Las 44 obras de Sijena ya tienen fecha de regreso a Aragón: el 11 de diciembre

El ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros / Tània Tàpia (ACN)

Las 44 obras de Sijena ya tienen fecha de regreso a Aragón: el 11 de diciembre. La decisión llega después de que el magistrado del Juzgado número 1 de Huesca, Antonio Martín González, emitiese el pasado miércoles una nueva resolución judicial por la que autoriza a la Guardia Civil a entrar incluso “por la fuerza” al Museo de Lérida a partir de la medianoche del próximo lunes, día 11 con el fin de cumplir con su orden de entrega.

De esta manera, el magistrado mantiene su orden inicial, a pesar de que la Generalitat de Cataluña -controlada por el Ejecutivo central, tras la aplicación del artículo 155- presentase un recurso de reposición por la imposibilidad de cumplir con el plazo fijado y por considerar “insuficiente” y “nulo” el plan de traslado aportado por el Gobierno de Aragón. El ministro de Cultura y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, que, en principio debería haber autorizado dicho requerimiento, manifestó también en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros que estos procesos requieren “tiempo”.

El director del Museo de Lérida, Josep Giralt, ha declarado hoy en la radio catalana RAC 1 que los trabajadores facilitarán el acceso de los técnicos del Gobierno de Aragón y de los agentes de la Guardia Civil el próximo lunes a partir de las 8.00 y, además, colaborarán con el dispositivo de traslado. Siempre que los recursos presentados no puedan evitar la ejecución de la orden judicial.

Eso sí, ha manifestado que lo que no harán es acudir de madrugada al museo, haciendo referencia a la providencia del magistrado del juzgado número 1 de Huesca que permite entrar al espacio expositivo para incautar las obras a partir de la media noche.

Respuesta de Aragón al recurso

Ante la decisión presentada in extremis por la Generalitat, la consejera de Cultura de Aragón, Mayte Pérez, respondió con dureza calificándola de “insoportable falta de respeto” hacia Aragón y de “un insulto a la dignidad de los aragoneses”. La consejera expresó que “el ministro está actuando con cobardía, plegándose a los intereses de Cataluña por encima de las decisiones judiciales y despreciando a nuestra tierra, a Aragón” y consideró que se trata de una “incomprensible deslealtad institucional hacia los demócratas”.

Asimismo, Pérez apuntó que Méndez de Vigo está reproduciendo los argumentos del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pero “con una diferencia: Puigdemont se situaba fuera del estado de derecho y de la Constitución, y el Gobierno de España, que dice que respeta la ley, hace trampa en este caso para no cumplirla”. Además, ha valorado que el único objetivo del ministro con este recurso es “exonerar las responsabilidades penales” en las que incurriría si no ordena la devolución. A su juicio, lo hace “sin importarle el cumplimiento de la justicia ni la reparación social y moral que debe darse con los aragoneses”.

Por otra parte, la consejera también consideró “indignante” e “insultante” que Méndez de Vigo avale las tesis de los anteriores consejeros catalanes de que la conservación y el traslado no se van a hacer en condiciones: “Eso, además de no ser cierto, es un insulto a la profesionalidad y rigor de nuestros técnicos”. “Los bienes vendrán y se conservarán en perfectas condiciones, como ya lo están los 51 devueltos el pasado año”, añadió, recordando, al mismo tiempo, que todavía están esperando que la Generalitat dé cuenta de las dos piezas de ese primer lote que extravió.

Por todos estos motivos, Pérez declaró que desde el Gobierno de Aragón están estudiando una respuesta al recurso y pidió la unión de las fuerzas políticas y sociales aragonesas contra esta “agresión”. “Con muchísima tristeza afirmo que, una vez más, se demuestra que los aragoneses dependemos solo de nosotros para conseguir nuestras causas legítimas”, lamentó.

Por su parte, el alcalde de Villanueva de Sijena, Alfonso Salillas, sentenció que exigirán “explicaciones al ministro de Cultura” y, en caso de que sean “insuficientes”, se plantearán emprender acciones legales, así como hicieron contra los exconsejeros catalanes de Cultura, Santi Vila y su sucesor, Lluís Puig, investigados por el Tribunal Supremo por un presunto delito de desobediencia al desoír las órdenes judiciales de entrega de las obras.

Noelia Muñoz Marco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *