Pilar Eyre: “No existe relación entre las reinas Sofía y Letizia”

Pilar Eyre | Periodista Digital
Pilar Eyre | Periodista Digital

Con motivo de las recientes informaciones publicadas en torno a los posibles roces entre algunos miembros de la Casa Real, en concreto las reinas Letizia y Sofia, EL ROTATIVO ha querido entrevistar a Pilar Eyre, una de las periodistas españolas que mas sabe de lo que ocurre en La Zarzuela. Además, en la entrevista también nos habla de su reciente libro Carmen, la rebelde, obra que relata la historia de Carmen Ruiz Moragas, la amante del rey Alfonso XIII. 

Nacida en 1951 en Barcelona, licenciada en Filosofía y letras y en Ciencias de la Información, colaboró en medios como Hoja del Lunes, La Vanguardia, Interviú, El Periódico de Catalunya o El Mundo. Posteriormente se especializaría en crónica social interviniendo en programas de radio y TV. Además, ha publicado distintos libros ganando premios y cosechando éxito de crítica y público.

Conocemos mucho tu faceta periodística pero, ¿cómo recuerdas tus primeros años de tu infancia y juventud? 

Pertenezco a una familia normal de Barcelona de padre gallego y madre catalana. Nos pasaba lo que a muchas familias bilingües. Mi madre hablaba con sus hermanas en catalán y con nosotras, sus hijas en castellano sin existir ningún tipo de problema. Siempre he querido ser periodista, de hecho tengo una fotografía de cuando era muy pequeñita, que me disfracé de periodista y todo el mundo me preguntaba en qué consistía el disfraz. Yo cogí unos periódicos y me los puse debajo del brazo pensando que eso es ser periodista. Tenía 5 o 6 años y esa fue la fiesta. Comencé estudiando esas carreras, que tampoco me sirvieron de mucho y compaginé mi desarrollo en el periodismo con mi participación en la Hoja del Lunes. Desde entonces no he parado de trabajar, ese es el resumen de mi vida.

Tras una larga vida dedicada al periodismo, ¿cómo crees que ha evolucionado la profesión?

La verdad es que tendemos un poco siempre a mitificar el pasado. Decimos que la crónica social era muy elegante y que estaba muy bien. En el último libro que he publicado que es Carmen, la rebelde sale especialmente la crónica social de principios del siglo XX y te aseguro de que era tan amarilla y escandalosa como lo es ahora. Había divorcios, separaciones, temas de dinero, malos tratos, hijos adulterinos…era una crónica bastante escandalosa. Y luego cuando to empecé en el periodismo, escribiendo mi primera crónica en en torno a 1976 o 1977, pues también hacíamos personajes que se las traían. Ahora decimos que los personajes de ahora están devaluados y yo digo que antes también hacíamos entrevistas a señoras que no sabían a que se dedicaban. O que tenían la profesión mas antigua del mundo. O sea que siempre ha habido de todo. Creo que el periodismo solo debe dividirse entre mal y buen periodismo, y los periodistas también entre buenos y malos. Y de esto ha habido siempre y ahora.

Habrás conocido seguro a muchos personajes, en especial en la época dorada de los 70 y los 80, ¿con cuales te quedarías?

Yo nunca he sido amiga de los famosos. No me gusta ese periodismo endogámico, de estar alternando con famosos y luego tener que hablar con ellos. Hace poco hablaba con un compañero, de que estos días por ejemplo me llama Casa Real para desmentir o preguntar cosas y yo prefiero que no me llame nadie. Porque entonces estás cautiva de lo que te dicen. Si tu eres amiga de un personaje y te hace una confidencia no te sirve de nada porque no lo puedes contar porque es amiga tuya. O a lo mejor te cuentan una mentira y el personaje te pida que lo reproduzcas porque es tu amiga. O sea creo que es un problema que los periodistas seamos amigos de los personajes y yo no lo he hecho nunca. Ahora, si tu me dices qué personajes me caerían bien, te diría que Cayetana de Alba era un “personajón”, además de una persona muy amable y educada. Siempre daba entrevistas. Yo que he trabajado en muchos sitios siempre que empezaba en uno llamaba a Cayetana para decirle que querría hacerle la primera entrevista. Y hablábamos de diferentes cosas como hípica, jardinería, muebles…y cuando iba a entrevistarle junto a un fotógrafo y ella era un encanto de persona. No la invitaría a la boda de mi hijo, pero siempre era un personaje entrañable que daba juego e intentaba hacerte favores. Y luego pues la familia real, a la que yo pienso también le tenemos que estar agradecidos porque nos dan bastante material para que continuemos hablando de ella. Creo que son grandes personajes del corazón todos ellos.

Has trabajado en prensa, radio y TV, ¿con qué te quedas? 

A mi lo que mas me gusta es escribir. En general pero sobre todo libros. He escrito 20, la mitad de ellos dedicados a la Familia Real, tengo un ritmo de producción intenso, publico una media de un libro al año aproximadamente. Son libros en los que investigo y luego tengo que hacer la promoción y hablar de ellos y la verdad es que me divierte mucho. Luego en mi faceta de periodista lo que mas me gusta también  es escribir. En Lecturas o en El Mundo, la verdad es que todo lo que se escribir me gusta. Y te diré que entre TV y radio, lo que mas me gusta es esta última. La TV menos, aunque cuando voy me divierto, por estar con gente joven y por ver la repercusión que tiene cuando voy a promocionar mis libros. Y la cantidad de amigos que tengo allí y que cuando vuelvo pues los veo. Tengo la suerte de trabajar en algo que me gusta. Y tengo la suerte de haber encontrado a muchos compañeros y amigos a los que quiero mucho.

Antes de comenzar a hablar de la Casa Real, ¿qué consejos les darías a los jóvenes periodistas?

Yo creo que en este trabajo tienes que tener una ilusión y unas ganas increíbles. Tienes que tener entusiasmo, curiosidad, porque tienes que escribir muy bien y además tienes que ser muy honrado, porque ser deshonesto no da rédito. Los periodistas tenemos que tener una carrera larga, y una carrera larga solo se sustenta por la verdad. Te puedes equivocar porque es lógico, pero mentir, caer en corruptelas o pisarle una noticia al compañero con el tiempo es desastroso porque te mata como periodista. Tengo mucho intercambio con periodistas jovenes y tienen un entusiasmo impresionante. Y de esto se aprovechan los empresarios. Como tenemos vocación y nos gusta escribir, a veces, sobre todo los jóvenes, trabajamos por sueldos de miseria o a veces sin remuneración. Nos gusta tanto que lo soportamos.

Como experta en la realeza, ¿existe verdaderamente la imagen bucólica que nos vendieron de la relación de los reyes eméritos doña Sofía y don Juan Carlos?

Bueno yo tengo un libro, La soledad de la reina, del que se han vendido 300.000 ejemplares y ahora se ha vuelto a reeditar, en la que explico que sus desavenencias tienen fecha. Hasta la muerte de Franco la pareja se mantuvo unida ya que ellos tenían un decálogo de conducta impuesto por el general Armada y escrito por Franco, donde se exigía que formaran una familia unida. En aquella época a don Juan Carlos no se le habría ocurrido nunca mirar a otra mujer. Pero en cuanto murió Franco, en el mes de enero, doña Sofía ya lo sorprendió con otra señora y a partir de entonces separaron sus vidas, sus habitaciones y no volvieron a tener relación nunca mas desde 1976. Lo que nos han vendido desde entonces es una postal que no existe. Yo cuando dije esto en mi libro todo el mundo se echó las manos a la cabeza y tengo la satisfacción personal de que hoy todo el mundo ha reconocido que era verdad.

¿Cuál era la relación entre el Francisco Franco y el rey don Juan Carlos?

Franco lo quería como un nieto. Y él lo quería como un abuelo. A mi el propio Ernesto Giménez Caballero, que era el numero cuatro de Falange y exembajador me decía siempre ¿yo cuándo voy a ver al caudillo? Se le encendían los ojos a Franco porque veía en el príncipe al hijo que nunca tuvo, ya que solo tuvo a Carmen. Cuando murió Franco, lo explico en mi libro Franco, confidencial, el marqués de Villaverde, cuando aún agonizaba en el hospital, cogió a Juan Carlos y le preguntó: “¿ahora qué va a ser de nosotros?” Y él le dijo: “respondo de mi vida con la vuestra, porque todo lo que soy se lo debo a él” Y con él se refería a Franco. Era una relación muy estrecha. ¿Qué era por conveniencia? ¿Qué Juan Carlos lo hacía por tener acceso al trono? Pues quizá sí, pero lo hizo de tal forma que convenció a todo el mundo.

¿Por qué Franco confiaba el futuro de España en don Juan Carlos y no en don Alfonso de Borbón y en su nieta? 

Es que yo pienso que Franco nunca pensó en Alfonso de Borbón para sustituirle. A pesar de que doña Carmen Polo y la camarilla de El Pardo, con Arias Navarro, intentaban que fuera Alfonso, que era mas sangre azul, mas falangista, la verdad es que él nunca lo pensó como militar. Ya en tiempo atrás mostró su predilección por don Juan Carlos y siguió en esa línea. Él confiaba en él hasta el punto de que cuando redactó su testamento a su hija Carmen, cuando se lo leyó, él añadió a mano el nombre de don Juan Carlos para que nadie dudara de que debía ser él quien accediera al trono. Aunque Franco quería una continuación, lo cierto es que cuando don Juan Carlos pedía saber sobre el funcionamiento político Franco contestaba: “su tiempo será distinto y tendrá que gobernar de otra manera”. Aunque parecía que se daba cuenta, le hizo jurar los principios del Movimiento creyendo que se mantendría fiel a ellos.

¿La relación y posterior enlace de Felipe de Borbón con doña Letizia levantó ampollas en el seno de la Casa Real desde el principio?

Sí, don Juan Carlos le comentó a un amigo que me lo hizo llegar que pensaba que Felipe se iba a “cargar” la Corona. Que desde luego fue un órdago. Felipe planteó que Letizia o lo dejaba todo. Le habían hecho romper su relación con Eva Sannum de la que estaba muy enamorado. Solo Felipe González planteó que Felipe siguiera los dictados de su corazón. Y ahí Juan Carlos se enfadó y gritó: “me falló el andaluz”. Hay que tener en cuenta que Letizia no era aristócrata, era periodista, divorciada y por tanto plebeya. Sofía fue la primera en ceder y luego don Juan Carlos no tuvo mas remedio que decir que si.

¿Se puede hablar hoy de una buena relación entre don Felipe y doña Letizia pese a que algunos medios hablan incluso de futuro divorcio?

Buena relación no creo que tengan, sobre todo tras lo último que hemos visto. Si van o no a divorciarse no creo que lo sepa nadie, ni siquiera ellos, pero que la relación es difícil es evidente. Porque no está en juego ya solo un matrimonio o el cariño familiar sino la institución. Porque con este tipo de cosas no se juega. Entonces yo creo que ellos van a intentar mantener la Corona por encima de todo y veremos si lo consiguen. Porque es un momento difícil, para España en general pero por supuesto también para ellos.

Tras el último encontronazo entre doña Sofía y doña Letizia, han corrido los rumores sobre la posible mala relación entre ellas ¿cómo es hoy el trato entre las dos reinas? 

No hay relación. Hace tiempo ya que lo he comentado en mis columnas e intervenciones. No se ven, doña Sofía por ejemplo no ve nunca a sus nietas y entre ellas no hay relación. Todo eso se materializó en la imagen tan fea que vimos el otro día y que tardaremos en olvidar. Letizia en realidad no se lleva bien con nadie de la Casa Real. Ni con sus suegros, ni con sus cuñadas. Y con su marido pues no está claro.

En la creciente tensión de las relaciones dentro de la Casa Real, ¿ha podido influir el Caso Noos?

Quizá también. El Caso Urdangarín desde luego a la pareja no le ha afectado porque los dos han estado desde el principio de acuerdo. Urdangarin ha sido el que se ha portado mal y que ha dividido a la familia. Ahí Letizia o Felipe no tienen ninguna culpa. Al contrario. A ellos si algo se les tiene que reconocer es que son una pareja austera y que no se les ha visto envueltos en ningún caso de corrupción.

Antes de terminar hablemos de tu último libro, Carmen, la rebelde, en él afirmas que Leando de Borbón no sería hijo de Alfonso XII… 

Bueno yo tampoco lo afirmo de una manera tan rotunda. Yo lo que digo es que después de haber leído mucho sobre el personaje y saber mucho de su vida me he dado cuenta de que cuando ella estaba embarazada de Leandro tenía relaciones con otro hombre, Juan Chavas, con el que luego además estuvo viviendo hasta que se murió. Entonces yo apunto a que Leandro pudiera ser hijo de él, que a lo mejor no lo sabía ni la propia Carmen. Lo que si que te puedo decir es que Leandro, al que yo conocí bastante y le tenía mucho cariño y él a mi también, estaba seguro de que era hijo de don Alfonso y hermano de Juan de Borbón. Todo esto que yo digo no tiene efecto retroactivo, porque la ley se ha pronunciado afirmando que es hijo y que puede llevar el apellido Borbón. Por tanto mis hipótesis a ellos no les afectan en absoluto. No hago además ninguna afirmación rotunda, yo pongo encima de la mesa esta posibilidad, y como no se le hizo test de ADN a Leandro, pues cabría la posibilidad de que no fuese hijo de Alfonso XIII.

Lo cierto es que tenían un aspecto similar…

Bueno yo creo que era mas atrezzo. Las patillas, la voz imitando el estilo borbónico, el labio adelantado aunque se dejo barba, tapando curiosamente la barbilla prognática es una de las características de los borbones. Y si se la dejó es seguramente para evitar que se supiera que no la tenía. Además si pones una foto de Alfonso XIII y una de Leandro la verdad es que no se parecen en nada. De todas formas esto de los parecidos es muy subjetivo.

Ya para terminar. Estuviste hace poco en Zaragoza presentando tu libro, ¿qué previsiones tienes de cara al Día del Libro?

La verdad es que estoy muy contenta porque el último libro se está vendiendo muy bien. En mi caso como soy autora de Planeta hacen tiradas muy largas y ya voy por la tercera edición, o sea que muy contenta y eso sin llegar a la época fuerte de ventas que es cuando llegan las ferias que empiezan ahora. Aún me queda muchas pero desde luego me encantaría que fuera uno de los primeros títulos de esta primavera literaria.

Samuel Riad, director de grupo EL ROTATIVO y presentador del programa Micrófono abierto en La Ocho Zaragoza TV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *