Las diferencias entre los dirigentes independentistas paralizan la formación de un gobierno en Cataluña

Carles Puigdemont en Berlín
Carles Puigdemont en un acto independentista en Berlín / Reuters

Las diferencias entre Puigdemont con su partido, el PDeCAT, y ERC están impidiendo la formación de nuevos acuerdos que lleguen a buen cauce. La posibilidad de poder constituir un gobierno catalán en mayo es cada vez más lejana. Desde el PDeCAT no tienen la potestad suficiente para controlar al 100% a Junts Per Cat, la candidatura que Puigdemont lideró en las últimas elecciones. Para muchos, Junts se ha convertido en una orquesta al servicio de Puigdemont; él lleva la batuta.

Desde ERC se sienten “arrinconados”. Este miércoles, Puigdemont organizó una reunión en Berlín, de la que los republicanos salieron descontentos. “No nos han anunciado ningún nombre. Nos arrinconan. Actúan como si estuvieran cerca de la mayoría absoluta y tuvieran cuarenta diputados más en el Parlament que nosotros”, explicaron fuentes de ERC al diario La Vanguardia. El partido liderado por Oriol Junqueras quiere formar gobierno cuanto antes, algo que en estos momentos parece contraponerse a las intenciones de Puigdemont. “La unidad del bloque independentista es necesaria para salir adelante”, señalan los republicanos ante la fractura del bloque independentista.

Para los constitucionalistas, Puigdemont quiere forzar la situación y conducir a Cataluña a unas nuevas elecciones. Así lo han asegurado esta semana el secretario de Estado de las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, y también Pedro Sánchez, líder socialista.

Manuel Valls, hacia la alcaldía de Barcelona

Mientras los independentistas forcejean sobre como constituir un gobierno, esta semana el centro derecha catalán ha sorprendido. A un año de las elecciones municipales, el ex primer ministro francés, Manuel Valls, ha revelado que estudia la posibilidad de liderar la candidatura de Ciudadanos a la alcaldía de Barcelona en las elecciones de mayo de 2019.

Manuel Valls en su visita a España / EFE
Manuel Valls en su visita a España / EFE

Valls, nacido en Barcelona, es contrario a la independencia de Cataluña y hace unos meses participó junto a Albert Rivera en una manifestación de la Sociedad Civil catalana. De seguir lo estudiado, la candidatura se convertiría en un verdadero golpe de efecto contra la actual alcaldesa, Ada Colau, y para el bloque independentista municipal.

Por un lado, Colau afronta el peor año de mandato. Su partido Barcelona en Comú sostiene el mandato con 11 concejales de los 41 totales. Por otro lado, ante la irrupción de Valls, los partidos independentistas se verían obligados a concurrir bajo una sola candidatura para ganar fuerza.

Valls, que se encuentra estos días en España, asistió a Los Desayunos de TVE, donde habló de la oferta de Ciudadanos. “Me he metido en este debate porque soy nacido en Barcelona, hijo de catalán, y porque también quiero dar a Cataluña y a España mis orígenes”, dijo Valls señalando además que “España es un Estado Democrático” en el que “no hay posibilidad” de que Cataluña esté fuera. Valls tiene la nacionalidad francesa, pero su condición de ciudadanos europeo le permitiría presentarse a unos comicios en Barcelona. El líder de los naranjas, Albert Rivera ratificó que la puerta está más que abierta para el ex primer ministro francés, del que destacó su “talento y nivel” como “demócrata convencido”. “Desde Luego, un alcalde como el señor Valls sería mucho mejor que una alcaldesa como Colau”, alegó Rivera.

Los comunes se reorganizan en vistas a mayo de 2019

El domingo, Catalunya en Comú celebró su asamblea organizativa, donde se ha elegido un nuevo reglamento para la renovación de los dirigentes y reorganizar la nueva estructura de los órganos en el territorio catalán.

Catalunya en Comú integra tres órganos: Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), Esquerra Unida i alternativa /EUA) y Barcelona en Comú. Hasta ahora, la relación entre los Comuns y Podem la ha mantenido Xavier Domènech, siendo el único enlace entre los lados de un mismo puente. Estos grupos se presentaron bajo Catalunya en Comú Podem a las elecciones del 21-D, una unión por la que seguirán apostando en caso de nuevas elecciones si no se forma gobierno en el mes de mayo.

Miguel Nadal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *