La ruta de Donald Trump

© REUTERS/ Jonathan Ernst

Lo ha vuelto a hacer. Donald Trump ha sido el protagonista de todos los rincones del mundo. En apenas una semana, su figura ha conseguido que todos los focos se centraran en él. Viajes a Oriente Próximo, negocios, investigaciones y desafíos con Rusia, una visita al Papa y desplantes de su mujer al negarse darle la mano, han sido algunos de los acontecimientos que han definido la situación del magnate.

Donald Trump viaja a Oriente Próximo

Donald Trump ha decido dar comienzo a su gira internacional. Tiene objetivos muy claros y sinceros, para, según se ha dicho, llegar a acuerdos comerciales. El presidente de Estados Unidos aterrizó el pasado sábado 20 de mayo en Arabia Saudí dispuesto a entablar relaciones con el país y negociar con países aliados islámicos. Parece que Trump decidió abandonar su islamofobia durante unos días. Todo lo necesario para conseguir acuerdos comerciales. El republicano firmó un contrato de venta de armamento de la historia estadounidense, con la intención de modernizar el ejército con más recursos y más dotado de Oriente Próximo, después de Israel. Durante toda su estancia, no mencionó ninguna de los comentarios de su campaña donde había criticado que el ex presidente Barack Obama hubiera visitado una mezquita de este país, ni tampoco cuando afirmó que expulsaría a todos los refugiados sirios porque podían ser del Estado Islámico. Donald Trump es capaz de hacer un uso electivo de sus palabras.

Por otro lado, Donald Trump también ha declarado sus intenciones pacíficas tras una nueva alianza con Israel. El presidente y su mujer realizaron una ofrenda floral en el Museo del Holocausto de Jerusalén en honor de los 6 millones de personas que fallecieron en la Segunda Guerra Mundial. Trump también ha recibido críticas por su firma en el libro de visitas del establecimiento: “¡Asombroso, nunca lo olvidaré!”. Se le ha achacado de ser una declaración demasiado festiva y escueta para el lugar en el que se encontraba.

Trump visita al Papa

Dicen que la cara es el verdadero espejo del alma, y en el caso del Papa, parece que este dicho es todo un acierto. La cara del Papa Francisco a recibir al presidente era de extrema frialdad, puesto que ambos se encuentran en contrarias ideologías. En el comunicado oficial de El Vaticano se ha declarado que hay un evidente deseo de que la colaboración entre el Estado y la Iglesia Católica en los Estados Unidos, sea positiva y satisfactoria. La comunicación entre ambos también ha permitido abordar asuntos de interés internacional, además de la promoción de la paz “a través de la negociación política y el diálogo interreligioso”.

Crisis entre EEUU y Rusia

El yerno y asesor de Donald Trump, Jared Kushner, quiso establecer un canal de comunicación secreto con el Kremlin para evadir la inteligencia de Estados Unidos, según informaciones del Washington Post. De esta manera, el FBI está investigando el Kushner intervino en los presuntos nexos del magnate y Rusia. Todo esto ha ocurrido después de que Trump decidiera despedir al director del FBI, James Comey. El yerno de Trump propuso al embajador ruso en Estados Unidos, Sergei Kislyak, crear una red diplomática paralela a la oficial entre EEUU y Rusia cuando Barack Obama aún era el presidente del país. Kushner propuso citar a principios de diciembre al embajador ruso y al general retirado Mike Flynn, que tuvo que dimitir de su puesto de consejero de Seguridad Nacional de Donald Trump por sus vínculos con Rusia. En la actualidad, está siendo investigado por el FBI.

The Washington Post declaró: “Kushner está siendo investigado por el grado y naturaleza de sus interacciones con los rusos”. Por su parte, loa abogados del yerno de Donald Trump han explicado que su cliente está dispuesto a ofrecer toda la información que dispone de esas funciones, siempre que se diera el caso.

Ana Calvo Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *