Las mentiras del presupuesto

EUROPA PRESS

El Gobierno lleva días vendiendo que los presupuestos del año 2017 son los que España necesita, y yo le respondo, disculpen el juego de palabras, que efectivamente estas cuentas son las que una parte de España necesita, pero se trata, precisamente, de la que menos necesidad tiene…

Por su parte el Sr. Montoro presenta dos grandes argumentos en torno a los cuales articula su relato y  por los que la oposición debería haberlos apoyado su fuéramos medianamente responsables: uno, con estos presupuestos se acabaron los recortes y dos, son los presupuestos más sociales que ha “parido” el veterano ministro, admitiendo, eso sí, que para mantener ese gasto social son obligados los grandes recortes en inversión pública, sobre todo en ferrocarril y carreteras, que han provocado por cierto, una curiosa alianza opositora entre sindicatos y patronal del sector.

Mi respuesta a este planteamiento es que comprende, hablando en plata, dos mentiras, dos grandes falsedades. A continuación lo voy a intentar resumir en pocas líneas.

El gasto se recorta en 8.754 millones para reducir más el déficit (bajan inversiones públicas pero también desempleo y muchas otras partidas). Por su parte el gasto social sube 1.650 millones, un “parche” frente a los 25.000 millones recortados por Rajoy a lo largo de su mandato, y centrado este aumento casi exclusivamente en las cantidades destinadas al pago de las pensiones, cada vez más numerosas en el contexto de una población española más envejecida y con mayor esperanza de vida.

Lógicamente estos presupuestos son los que “España necesita”…para seguir cumpliendo los objetivos de déficit marcados por Bruselas y que se cifran en torno a los 14.000 millones de euros de nuevo ajuste. Y lo son, entre otras cosas, por la incapacidad de este Gobierno de trasladar a la sociedad que lo que este país necesita no es reducir el gasto público sino aumentar los ingresos, así lo manifiesta cualquier comparativa que utilicemos con nuestros homólogos europeos.

Aún así, el Gobierno, espoleado por su socio parlamentario de Ciudadanos y ante la incredulidad de la Comisión Europea, trata de dibujar una futura bajada de impuestos para el próximo ejercicio, ajeno a las consecuencias que provocó la última y electoral rebaja del IRPF en nuestras cuentas públicas.

Por el camino de estas mentiras van a quedar también 11 millones de españoles (entre jubilados y funcionarios) con menor poder adquisitivo tras el repunte previsto de la inflación para el presente ejercicio, o todas aquellas personas dependientes con derecho reconocido que seguirán en lista de espera, sin olvidarnos de ese vergonzoso dato de pobreza infantil en nuestro país que alcanza al 34,45 de los menores españoles.

Podríamos analizar una serie larguísima de carencias sociales y de inversión que este presupuesto contiene, pero ya he dicho que iba a resumir en unas líneas las grandes mentiras de “Pinocho” Montoro, y creo que han sido suficientes para hacerlo. Pero no se preocupen que siempre habrá un portavoz del Gobierno capaz de vendernos este cuento, así que fíjense en la nariz…

Oscar Galeano, diputado por el PSOE en el Congreso de los Diputados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *