Muere Pedro Osinaga, referencia teatral

Muere en Madrid uno de los actores mas afamados en las tablas gracias a su compañía, con la que llenó España de populares obras teatrales. 

Pedro Osinaga Escribano (Pamplona,1936) falleció a los 81 años el pasado viernes tras una larga enfermedad, que le mantenía desde hace un año en una residencia. Fue el empresario teatral, y amigo personal del fallecido, Jesus Cimarro, el encargado de comunicar la fatídica noticia.

Durante su extensa carrera se convirtió en un referente nacional, en especial entre la década de los 60 y 70, ya que realizó infinidad de obras teatrales, zarzuelas, además de formar parte de relevantes series y películas de la época.

Una carrera llena de éxito

Osinaga comenzó su trayectoria muy unido desde sus comienzos a su ciudad natal, Pamplona. Allí estudió música y después de conseguir una beca se transladó finalmente a Madrid donde desarrollaría una fulgurante carrera. Promero en el mundo de la zarzuela , como barítono, para debutar después también en el cine y la televisión.

Entre sus obras principales destacan Sé infiel y no mires con quién, del dramaturgo inglés Ray Cooney, que se representó durante 14 años y fue vista por millones de espectadores. En el cine debutó en con Amor bajo cero (1960) formando parte de cintas como  Don Juan (1974), Cuentos de las sábanas blancas (1977) o Réquiem por un empleado (1978). También destacó en La reina del Chantecler (1962) y Tengo 17 años (1964) acompañando a las famosísimas Sara Montiel y Rocío Dúrcal.

En el televisión formó parte del elenco de Estudio 1 realizando diversas interpretaciones como Cuidado con las personas formales (1978), Doce hombres sin piedad (1973) o Don Juan Tenorio (1970), además de muchas otras obras. También fue presentador de concursos como  Todo queda en casa en TVE.

Entre las últimas creaciones que defendió en el escenario está La extraña pareja, de Neil Simon, que protagonizó junto a Joaquín Kremel. Durante sus años en activo recibió varios premios como la Medalla de oro al Mérito de las Bellas Artes en 1999 y el XV Premio de Teatro Pepe Isbert en 2011.

Su faceta personal estuvo afectada por un dramático suceso, el fallecimiento de su hijo de 20 años a causa de un accidente de tráfico, que le marcaría de por vida.

Despedida  

El cuerpo fue transladado al tanatorio de la M-30 para ser velado por familiares y amigos. Hasta allí se acercaron importantes personalidades del mundo de la cultura como Concha VelascoRaúl Sender, José María Álvarez del Manzano, María Ángeles Sanz o Joaquín Kremel. Fue enterrado en el cementario de la Losa, donde él mismo pidió despedir sus días.

En las redes sociales también se han hecho eco del fallecimiento publicándose diversos tweets de homenaje y condolencias tanto de anónimos como de actores, periodistas y personajes allegados.

Sergio Rupérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *