La SD Huesca empata en el Sadar y estropea la fiesta rojilla

Melero conduce el balón perseguido por Roberto Torres

La SD Huesca consiguió sacar un valioso punto de El Sadar, estadio que cumplía 50 años, tras empatar a 1 con el Osasuna en un partido intenso con pocas ocasiones claras. Melero, con un cabezazo a la salida de un córner en los minutos finales, logró igualar el tanto anotado por Unaí García.

Después de la buena imagen mostrada en la pasada jornada frente al Lorca, el Huesca visitaba un campo complicado de un equipo recién descendido con la intención de sacar un resultado positivo. Por otro lado, Osasuna, que a pesar de ser uno de los favoritos para el ascenso aún no conoce la victoria, celebraba por todo lo alto el 50 aniversario de su estadio.

Antes del partido, Rubí explicó en la rueda de prensa cuál debía ser la actitud del equipo si quería obtener la victoria: “Cuando se gana se trabaja mejor y con más alegría, pero eso no tiene que suponer bajar la intensidad. Tengo ganas de ver a mi equipo ante un gran rival como es el Osasuna en un partido de máxima dificultad y ante una afición que anima muchísimo a su equipo y que aprieta mucho”.

Además, el entrenador barcelonés analizó la plantilla rival: “Ellos querrán ganar el primer partido y les generará más intensidad en todo. Son muy buenos, tienen una gran plantilla y son favoritos al ascenso, aunque debemos aprovechar la necesidad que tienen de ganar”.

En cuanto al once, el técnico del equipo altoaragonés introdujo varias modificaciones en el sistema, con el objetivo de hacer al equipo más fuerte en el apartado defensivo. Aguilera formó doble pivote con Luso en el centro del campo, situando a Melero delante de ellos. En la delantera, Cucho fue el que ocupó la punta de ataque, mientras que Ávila se desplazó a banda, dejando fuera de la alineación titular a Vadillo.

La primera parte estuvo marcada por la alta intensidad y las escasas ocasiones. El juego se veía continuamente interrumpido por las faltas, siendo reflejado este hecho en las estadísticas: el árbitro mostró 6 cartulinas amarillas en los primeros 45 minutos. Sin un dominador claro, ambos conjuntos peleaban por tratar de recuperar el balón en el centro del campo.

A la vuelta de los vestuarios, el desarrollo del partido cambiaría ligeramente. El conjunto oscense salió mejor al terreno de juego, dominando algunos tramos del choque. En el minuto 55, Rubi introdujo a Vadillo por Ávila. Este cambio activó a los visitantes y, 5 minutos más tarde, los oscenses gozarían de la oportunidad más clara del encuentro: Cucho logró pisar el área local y soltar un fuerte disparo, pero el ex azulgrana Sergio Herrera, envió el balón a córner con una de sus habituales estiradas.

Sin embargo, sería la escuadra local la que se adelantaría primero. En el minuto 67, Fran Mérida colgó una lejana falta al área visitante que peinó Lucas Torró para que, Unai García, en el segundo palo, rematase cayendo y anotase el primer tanto de la contienda.

El técnico catalán reaccionó y realizó el segundo cambio. Rescaldani sustituyó a Luso en el centro del campo. Diez minutos después, los visitantes tendrían una nueva oportunidad empatar, pero Akapo cruzó demasiado el balón y su tiro se marchó fuera por poco. A la desesperada en busca de la igualada, Rubi sacó del campo al central Fair para introducir al extremo Ferreiro.

A punto estuvo Osasuna de sentenciar el partido en el minuto 82: Quique conectó un centro de Xisco en el corazón del área, pero su tijereta golpeó en el larguero. No obstante, a falta de 3 minutos, apareció Melero para cabecear un córner botado por Vadillo y conceder al Huesca un punto de oro en un campo difícil, el primero a domicilio de esta temporada tras la derrota en Soria.

Melero celebra el tanto anotado

Al finalizar el partido, Rubi analizó el resultado y el juego de su equipo: “El resultado para mi es justo. Ha sido un partido que iba bastante para el empate. Una primera parte muy trabada pero sin pasar problemas y cuando estábamos mejor en la segunda parte nos ha llegado el gol a balón parado. Cuando hemos encajado el gol hemos intentado ser más prácticos”.

Asimismo, el barcelonés habló sobre el transcurso del encuentro y la intensidad mostrada en algunos tramos: No teníamos esa intención de un partido brusco, ni mucho menos, pero hay jugadores con mucha personalidad y eso que en la primera parte no ha pasado gran cosa. En segunda es muy difícil ganar partido y venir a este estadio ante un equipo con muy buenos jugadores hemos logrado un punto”.

El equipo celebra el gol

Hoy, el conjunto oscense se enfrentará al Real Valladolid en el Alcoraz, en un partido correspondiente a la Copa del Rey. Los jugadores menos habituales tendrán la oportunidad de demostrar a Rubi sus pretensiones y hacerle dudar a la hora de elaborar los futuros onces.

Adrián Blasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *