Polonia aprueba una nueva ley del Holocausto inmersa en polémica

Campo de Concentración de Auschwitz (Con La Gente)

Afirmar que “la nación polaca colaboró con los crímenes del Holocausto” o referirse a “campos de exterminio polacos” puede ser causa de delito penado con hasta tres años de cárcel, según la ley que acaba de firmar esta semana el presidente polaco, Andrzej Duda. Este líder ultraconservador y nacionalista es el jefe del partido Ley y Justicia (PiS, por sus siglas en polaco) y es responsable del ejecutivo del país centroeuropeo desde agosto de 2015, cuando obtuvo el 35% de los votos en las pasadas elecciones.

El partido del Gobierno de Polonia ha remitido la controvertida ley al Tribunal Constitucional solicitando algunas aclaraciones sobre diversos temas a los que la ley se refiere. No obstante, las condenas internacionales no se han hecho esperar, sobre todo desde Israel y Estados Unidos. Un portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores israelí se mostró con la esperanza de que la ley pueda ser corregida: “esperamos que, dentro del tiempo asignado hasta que concluyan las deliberaciones en el tribunal constitucional de Polonia, podamos acordar cambios y correcciones”.

La comunidad internacional rechaza mayoritariamente la nueva ley sobre el Holocausto porque supone una limitación de la libertad de expresión y, aunque se reservan excepciones a la investigación o el arte, puede dificultar la discusión sobre lo que ocurrió realmente durante la ocupación nazi y el papel real que jugaron algunos ciudadanos polacos con los judíos.

La ley establece también que es delito argumentar que los campos de exterminio eran polacos. Está históricamente comprobado que Polonia jamás participó en la construcción de ninguno. Es más, los historiadores revelan que el Gobierno de Polonia en el exilio se dedicaba a condenarlos y a intentar boicotear su funcionamiento.

Mediante un discurso televisado, el presidente intentó justificar sus motivos para crear este texto legislativo asegurando que “la ley protege la dignidad polaca y la verdad histórica para que los juicios contra nosotros en todo el mundo sean honestos y para que nos abstengamos de difamarnos a nosotros mismos.”.

La opinión de los historiadores

Los hechos históricos revelan que, durante la ocupación nazi (1939-1945), muchos polacos ayudaron a los judíos dándoles cobijo en sus hogares, desafiando así las normas del Tercer Reich. Sin embargo, los historiadores aseguran que muchos ciudadanos ayudaron a delatar a los judíos e incluso participaban en extorsiones a los mismos, como ocurría en todos los países ocupados. A partir de ahora, afirmar esto será causa de delito en Polonia.

Havi Dreifuss, autora de diversas obras de investigación sobre la Polonia ocupada y directora del Centro de Investigación Polaco del Holocausto, afirma en declaraciones para el diario El País que a partir de ahora va a tener que pensar si le merece la pena volver a investigar en Polonia, ya que teme conflictos con la justicia de su país.

Por otra parte, Jan Grabowski, profesor de la Universidad de Ottawa en Canadá, ha podido afirmar con documentos históricos que más de 200.000 judíos fueron asesinados a manos de ciudadanos polacos. Esta afirmación le ha traído problemas con la justicia aunque se han solventado a su favor. “La ley es una desgracia por varios motivos, como amenazar con penas de prisión a quienes no comparten la visión del pasado de los nacionalistas en el poder.”, sentencia Grabowski.

Timothy Snyder, historiador en la universidad estadounidense de Yale, escribe lo siguiente en su obra Tierras de sangre: “Como en todas partes en la Polonia de la posguerra, los judíos recibían palizas y eran asesinados en tales proporciones que la mayoría de los supervivientes decidían marcharse”, y concluye, “En la Polonia de la posguerra era muy peligroso ser judío.”.

Ángel Herrezuelo Die (@angelhd29)

4 thoughts on “Polonia aprueba una nueva ley del Holocausto inmersa en polémica”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *