Merkel gana las elecciones y la ultraderecha entra en el Parlamento alemán

Merkel promete escuchar las inquietudes de los votantes de ultraderecha tras salir vendedora. DPA

Ángela Merkel ha vuelto a ser la elegida para liderar Alemania cuatro años más y, como vaticinaban los sondeos, los ultraderechistas del AfD han logrado ser la tercera fuerza más votada en las elecciones generales que se han celebrado este domingo. De esta manera, han conseguido hacerse hueco en el Bundestag (cámara baja), un hecho que no ocurría desde la II Guerra Mundial.

Según el sondeo a pie de urna de la cadena ARD, los conservadores de la CDU/CSU de Merkel han obtenido un 32,5% de los votos, los socialdemócratas del SPD un 20%, el partido ultranacionalista y de extrema derecha (AfD) de Alexander Gauland un 13,5%, los liberales del FDP un 10,5%, los verdes un 9,5% y el partido de izquierdas Die Linke un 9%.

La XIX legislatura contará, por lo tanto, con seis formaciones políticas en el hemiciclo, dos más que la anterior. El siguiente paso a estos comicios será formar gobierno, una tarea nada fácil debido a que ninguno de estos partidos ha obtenido mayoría absoluta. Por ello, Ángela Merkel ha comunicado que su partido tratará de mantener “conversaciones tranquilas” con “otros socios” con el fin de alcanzar una coalición de gobierno estable.

Respecto a las anteriores elecciones generales, celebradas en 2013, los dos principales partidos han obtenido pérdidas históricas. La CDU, liderada por Merkel, y su partido hermano, la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU) han conseguido 9 puntos menos y, por otro lado, el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) de Schulz ha bajado 5,7 puntos.

Reacción de los principales partidos políticos

Una vez conocidos los sondeos, la canciller alemana, Ángela Merkel, ha comparecido ante sus bases y ha reconocido que hubiera deseado “un resultado mejor”. “Hemos recibido el encargo de los ciudadanos de crear un Gobierno”, ha sentenciado desde la sede de su Unión Cristianodemócrata. Asimismo, ha indicado que su partido hará un “análisis comprensivo” de lo sucedido y que tratará de recuperar los votos de aquellos ciudadanos que tradicionalmente votaban a su bloque conservador y que en esta ocasión han preferido a los ultraderechistas. Por ello, ha prometido que escuchará las preocupaciones de los votantes de la AfD, a la vez que ha valorado su entrada en el Parlamento como “un importante desafío”.

Por otro lado, el líder socialdemócrata alemán, Martin Schulz, cuyo partido ha sido el segundo más votado, pero con el peor resultado en la historia moderna del partido, ha reconocido su derrota. También ha hablado de un día “difícil y amargo para la socialdemocracia” y ha anunciado que no su partido no renovará la coalición con Merkel. Igualmente, ha advertido de la “fractura” que supone la entrada en el Parlamento de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD). Ante esta situación, “ningún demócrata puede mirar hacia otro lado”, ha añadido.

Por su parte, el líder de AdF, Alexander Gauland, ha asegurado que los alemanes “recuperarán” su país. “Este Gobierno que se abrigue, porque iremos a por él”, ha avisado después de conocer los sondeos. A través de Twitter, la líder del partido ultraderechista francés Frente Nacional, Marine Le Pen, ha felicitado a sus “aliados” de Alternativa para Alemania (AfD). “Es un nuevo símbolo del nuevo despertar de los pueblos europeos”, ha publicado Le Pen.

Larga trayectoria de Merkel

Ya son 12 años -desde las elecciones generales de 2005- los que Merkel lleva en el poder. En 2013 obtuvo sus mejores resultados electorales al presentarse por tercera vez a estos comicios, logrando, al mismo tiempo, el mejor porcentaje que había alcanzado su partido desde el año 1990. En aquel momento superó las cifras que había conseguido Helmut Kohl, el canciller que más tiempo ha desempeñado este cargo -16 años-.

La Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU), a pesar de ser el partido que mayor porcentaje obtuvo en los comicios de 2013, no obtuvo la mayoría y, por ello, tuvo que pactar con el PSD para poder formar un gobierno que ejerciese el poder durante estos últimos cuatro años. Esta unión pasó a llamarse la ‘gran coalición’ y sus políticas han permitido a la líder alemana presumir de la buena salud económica de su país en la última sesión del Bundestag. Un ejemplo de ello es que se ha reducido la tasa de desempleo a mínimos históricos.

Datos de Alemania comparados con los de España. El Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *