Mas dudas que respuestas. Feminismo.

Hubo un tiempo que creí que el ser humano adoraba a las mujeres, pues bien, era todo mentira. No era más que humo mientras Disney nos las mostraba cocinando, cantando y peinandose. Todos y todas hemos bebido de esto ya sea en casa o fuera de ella. Nuestro pensamiento está condicionado por la experiencia pero todo es susceptible de cambio. El mundo está lleno de desigualdades, pero nos conmovemos más en unos casos que otros. Todos estaremos de acuerdo en que las desigualdades sociales son injustas y sistemáticas, pero cuando nos favorecen estas desigualdades, cuánto estamos dispuestos a luchar para cambiarlas u obviarlas.

Con el tiempo he aprendido a amar a personas, a mis amigos, a mis amigas y a mi novia, a seres muy queridos. A amarlos en su independencia y en su libertad, sin coartarlos y con honestidad. Han hecho de mí una mejor persona y he tratado de hacer de ellos y ellas mejores personas. La gente a la que queremos y que nos hace felices tiene que tener prioridad en nuestras vidas.

Lizzy Caplan as Virginia Johnson in Masters of Sex (season 1, episode 1) – Photo: Craig Blankenhorn/SHOWTIME

Pero, cómo le explico a una amiga que puede ser más libre sin la necesidad de tener que pensar el tiempo que le robarán sus hijos. Cómo le digo a mi novia que entienda que los complejos que tiene son impuestos. Cómo le digo a mis amigos que no tiene gracia un chiste de una violación.

El universo es un lugar maravilloso, pero el orden natural de las cosas sigue torturando al que posee conocimiento y premiando a los que miran a otro lado. Un lugar donde tratar de ser buena persona tiene la consecuencia de que te traten de tonto, donde la ética y la moralidad son solo valores opcionales. Donde no cuestionarse las cosas tiene como recompensa el éxito. El mundo ya no necesita superhéroes y superheroínas. La justicia y la igualdad son dos conceptos que hay que saber diferenciar. Nos enseñan a llorar y a odiar al nacer, nos falta educación en perdonar y agradecer.

Pero dónde está la esperanza si un niño de 11 años es igual de machista que personas de 50 o 60. Qué hago yo cuando personas que quiero se alejan cuando saco estos temas. ¿Es un problema de comunicación? Yo sigo esperando al desarrollo de la telepatía. Cómo es posible que los que afirman que existe igualdad son aclamados. Cómo es posible que un hombre que manipula a su antojo sea lo común. Cómo es posible que una mujer encorsetada y oprimida diga que es libre. Porque es más fácil no ver, autoengañarse o fingir. Sin conflictos morales ni éticos, ni problemas en tus relaciones personales. Me
pregunto egoístamente si me merece la pena seguir leyendo y escuchando sobre feminismo y otros problemas sociales.

Y odio, me da rabia e impotencia cuando personas que amo sufren por estos temas. Ya sea por cosas que tienen que escuchar o peor, que sea su cabeza la que les diga ciertas cosas y les genera inseguridades.

E imagino como serán las cosas en unas generaciones, y veo mujeres más libres. Y puedo visualizarlo porque conozco a mujeres con rasgos así, mujeres del futuro, mujeres auténticas e independientes, mujeres que se compran algo porque quieren y no porque sientan que deben hacerlo porque pertenecen a un rol social, que hacen y dicen cosas sin avergonzarse. Mujeres que son realmente dueñas de sus decisiones. Y son estas mujeres las que tienen que expandir su forma de ser y de ver el mundo, a las que tenemos que apoyar y dejar que nos guíen.

Ya no se si adoro, se que todos los amores platónicos de mi adolescencia ya no lo son. Pero también sé que quiero enfrentarme a estos problemas y a otros muchos más. Que quiero ser mejor amigo, novio y persona. Quizás le demos demasiadas vueltas y vueltas a los mismos temas, quizás deberíamos solo disfrutar sin pensar, disfrutar del poco tiempo que estamos en este universo. Dicen que los grandes genios fueron muy infelices, dicen que las personas más felices aceptan lo que no pueden cambiar y no se preocupan en conocer lo que no pueden entender.

Quizás hay días negros pero sabemos dónde está el horizonte porque hemos sufrido por nuestras hermanas, madres, amigas y novias. Andamos por los cables, nuestro campo de batalla es la incertidumbre. El ser humano es inseguro y está lleno de contradicciones por naturaleza, pero por favor, no lo llenemos de más,

Pablo Monti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *