Los trabajadores de RTVE denuncian la situación del ente público

Un gráfico con los datos desordenados, uno de los muchos ejemplos de manipulación en RTVE // Fuente: eldiario.es
Un gráfico con los datos desordenados, uno de los muchos ejemplos de manipulación en RTVE // Fuente: eldiario.es

Los trabajadores de RTVE han comenzado una ofensiva contra la dirección por la situación que vive el ente público. Las denuncias por manipulación informativa se acumulan y la redacción ha decidido visibilizar su protesta con la campaña “Viernes a negro”.

Los periodistas de la corporación han decidido vestirse de negro y aparecer en pantalla con prendas de ese color para mostrar, de manera sutil, su rechazo contra la línea informativa que sigue la cadena pública en sus informativos. Omisión de informaciones que perjudican al partido del Gobierno, noticias sobre corrupción del PP que se diluyen al final de la escaleta del informativo y otras, que perjudican a la oposición que abren los Telediarios, etc., son algunas de las denuncias que los trabajadores de la casa llevan haciendo desde hace años.

La iniciativa la han ido secundando cada vez más trabajadores, hasta traspasar las fronteras de la empresa y extenderse a otros ámbitos de la sociedad. La actriz Luisa Martín o el cantante Joan Manuel Serrat la han apoyado. El “viernes a negro”, no es nuevo: fueron los trabajadores de Radio Televisión Castilla-La Mancha quienes lo hicieron por primera vez durante el gobierno de María Dolores de Cospedal, con Nacho Villa al frente de la casa.

Las protestas han alcanzado al Parlamento Europeo, que emitió la semana pasada un dictamen, a través del Comité de Peticiones, tras la pertinente denuncia del Consejo de Informativos, que exigía al Gobierno español explicaciones por la línea editorial que sigue RTVE. Por su parte, el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ensalzó la importancia de la “independencia de los medios públicos”. Los principales partidos de la oposición (PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos) tacharon de hipócritas las palabras del presidente y le urgieron a rectificar la posición de su partido.

Nueva ley: acuerdo dinamitado

El 21 de marzo, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos llegaron a un acuerdo para desbloquear la renovación de los componentes del Consejo de Administración de RTVE. La última palabra la tenía la comisión mixta Congreso-Senado, pero el PP alegó que no estaba claro el método de votación para desbloquearlo (en el Congreso, la oposición tiene mayoría en la Mesa, mientras que en el Senado la tiene el PP). Finalmente, tras una tensa reunión, no hubo acuerdo, y se delegó que debían ser ambas cámaras por separado quienes decidiesen cómo debía desbloquearse la renovación. Además, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, anunció que se solicitarían los pertinentes informes a los servicios jurídicos de la cámara para que resolviesen la situación. Los trabajadores de RTVE mostraron un profundo malestar por la decisión tomada y alegaron que seguirían protestando para presionar al PP a que se uniese al acuerdo alcanzado por la oposición.

Pablo Torres Yébenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *