La vida de la central térmica de Andorra llega a su fin

Central términal de Andorra

El cierre definitivo de la central términal de Andorra está firmado definitivamente para 2020, después de que el 58,94% del Congreso de los Diputados votase el pasado martes en favor del cierre de las centrales térmicas de carbón. Un total de 201 votos decisivos en la vida de una instalación que, según ha advertido en varias ocasiones el secretario general de CCOO en Aragón, Manuel Pina, soporta económicamente “a la comarca entera”.

De esta manera, la mayoría de partidos políticos dejó claro su negativa a estas centrales. La principal medida aprobada durante el pleno y que provoca el cierre de la central de Andorra es la retirada de los pagos por capacidad a las centrales que emitan más de 550 gramos de CO² por kilovatio -teniendo en cuenta que todas las centrales térmicas de carbón superan esas emisiones-.

La moción impulsada por Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea y acordada con el PSOE y Ciudadanos, fue apoyada también por Esquerra Republicana, PDeCAT, Compromís, UPN, Bildu y Nueva Canarias. Sin embargo, el PP, Foro Asturias y Coalición Canaria votaron en contra de esta propuesta, mientras que el PNV se decantó por la abstención.

Por otra parte, el Congreso de los Diputados ha pedido al Gobierno que defienda ante la Unión Europea “objetivos verdes más exigentes”. Por ejemplo, le ha demandado un uso de renovables del 40% en 2030 como objetivo nacional y vinculante, así como un 40% de eficiencia energética.

Otras medidas recogidas en el texto aprobado son la defensa del acceso “en condiciones de prioridad” a la red eléctrica por parte de aquellas energías renovables, la eliminación de “las dificultades que pudieran existir al autoconsumo eléctrico” y el apoyo a las cooperativas para garantizar su pleno acceso a la red de distribución como productores energéticos.

Críticas

El presidente del PAR, Arturo Aliaga, ha incidido en la competitividad del carbón de la provincia turolense. A su juicio, el cierre de la central supondría una afección “gravísima” para las comarcas que han sido “generosísimas cuando han mandado miles de megavatios para el desarrollo de España”.

El presidente del comité de la central de Andorra, Hilario Mombiela, ha criticado al PSOE “por su incongruencia” y ha admitido que Endesa no ha ayudado a mantener la central con vida, ya que no se ha pronunciado sobre las inversiones que habría que haber acometido en la misma.

De la resignación a la acción

Debido al enfado y con el objeto de denunciar la situación, los 400 trabajadores de la central han convocado una acampada en el parque Luis Lindo de Andorra que ha comenzado este viernes, 27 de octubre por la tarde y que finalizará el próximo domingo. Además, durante la jornada del sábado se realizarán diferentes actividades y habrá mesas informativas entre las diez de la mañana y las siete de la tarde para explicar a todos aquellos que se acerquen cuál es la situación actual. Asimismo, a las doce del mediodía tendrá lugar una concentración y a las dos de la tarde una comida popular.

Noelia Muñoz Marco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *