Los atentados de Manchester y Egipto vuelven a regar de sangre las calles

El pasado lunes se produjo un nuevo atentado terrorista, esta vez en Manchester, al finalizar el concierto de la cantante Ariana Grande. Al terminar el concierto, un estruendo que alerto a los espectadores. Resultó ser una explosión, que quito la vida de 22 personas, y otras 59 resultaron heridas.

La explosión se produjo a las 22:33 en el exterior del Manchester Arena, tras terminar el concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande. El estallido se produjo fuera del vestíbulo, en un área pública.

Se trató de un ataque suicida. El Estado Islámico ha asumido la autoría del atentado, mediante un comunicado a través de uno de sus medios de propaganda. El autor ha sido identificado como Salman Abedi, de 22 años. El ataque fue cometido por un solo hombre, que murió tras accionar la carga, con un artefacto explosivo improvisado.

El FBI ya había advertido en enero al servicio de inteligencia británico MI5 que Abedi estaba planeando un ataque en Reino Unido, pero el servicio no lo consideró relevante. Ahora mismo están siendo investigados por fallos en el control.

El grado de amenaza de atentados en Reino Unido es “severo”, el segundo más alto en las escalas de las autoridades, y significa que es altamente pro bable que se vuelvan a producir atentados. May ha convocado una reunión del comité Cobra de crisis. El alcalde de Londres, Sadiq Khan, ya ha anunciado que se reforzará la seguridad en las calles de la capital. “Los londinenses verán más policía en nuestras calles”, ha dicho Khan. También se ha incrementado la seguridad en Mánchester y en el transporte público de todo el país.

Como consecuencia del atentado, se han suspendido los actos de la campaña electoral para las elecciones del 8 de junio, y Ariana Grande, consternada por los acontecimientos, ha decidido cancelar su gira. “Destrozada. Desde el fondo de mi corazón, lo siento mucho. No tengo palabras”, ha escrito la cantante en Twitter.

No obstante, Ariana Grande ha anunciado que va a volver a la ciudad inglesa de Manchester para ofrecer un concierto benéfico para recaudar fondos con los que ayudar a las víctimas del atentado. “No vamos a dejar que el miedo nos domine, que nos divida. No dejaremos que el odio gane”, afirma la cantante en el comunicado en el que anuncia el concierto benéfico, para el que no pone fecha. “Volveré a la increíblemente valiente ciudad de Mánchester para pasar tiempo con mis fans y celebrar un concierto de homenaje que recaude fondos para las víctimas y sus familias”.

Grande defiende en su mensaje el poder integrador de la música. “Cuando miras al público de mis conciertos ves a una multitud diversa, hermosa, feliz. Miles de personas increíblemente diferentes, unidas por el mismo motivo: la música, algo que cualquiera en la Tierra puede compartir; algo que está hecho para curarnos, para acercarnos, para hacernos más felices. Y eso es lo que va a continuar haciendo”.  La cantante se despide afirmando que las víctimas del atentado de Mánchester estarán en su corazón “cada día”. “Pensaré en ellos con cada cosa que haga durante el resto de mi vida”.

El último atentado que se produjo en suelo británico fue hace dos meses, en Londres, cuando un hombre embistió con su coche a una multitud, y estrellándose finalmente contra el Parlamento, causando cinco muertos y 40 heridos, y apuñalando a un policía.

A Tony Walter se le considera “la victima número 23” del atentado de Manchester. Este hombre sobrevivió al atentado de 2005, pero ha terminado suicidándose al no poder soportar vivir más en un mundo rodeado de la amenaza terrorista.

Walter estaba en el tren de Edgware Road cuando explotó el 7 de julio, cerca de Mohammad Sidique Khan, matando a siete personas, incluyendo el terrorista. Aunque fue alcanzado por la metralla, sobrevivió al ataque.

Pero las tragedias no terminan aquí. El pasado viernes al menos 28 personas han muerto y otras 23 han resultado heridas en un ataque en Egipto, en contra de un grupo de cristianos en un pueblo de la provincia rural de Minya, a unos 350 kilómetros al sur de El Cairo.

Según los primeros testimonios citados por la prensa local, se trataría de una emboscada. Los hombres armados se hallaban ocultos en una colina cercana y, al percatarse de la llegada de un grupo de autobuses, han abierto fuego a los peregrinos. La caravana ha sido entonces blanco de un intenso tiroteo. Los heridos han sido trasladados a un hospital cercano. Los atacantes eran entre 8 y 10 hombres vestidos en uniformes militares.

Por Carla Muñoz Fandos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *