Los fallos defensivos condenan al Real Zaragoza al empate ante el Sevilla Atlético

Borja Iglesias celebra junto a Delmás y Febas el tanto logrado

El Real Zaragoza empató a 2 contra el Sevilla Atlético en un mal partido en el que cometió graves errores defensivos que le privaron de conseguir los 3 puntos. Borja Iglesias, con un doblete, y Delmás, con dos asistencias, fueron claves para evitar la derrota.

A pesar de que la semana pasada el equipo aragonés dejó buenas sensaciones en los enfrentamientos ante el Numancia, Lorca y Osasuna, este sábado la imagen fue distinta. Durante todo el encuentro, pero sobre todo en la primera mitad, el Real Zaragoza se mostró endeble defensivamente y cometió fallos de bulto que permitieron los tantos del filial hispalense. No obstante, el lado positivo es que encadena 6 partidos de liga consecutivos sin perder y, como ya demostró en Oviedo, ha sabido reaccionar cuando peor se ponen las cosas.

En la rueda de prensa previa al partido, Natxo González analizó al Sevilla Atlético: “Sabemos que es un filial, sabemos que son chicos jóvenes, sabemos que tienen mucho desequilibrio y velocidad, pero lo que es a nivel táctico y de estrategia no influye. Ha habido cambios importantes, ya que ahora no están jugadores que el año pasado fueron muy determinantes, como Borja Lasso, Cotán o Ivi.”

Además, el técnico vitoriano habló sobre la carga de partidos en pocos días y lo necesarias que eran las rotaciones: “Lo que es evidente es que no podemos disponer de un jugador para que juegue los tres partidos. Eso lo tengo muy claro, no va a haber ningún jugador del equipo que dispute los tres partidos completos. Siempre hemos alabado un poco la competencia que hay dentro del grupo y dentro de los posibles cambios que se puedan ir haciendo, el equipo no se resiente.”

En el once inicial, Natxo González introdujo 2 cambios. Ángel y Toquero, suplentes ante Osasuna, regresaron en lugar de Papunashivili y Oyarzun.

El inicio del partido estuvo marcado por las imprecisiones. El conjunto aragonés era incapaz de trenzar una jugada peligrosa y, sin el control del balón, apenas gozó de ocasiones con las que perforar la portería rival. Todo esto, unido a la flacidez defensiva, hicieron que, a los 18 minutos, el Real Zaragoza ya fuese por detrás en el marcador. Ángel no midió bien para repeler un centro, su despeje golpeó en Verdasca y el balón quedó suelto para que Carlos Fernández remachará e hiciese el 1-0.

Poco después, a punto estuvo la escuadra local de anotar el segundo gol tras un enorme error de Cristián Álvarez en la salida de balón, pero en esta ocasión, el guardameta argentino desvió la pelota a córner. Sin embargo, fueron los visitantes los que se encontraron con el gol. En el minuto 40, prácticamente en el único acercamiento peligroso de los zaragozanos, Delmás puso un preciso centro de primeras que Borja Iglesias empujó con la punta del pie al fondo de las mallas. A pesar de una mala primera parte, el equipo había sido capaz de empatar el encuentro justo antes del descanso.

Delmás protege el balón ante la presión rival

A la vuelta de los vestuarios, nada más comenzar la segunda mitad y sin tiempo para asentarse sobre el terreno de juego, los andaluces volvieron a adelantarse. La falta de intensidad de la zaga zaragocista concedió a Borja San Emeterio el espacio necesario para sacar un centro que, de nuevo Carlos Fernández, cabeceó y superó a Cristian Álvarez para transformar la segunda diana de su cuenta particular.

Natxo observó la falta de juego y, por ello, decidió realizar cambios ofensivos con el objetivo de darle la vuelta al marcador. Vinicius salió en lugar de un desaparecido Buff. Pero un delantero más no era suficiente y el entrenador vasco agotó los cambios dando entrada a Papunashvili y Oyarzun por Toquero y Ángel. Estos dos últimos revulsivos revolucionaron el partido y pusieron en apuros a un Sevilla Atlético que daba muestras de estar excesivamente cansado.

Borja Iglesias, con una fantástica acción individual, estuvo cerca de empatar el choque, pero entre el cancerbero hispalense y el poste repelieron el chut. A pesar de ello, un minuto más tarde el delantero gallego si conseguiría la igualada tras rematar cayendo una buena asistencia de Delmás desde la banda.

El equipo celebra el gol de la igualada

En el minuto 93, Papunashvili tuvo la última gran ocasión del partido en un contraataque: en un dos para uno, el georgiano pecó de individualista y no cedió el balón a Febas, quién se encontraba completamente solo. El defensa le arrebató la pelota y el colegiado señaló el final de la contienda.

Al final del partido, Natxo González explicó cómo había visto el desarrollo del partido y la actitud de su plantilla: “Somos vulnerables. Lo más agrio de todo es encajar goles. Tengo la sensación de que el segundo tanto del Sevilla Atlético fue muy fácil. Que metas dos goles y no te sirvan para ganar…”

El Real Zaragoza se enfrenta hoy al Valencia CF en la Copa de Rey. El conjunto ché actualmente es el club español que más en forma está y, por ello, la Romareda presentará un gran aspecto para presenciar un partido que, hace no mucho, ambos disputaban con objetivos totalmente distintos en la categoría de oro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *