me sentía con la necesidad de hacer algo.

D.M: Decidí afiliarme al PSOE hace 3 años, tras la celebración del XXXVIII Congreso Extraordinario, porque lo consideraba la mejor herramienta para cambiar la sociedad y la plataforma política que más me representaba como joven de izquierdas. Hoy sigo pensando lo mismo. La mía es una experiencia buena con el PSOE y su vida interna en la que, tal vez, han sobrado en ocasiones esos momentos de tensión interna que son igualmente inevitables en cualquier organización democrática.

Sois jóvenes, pero el PSOE, y así lo acreditan los datos, ha perdido buena parte del apoyo entre el ámbito juvenil ¿A qué lo atribuís? ¿Puede un partido histórico como el PSOE recuperar el voto joven?

O.G.J: Es cierto que nuestro partido ha visto como muchos jóvenes nos han dado la espalda, los datos así lo demuestran, y han optado por otras nuevas formaciones. La denostación, el desprestigio que ha sufrido la clase política y las instituciones han originado un rechazo entre los jóvenes hacia la política. Pero esto tiene solución y se hace desde los gobiernos, gobiernos como el que encabeza Susana Díaz en la Junta de Andalucía, apostando por los jóvenes y las políticas de juventud. Se hace fraccionando los pagos de las matrículas universitarias hasta en 10 plazos, se hace dando becas a los estudiantes para que puedan obtener el B1, se hace reduciendo el precio de los másters, se hace con un Sistema de Garantía Juvenil y Emplea J@ven que facilite y abra la puerta de la vida laboral a los más jóvenes o se hace, como se ha anunciado hace unos días, con una ayuda de más de 20.000 euros para que podamos estudiar y emprender. Susana siempre ha demostrado que los jóvenes no somos el futuro sino el presente. Por lo tanto, si apostamos, apoyamos y damos todas estas oportunidades a los jóvenes, por supuesto que volverán a confiar en nosotros como ya lo hicieron anteriormente.

R.N: El PSOE ha dejado de ser el partido de los jóvenes porque ha dejado su espacio a otras formaciones políticas debido a la incoherencia que ha tenido. Después de los ajustes del gobierno de Zapatero en 2010 y la pérdida de discurso en la oposición, el PSOE fue perdiendo a los jóvenes. Y ahora con la abstención, aún mas. El PSOE no puede, debe recuperar el voto joven y urbano y volver a ser el partido de los jóvenes. Desde luego no podemos recuperar ese voto si continuamos apuntalando al PP.

D.M: El PSOE es un partido que, por cuestiones como el contar con 138 años de historia y el de ser el partido que más años ha gobernado este país en los periodos democráticos de 1931 a 1936 y desde 1975 hasta la actualidad, puede haber sido considerado un partido clásico o, despectivamente, viejo,     especialmente por la juventud. Pero el PSOE ha sido hasta hace poco el partido que más jóvenes atraía, con el mismo historial con el que cuenta ahora, y puede volver a conseguirlo conjugando esa experiencia vital e institucional con la emoción de un proyecto ilusionante  como el que encarnó José Luis Rodríguez Zapatero hace no tanto. El PSOE necesita reivindicarse más que reinventarse.

A esta pérdida de apoyo entre los jóvenes, se une también la desconfianza de parte del electorado progresista según algunos sondeos ¿Sigue siendo de izquierdas el PSOE? ¿Es todavía, como se afirmaba hace años, “el partido que más se parece a España”?

O.G.J: El PSOE es un partido progresista, un partido de izquierdas. Siempre lo ha sido y sus políticas lo avalan. Sólo tenemos que ver las medidas que se están tomando en Aragón con Javier Lambán, en Extremadura con Guillermo F. Vara, en la Comunidad Valenciana con Ximo Puig, en Castilla La Mancha con Emiliano G. Page, en Baleares con Francina Armengol y en la propia Andalucía con Susana Díaz. Allí dónde el PP y sus políticas hicieron tanto daño cuando gobernaron, el PSOE está revirtiendo todas esas injustas medidas que no hicieron más que recortar en derechos y libertades, y lo está llevando a cabo como siempre hemos hecho, apostando por la educación, la sanidad, la igualdad y las políticas sociales.

R.N: El PSOE es de izquierdas, pero muchos de sus actos no lo han sido, desgraciadamente. No podemos hacer una cosa en la oposición y luego otra en el gobierno con la excusa de la moderación o el consenso. El PSOE debe ser igual de valiente en el gobierno, como lo es en la oposición. No podemos fallar a la gente ni engañarles, como ha sucedido ahora. Nos presentamos el 26J diciendo Sí al cambio y no a Rajoy, y al final le hemos regalado el gobierno.

D.M:  El Partido Socialista continúa siendo un partido de izquierdas, porque nunca ha dejado de serlo. La diferencia con el resto de partidos de izquierdas que pueden permitirse atacar al PSOE por “ser de derechas”, es que el PSOE es un partido de izquierdas y además un partido de gobierno, que se enfrenta a la realidad y propugna y consigue su cambio, más allá de limitarse a promulgar planteamientos teóricos de cómo serían las cosas si estuviera en el poder. Ideológicamente, el/la español/a medio/a, se continúa situando casi en la misma posición que otorga al Partido Socialista en esta escala y, además, sigue viendo al PSOE como el partido que menos rechazo le provoca y que menos españoles/as no votarían jamás. Con que sí, el PSOE continua siendo el partido que más se parece a España y su ciudadanía.

Aunque sigue siendo un partido muy relevante en la escena política, al PSOE le ha salido un competidor por la izquierda llamado Podemos ¿Qué pensáis de la formación morada? ¿Tiene futuro a largo plazo? ¿Puede llegar a ser un buen aliado de los socialistas en pactos de gobierno?

O.G.J: Podemos es el partido del espectáculo y del esperpento. Llegaron a la escena política con el fin de revolucionarla, de cambiarla; atrajeron el voto de muchos desencantados pero se han quedado a medio gas, en la más absoluta indiferencia. Siguen en una campaña electoral contante;absolutamente perdidos y sin rumbo en la vida parlamentaria. No están sabiendo dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos, entre tanto show parecen haberse olvidado de los problemas y necesidades de aquellos que les votaron. Prefieren fletar un autobús que hacer política en el parlamento. Como bien dice mi compañera Susana Díaz, representan a la política inútil, a la izquierda inútil. Se acercan a los problemas simplemente para manipular y sacar rédito político. La verdadera política de izquierdas, la verdadera izquierda útil es la que cambia y transforma la vida de las personas, y eso en este país solamente lo hace el PSOE.

R.N: Podemos ha sabido recoger el voto descontento del PSOE. Los votantes de Podemos son los hijos y nietos de los votantes y militantes socialistas. Podemos tendrá futuro si el PSOE no es capaz de volver a recuperar a sus ex votantes que se han ido a Podemos, y seducir a esos jóvenes que votan a Iglesias. De momento, Podemos está en las instituciones, y debemos llegar a entendimientos para gobernar. El PSOE siempre ha gobernado con IU y partidos de izquierdas en ayuntamientos y CCAAs, desde hace 30 años, ahora no se llama IU, se llama Podemos, pero el fondo es el mismo.

D.M:  La idea de Podemos surgió como canal de aquella frustración que se generó en la izquierda con el Partido Socialista por el último gobierno de Zapatero, que tuvo que enfrentarse a la explosión de la mayor crisis económica y financiera del último siglo y a su momento álgido. Ésa fue la idea de la gente que se adhirió al proyecto pero, la idea de quien lo forma y lo formó, no fue más que la de Anguita hace algunos años: acabar con el PSOE y ocupar su lugar. A la vista está que el proyecto de Podemos ha fracasado, no ha acabado con el PSOE ni ha cambiado ninguna realidad, ha preferido limitarse a ocupar los platós de televisión, a dar el espectáculo y a poner en jaque los gobiernos de progreso a lo largo de España, antes que mejorar la vida de la ciudadanía desde la oportunidad que le dan las instituciones. Será un buen aliado de gobierno si quiere asumir la responsabilidad de serlo, cosa que aún no ha sido así (desde Aragón podemos dar larga muestra de ello).

Mientras la izquierda se divide, el ejecutivo de Rajoy, sumergido en casos de corrupción y efectuando políticas de austeridad, sigue generando grandes apoyos entre los ciudadanos ¿Ya no hay alternativa al PP?

O.G.J: Esa es la cuestión. ¿Cómo el PP más infame, en sus horas más bajas, cercado por la corrupción, consigue ganar las elecciones con 52 escaños por encima de nuestro partido? Aquí es donde reside el problema en el cual se encuentra el PSOE en estos momentos. Necesitamos un cambio de rumbo, dejar atrás esos nefastos resultados y comenzar una nueva etapa. Un tiempo nuevo donde el PSOE sea la alternativa al PP. El PSOEes un partido de gobierno y, no me cabe duda, que lo volverá a ser pronto y los ciudadanos nos devolverán su confianza. Para ello será fundamental lo que decidamos el 21 de mayo.

R.N: Ahora mismo el único partido que podría ser alternativa al PP éramos nosotros pero como dice el refrán, “no se puede estar en misa y repicando”. No puedes regalarle el gobierno gratis al señor Rajoy y después criticarle sus acciones, cuando indirectamente, son por acción u omisión tuya.

D.M:  Continúa habiendo una alternativa al Partido Popular que se llama Partido Socialista Obrero Español, y esa alternativa se ha demostrado en Aragón, en el País Valenciano, en Andalucía, en Baleares, en Sevilla, en Valladolid, con Felipe González, con José Luis Rodríguez Zapatero… gobiernos y gobernantes que han demostrado por la vía de los hechos que la alternativa a la derecha “popular” es la izquierda socialista. Pero, para seguir demostrándolo, necesitamos que llegue la calma interna y que a nuestros posibles socios para generar el cambio, lo que realmente les preocupe, sea cambiar la realidad española y no solo ocupar espacio en las televisiones y acabar con el PSOE.

Entremos en harina. El PSOE se encuentra en un momento trascendental. Las primarias del domingo decidirán, no solo al secretario general, sino también un modelo de partido ¿Cómo observáis el proceso desde dentro? ¿Sentís una responsabilidad mayor ante tal acontecimiento?

O.G.J: Está siendo muy emocionante. El partido está completamente movilizado con este proceso de primarias. Es un lujo que se haya abierto un proceso así dentro del PSOE, donde los militantes podemos opinar y expresarnos con total libertad. Tenemos una importante responsabilidad en nuestras manos porque lo que votemos el día 21 de mayo va a marcar el rumbo definitivo de nuestro partido. Tenemos que ser conscientes que al PSOE ya no le quedan más oportunidades y que el domingo se la juega. Nos jugamos abrir un nuevo ciclo como partido de gobierno, referente de la izquierda en este país; o pasar a la más absoluta indiferencia reviviendo y volviendo a los dos peores resultados de nuestra historia.

R.N: Las primarias del PSOE están siendo las mas importantes, en mi opinión, de la historia. Nos jugamos el futuro y el proyecto del PSOE. Hay que elegir entre el modelo de partido de la abstención y el del no a Rajoy. Hay que elegir entre dar mas poder a los militantes o dárselo a los barones. Hay que elegir entre el PSOE del siglo XX o el del siglo XXI.

D.M:  Este proceso de Primarias, debido a los antecedentes y al momento histórico, se está viviendo con una tensión interna y externa excesiva. Los procesos internos deben de servir para confrontar visiones entre compañeros desde el respeto y la fraternidad, para cerrar filas una vez que el último voto se cuente y las urnas se cierren. Confío en poder decir que ha sido así el próximo lunes, es responsabilidad de cada uno/a el conseguirlo.

Representáis sensibilidades distintas ¿Es positivo que existan diversidad de opiniones bajo unas mismas siglas? ¿Aporta pluralidad o creéis que contribuye a difuminar el mensaje común?

O.G.J: Es positivo y es democrático. Estamos bajo unas mismas siglas y no me cabe duda de que todos somos socialistas. La libertad, la igualdad, la solidaridad y la justicia social son nuestra bandera. Es sano y enriquecedor que dentro de una organización existan diferentes ideas y puntos de vista a la hora de gestionarla. Si esto no se produjese, esto no sería el PSOE ni sería un partido progresista. La opinión única e inamovible es cosa de otros partidos pero desde luego no del Partido Socialista.

R.N: Todo lo que sea diversidad, es positivo. Lo importante es saber comportarse. Cuando los militantes eligen a un secretario general, hay que apoyarle y colaborar con el. Lo que no podemos es cuestionar al secretario general desde los 15 primeros días, como ocurrió a Pedro Sánchez.

D.M:  Siempre que me preguntan por qué milito en el PSOE si discrepo en algunos de sus posicionamientos, suelo dar la misma respuesta: milito en el PSOE porque tengo unas ideas, no he adoptado mis ideas porque milite en el PSOE. Entiendo natural y positivo que haya diversidad de opiniones, es una garantía de que somos un partido democrático y diverso, que creo que es lo que ha hecho grande a este partido. Hay temas básicos en los que es lógico que no se discrepe, pero hay mil matices en otros tantos temas que es necesario debatir e intentar ver desde las diferentes visiones que podemos aportar entre todos y todas. Somos un partido diverso y dinámico pero creíble y firme en sus principios. Dicho esto, debemos de aplicarnos toda la militancia el cuento de que, el lugar para presentar esas discrepancias, son las Asambleas y no Twitter, tener más aprecio a nuestro partido que a conseguir un nuevo follow. El nivel de confrontación pública que vivimos en los últimos meses no se puede mantener.

Tras las inmensas turbulencias de los días previos a la salida forzada de Sánchez de la secretaría general, el partido parecía roto emocionalmente ¿Hubo un golpe de Estado, como afirman algunos militantes y votantes, o la decisión fue consensuada cumpliendo los procedimientos estatutarios? ¿Se hicieron las cosas bien?

O.G.J: El comité del 1 de octubre siempre lo recordaré como uno de los días más tristes como socialista. El escándalo y el bochorno allí vivido nos hizo mucho daño a todos los socialistas. En aquel comité no se produjo ningún derrocamiento o golpe de Estado, en absoluto. Lo que ocurrió fue una derrota de Pedro Sánchez. El que era Secretario General convocó al Comité Federal para votar sobre unCongreso exprés en 20 días en el cual se aseguraría su continuidad como Secretario Generaly perdió dicha votación. Además, esa semana había perdido el apoyo y la confianza de la mayoría de su ejecutiva. A consecuencia de todo esto, dimitió. Fue un día difícil y doloroso que esperamos jamás se vuelva a repetir en la historia de nuestro partido.

R.N: La teoría de que Pedro dimitió por que le apetecía es una mentira y un engaño. Los hechos fueron que 17 miembros de la CEF dimitieron a la vez, algo que estaba preparado y organizado desde antes del 26J. Pedro propuso que los militantes eligiesen un nuevo secretario general para acabar con la crisis de liderazgo y elegir la abstención o no. Y el Comité Federal no solo no quiso sino que nos impuso la abstención. La acción tenía como objetivo: controlar el partido con una Gestora para facilitar la candidatura de Susana Díaz, y dar el gobierno al PP.

D.M:  Ninguno de los procesos vividos desde el 1 de octubre, siendo más o menos cuestionables, se han alejado de la legalidad interna, con lo que no se puede hablar de un Golpe de Estado y menos en un país que sabe de primera mano lo que es. Las cosas se podían haber hecho de otra forma, pero ya está hecho, ahora toca mirar hacia delante y trabajar por evitar esos errores pasados.

Lo cierto es que desde entonces se han producido enfrentamientos dialécticos muy duros entre candidaturas e incluso compañeros con nombres y apellidos ¿Los ánimos están todavía caldeados? ¿Puede salir un partido unido tras el 22 de mayo?

O.G.J: Como todo proceso donde es mucho lo que está en juego, es lógico que nos dejemos llevar por la emoción, por la ilusión; pero hay ciertos límites que no deberíamos traspasar. Existen muchas formas de apoyar y defender a tu candidato. Desde la candidatura 100% PSOE estamos satisfechos porque hemos hecho una campaña limpia, constructiva; cerca de los compañeros y compañeras de todos los rincones del país, difundiendo y explicando qué PSOE queremos construir a partir del lunes. Sin embargo, ha habido bastantes insultos y descalificaciones por parte de alguna candidatura y eso no nos hace ningún bien. Ayudan a fracturar y desunir al partido. A pesar de todo y aunque ahora parezca complicado, estoy seguro de que a partir del 22 de mayo todos remaremos en la misma dirección para levantar al Partido Socialista.

R.N: Los ánimos están caldeados porque se ha creado una crisis innecesaria. Los militantes se sienten engañados. No puedes darle primarias y luego no respetar la voluntad de la militancia. El PSOE saldrá unido si algunos respetan la decisión de las urnas y dejan de enredar por detrás del secretario general, como ha ocurrido.

D.M:  No solo puede sino que debe de salir un partido unido. Si quien gane estas Primarias no entiende que los 190.000 militantes del PSOE y de las JSE remamos hacia el mismo lado y que hay que contar con todos y todas, es que no ha entendido nada. Como dice Patxi López, las Primarias no se tratan de armar ejércitos, porque eso demuestra que lo que se busca es la guerra. Saldremos unidos si, además de Primarias, nos autoinculcamos el espíritu de Primarias.

Entrando en el detalle, tanto Susana Díaz, como Patxi López y Pedro Sánchez son candidatos que no dejan indiferente ¿Qué destacaríais de cada uno?

O.G.J: Pedro Sánchez en estas primarias representa al pasado del Partido Socialista, a una etapa que terminó el pasado octubre. Fue durante dos años el Secretario General de nuestro partido y con él cosechamos dos derrotas electorales consecutivas con los peores resultados de la democracia. Su tiempo ya pasó y no podemos olvidar que nuestro partido, nuestras siglas siempre deben prevalecer por encima de los intereses personales e individuales. No podemos retrotraer al PSOE siete meses atrás. Patxi López es un gran compañero y su trayectoria dentro del partido y al frente del gobierno vasco le avalan. En esta ocasión no compartimos proyecto pero sí ideología y valores. La campaña desde su candidatura ha sido impecable y estoy seguro de que Susana, tras ganar la primarias, le integrará en su equipo. Susana quiere rodearse de los mejores, vengan de donde vengan, y con certeza él será uno de ellos. De Susana Díaz podríamos decir que es la esperanza del Partido Socialista en estos momentos. Una compañera trabajadora, con garra, con fuerza; cercana y con carisma, con personalidad; conocedora del funcionamiento de la organización por la cual se ha dejado la piel desde que militaba en las Juventudes Socialistas. Su trabajo y sus políticas al frente de la Junta de Andalucía son todo un referente en las políticas de izquierdas en nuestro país. Andalucía es claramente una muestra de que otro modelo de país es posible. Nuestra compañera Susana Díaz es lo que necesita el partido en estos momentos para que volvamos a la senda de las victorias, para que volvamos a tener un PSOE ganador, que gane elecciones diez puntos por delante del PP y veinte por delante de Podemos. Y, cómo no, para que sigamos rompiendo techos de cristal y por primera vez en nuestra historia una mujer se convierta en la Secretaria General del Partido Socialista.

R.N: Lo que destaco de Pedro es su coherencia y credibilidad. Actualmente es algo que todos echamos de menos en la política. Pedro se presentó a las elecciones con un posicionamiento, y para llevarlo hasta el final, tuvo que dimitir y quedarse en el paro. Sacrificó su escaño por mantener su palabra.

D.M: Los tres son socialistas que han aportado mucho al PSOE y tienen mucho que aportar todavía, pero hay un choque de trenes en ciernes que considero que dos de ellos no pueden evitar.

Aunque el personalismo siempre resulta importante en política, el mensaje y el programa pueden decidir unas elecciones ¿Cuál creéis debe ser el modelo de país que ha de defender el PSOE lidere quien lidere?

O.G.J: El modelo de país sería el que se acordó en la Declaración de Granada de 2013. Modificar la constitución hacia un modelo federal, es decir, más autonomía para las comunidades autónomas pero siempre respetando la unidad de España y garantizando la igualdad de derechos entre todos los españoles vivan donde vivan.

R.N: El modelo de país que defendemos los socialistas, es parecido en todas las candidaturas. El problema viene en las formas y la estrategia.

D.M:  El de una democracia federal que haga bandera de sus logros sociales en derechos y libertades y continúe profundizando en ellos; que respete sus diferencias y trabaje por eliminar sus barreras. El modelo de país que defiende la socialdemocracia de Olof Palme, de Willy Brandt…

Para concluir, y haciendo un ejercicio de honestidad ¿Quién pensáis que ganará las primarias el domingo y por qué? ¿Qué debería ocurrir a partir de entonces?

O.G.J: No me cabe duda de que Susana Díaz ganará el domingo las primarias y se convertirá en la nueva Secretaria General del PSOE. En la recogida de avales se demostró la fuerza de su candidatura con más de 60 mil firmas recogidas. Ni los mejores pronósticos arrojaban una cifra así. Los socialistas esperamos con ansia, con enormes ganas la llegada del domingo y así poder empezar este nuevo ciclo 100% PSOE. Tras dicho día, todos los compañeros y compañeras debemos unirnos, trabajar en la misma dirección, volver a reunirnos en las Casas del Pueblo, estrechar lazos y reforzar la fraternidad en nuestro partido. Todo esto será fundamental para levantar y fortalecer al PSOE y empezar a dar respuesta, a dar solución a los problemas de los ciudadanos; y poder cambiar a mejor la vida de las personas.

R.N: Creo que las ganará Pedro Sánchez porque a pesar de no contar con aparatos ni control de afiliados, ha obtenido un muy buen resultado en avales. Además varios compañeros y compañeras que avalaron a Patxi nos están mostrando su apoyo. Si como creo, gana Pedro Sánchez, deberemos unirnos entorno a el y limar asperezas para continuar con el PSOE hacia adelante y formar un partido coherente y creible.

D.M: Desde que Patxi López presentó su candidatura, trabajo porque él y su proyecto lideren el Partido Socialista, continúo confiando en que una mayoría de la militancia socialista se baje de esos trenes enfrentados y se unan a la tarea de frenarlos. Quiero y puedo ver a Patxi como el próximo Secretario General del Partido Socialista. Al día siguiente, gane quien gane y pierda quien pierda estas Primarias, les pediré lo mismo a Patxi, Pedro y Susana, así como a toda la gente que tiene cada uno detrás: unidad, lealtad y respeto. Es lo mínimo que se merece el PSOE y el único modo en el que podremos seguir sumando años a estos 138.

Sergio Rupérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *