Liberan al opositor venezolano Leopoldo López

El Supremo venezolano le otorga arresto domiciliario tras conocerse su preocupante estado de salud en la cárcel de Ramo Verde.

El opositor venezolano de 46 años, Leopoldo López, ha salido finalmente de la cárcel de Ramo Verde tras mas de tres años de reclusión y se encuentra ya reunido con su familia, cumpliendo arresto domiciliario. Las razones esgrimidas por el Supremo responden a “problemas de salud”, según notificación oficial, versión que desmiente la familia.

En los últimos meses se habían registrado fuertes protestas en las calles pidiendo su liberación y contra el régimen de Nicolas Maduro, siendo brutalmente reprimidas y muriendo hasta 89 personas. A su vez importantes mandatarios internacionales como el presidente español, Mariano Rajoy, numerosos lideres latinoamericanos o los estadounidenses Barak Obama y Donald Trump junto con el Papa Francisco o la Unión Europea en bloque pidieron la liberación.

El expresidente del gobierno de España, José Luis Rodriguez Zapatero, ha constituido una pieza clave en la excarcelación, apoyado a su vez por otros expresidentes como José María Aznar y Felipe González, pues medió en el marco de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para lograr su libertad. Realizando visitas a la cárcel y estableciendo contactos con Nicolás Maduro, el líder socialista fue con el tiempo situando el diálogo entre ambas partes encima de la mesa.

La salida de López supone una nueva victoria de los opositores, que se une a la reflejada en los últimos comicios, donde la coalición MUD casi duplicó los resultados oficialistas logrando 99 diputados frente a los 46 chavistas. Desde entonces el parlamento se convirtió en todavía mas incomodo para Nicolás Maduro y sus seguidores, registrándose injerencias, como la del Tribunal Supremo, que asumió los poderes legislativos, o altercados, como el sucedido el miércoles, donde varios de sus acólitos asaltaron la cámara de representación.

Leopoldo López, una piedra en el zapato del chavismo

El dirigente liberado esta semana se había convertido con el tiempo en uno de los mas firmes opositores al regimen bolivariano, primero comandado por Hugo Chávez y mas tarde por el actual presidente Nicolas Maduro. Nacido en el seno de una adinerada familia, el que fuera descendiente del libertador, Simon Bolivar, quien contribuyo a la independencia de las colonias americanas frente a la metrópoli española, o Cristóbal Mendoza, primer presidente venezolano, se sumergió desde joven en el mundo de la política, a la que se sumaron labores de docente y asesoría en industria petrolífera.

Con estudios en universidades prestigiosas como Harvad, donde se integró en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, Leopoldo López pronto demostraría su ambición, participando de numerosos cargos orgánicos en una primera fase, y optando mas tarde a responsabilidades de gobierno siempre con la mirada puesta en contrarrestar al poder imperante. La alcaldía de Chacao, localidad en las inmediaciones de la capital Caracas, fue su gran conquista política desde 2000 y hasta 2008, cuando fue inhabilitado para el desempeño de cargos públicos, sin poder optar finalmente a la alcaldía caraqueña.

A partir de entonces comenzó una persecución por parte del gobierno venezolano, primero con Chávez y después con Maduro a la cabeza, contra el referente de los opositores. Acusado de supuesta corrupción por una corte y por el interventor general de la nación, años mas tarde la Corte Interamericana de Derechos Humanos le daría su apoyo. Desde entonces, le sería permitido presentarte a elecciones y así fundaría en 2009 el movimiento Voluntad Popular (VP), con el que alentaría manifestaciones contra el chavismo, siendo finalmente encarcelado en 2014 como supuesto culpable de instigar asesinatos, entre otros delitos.

Durante su prisión, y hasta la salida en 2017, el líder ha recibido apoyos muy diversos a lo largo de todo el planeta, incitados en especial por su mujer, Lillian Tintori, convertida en portavoz y cabecilla de las marchas en pro de la liberación.

Reacciones a la liberación

Las horas posteriores a la liberación han estado marcadas por las reacciones políticas a la noticia, tanto en la región latinoamericana como en el resto del mundo. En Venezuela, el propio gobierno ha querido transmitir sus sensaciones en boca de dirigentes y del propio Maduro. “La medida de arresto domiciliario otorgada al opositor Leopoldo, fue gracias al diálogo político que impulsa el Gobierno”, afirmó el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López. Por su parte el propio presidente venezolano apoyaba la decisión del Supremo y pedía a López mantener un mensaje de “diálogo y paz”.

Las reacciones de la oposición estuvieron capitanedas por Lilian Tintori, esposa del político detenido. “Luego de 3 años y 5 meses injustamente encarcelado, hoy nos llenamos de esperanza al tener de nuevo a nuestra familia reunida”, publicó en su Twitter, a lo que añadió después que seguirá “luchando por la libertad de los presos políticos”. Otras declaraciones relevantes fueron las de uno de los abogados de Leopoldo López, Javier Cremades, que aseguró que su cliente “continúa siendo un preso de un régimen tiránico.

En el resto de la Lationamérica fueron varios los líderes que se pronunciaron vía red social. Mauricio Macri, presidente de Argentina, declaró: “Nos alegra mucho saber que Leopoldo ya está con su familia. Esperamos que pronto los demás presos políticos puedan hacer lo mismo”. Mientras, Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, reconoció que era “buena noticia que Leopoldo esté de nuevo con su familia”, aseverando asimismo que “debe perseverar en el diálogo y solución pacífica”.

Por otro lado, en España fueron numerosas las reacciones por parte de político de diversos colores. El presidente Mariano Rajoy dijo sentirse “feliz de que Leopoldo haya vuelto a casa con Lilian Tintori y sus hijos”. Los líderes del PSOE y Ciudadanos, también se felicitaron, y pidieron la “liberación del resto de presos”. La nota mas discordante la protagonizó Alberto Garzón, coordinador Federal de IU, que tildó a López de “golpista”, cuestionando los beneficios de su salida.

Venezuela, la quiebra de un modelo

Los diversos acontecimientos sucedidos en el país latinoamericano constituyen una rutina de inestabilidad que ha marcado los últimos años. A la degradación del sistema de libertades, con llamadas a la insurección armada por parte del gobierno, ataques al ordenamiento constitucional, asesinatos policiales, corrupción y control de los medios, se suma la profunda crisis económica.

Pese a ser un país petrolífero, el de mayores reservas del mundo, con exportaciones por valor de 100.000 millones de dólares en promedio anual, Venezuela se halla sumida en un riesgo real de suspensión de pagos. Con una deuda extratosférica, el país ha ido cumpliendo objetivos económicos gracias a su riqueza energética, pero la bajada del crudo, la inestabilidad política y la alta inflación comprometen a un país potencialmente boyante.

El modelo de gobernanza, que mezcla una economía capitalista de gran control estatal, con una ideología de corte socialista en lo social, poco tolerante con la libertad individual, ha terminado por fracturarse, alejando a Venezuela de socios regionales liberales como Argentina, Colombia o Brasil y la Comunidad Internacional y posicionándose mas cerca de mandatarios como Raul Castro, dictador cubano, aislando toda posibilidad de democratización.

Sergio Rupérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *