Pensiones y Mordaza, juntas en Madrid

Un cartel contra la subida del 0,25% de las pensiones, ayer en la Puerta del Sol | Ángel Herrezuelo Die
Un cartel contra la subida del 0,25% de las pensiones, ayer en la Puerta del Sol | Ángel Herrezuelo Die

Al filo de las seis de la tarde comenzaban en la madrileña Puerta del Sol las manifestaciones a favor de las pensiones públicas y contra la Ley de Seguridad Ciudadana (más conocida como Ley Mordaza). Se reunió gente de todas las edades aunque, como es natural, destacaba la Tercera Edad por encima de todas. No obstante, algunas pancartas rezaban lemas que invitaban a la participación de la juventud. Frases como: “Por las pensiones de hoy, por las pensiones de mañana” se pudieron leer a lo largo y ancho de la plaza y también durante todo el recorrido. En medio de todo el tumulto, Esther, pensionista de 68 años, cuenta su situación: “estoy operada del corazón y estoy jubilada desde hace bastante tiempo”. No tarda en exigir responsabilidades al Gobierno: “Tienen que subirla en torno al IPC. Mi pensión solo sirve para tirar. Ya no me voy de vacaciones, ni hago cosas que antes podía hacer”. Al preguntarle por el papel de la oposición, no duda en mostrarse crítica con el PSOE y en declararse afín a Podemos: “como socialistas harán su papel, allá ellos. Votaba socialista y desde que descubrí a Podemos los voto a ellos. El PSOE no quiere echar a Rajoy y ha estado al lado de él estos meses”.

Unos metros más allá, Manuel y su hija María sostienen una pancarta que dice, “cambio mi pensión por la dieta de un político”, entre otras cosas. Al preguntarle por qué está aquí, María nos dice: “para luchar por unas pensiones dignas. Ya está bien de que se gasten el dinero en lo que no se lo tienen que gastar. Que se lo gasten en la gente que lo necesita. Estoy por mi padre y por mi futuro”. Instantes después, Manuel, su padre y pensionista, interviene para pedirle a los partidos políticos “que digan la verdad”. Se muestra muy duro con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que califica de “impresentable”. Alega que “la culpa la tenemos los ciudadanos, que cuando tenemos que votar, tenemos el síndrome de Estocolmo. Les exigimos que cumplan y digan la verdad”. Manuel cuenta resignado su situación tras haber cotizado durante 40 años: “Tengo una estufa de butano y ha subido 2 euros el precio de cada botella, y uso 4 botellas al mes. Me gasto más de 10 euros en medicinas, porque soy cardiópata y diabético y, encima, me han subido la luz. Y con el euro que me han aumentado la pensión no pago ni un recargo de la botella”, protesta.

La inmensa cantidad de ciudadanos que se acercaron al punto de salida de la manifestación hicieron retrasar el inicio. Las comitivas de asociaciones, sindicatos y partidos políticos (algunas con camiones y furgonetas con megafonía) no podían avanzar entre la multitud. No obstante, hacia las seis y media, la manifestación comenzó y se desdobló en dos calles: Alcalá y la Carrera de San Jerónimo (donde se encuentra el Congreso de los Diputados). En esta última, los manifestantes, al llegar a las inmediaciones de la Cámara Baja, tuvieron que desviarse por la calle Cedaceros hacia el recorrido oficial que discurría por la calle Alcalá. La Policía Nacional cortó la vía para proteger el palacio legislativo, momento en el que se produjeron situaciones de tensión. Algunos manifestantes dirigieron exabruptos contra los agentes y otros, los animaron a unirse a la protesta: “¡esto es también por vuestras pensiones!”, gritaba una mujer.

Representación política en la manifestación

Ya en la calle Alcalá, con la manifestación completamente encauzada, fue posible divisar algún rostro político conocido entre la multitud. Especialmente nutrida fue la representación de Izquierda Unida, con Alberto Garzón (coordinador general y diputado de Unidos Podemos), Sol Sánchez (portavoz de IU Madrid), Carlos Sánchez Mato (ex concejal de Economía de Madrid y actual concejal de los distritos de Latina y Vicálvaro) y Vanessa Lillo (IU Getafe) a la cabeza.

De izquierda a derecha: Carlos Sánchez Mato (Ahora Madrid), Sol Sánchez (IU Madrid), Alberto Garzón (líder de IU) y Vanessa Lillo (IU Getafe) en la cabecera de la manifestación, anoche en Madrid | Ángel Herrezuelo Die
De izquierda a derecha: Carlos Sánchez Mato (Ahora Madrid), Sol Sánchez (IU Madrid), Alberto Garzón (líder de IU) y Vanessa Lillo (IU Getafe) en la cabecera de la manifestación, anoche en Madrid | Ángel Herrezuelo Die

En la Puerta del Sol también se dejó ver el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que acudió acompañado de su madre. También estuvo presente el diputado y secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político, Íñigo Errejón. Por su parte, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, había acudido a la movilización que se celebró por la mañana, pero no a ésta.

La manifestación concluyó en la Plaza de Neptuno, aunque la lectura del manifiesto que daba fin a la movilización se produjo unos metros más allá, en las inmediaciones del Congreso de los Diputados, que continuaba cercado y protegido por la Policía.

En un comunicado, la coordinadora estatal por la defensa del sistema público de pensiones asegura un “multitudinario desarrollo de las movilizaciones” y que “la lucha continúa”. Por su parte, la Delegación del Gobierno cifró la asistencia a la manifestación en 40.000 personas.

Angel Herrezuelo Die / Pablo Torres Yébenes

2 thoughts on “Pensiones y Mordaza, juntas en Madrid”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *