La reparación de los desperfectos en las placas franquistas no tiene fecha en el calendario

El pasado fin de semana se sucedieron en Alicante una serie de actos vandálicos contra dos placas franquistas de la plaza División Azul y el rótulo de la calle Comandante Franco, en el barrio de San Gabriel que se repusieron el viernes por orden judicial. La Concejalía de Limpieza, en manos de Guanyar, llevará a cabo la eliminación de la pintura blanca de las placas «cuando toque» en el calendario de trabajos pendientes.

El principal punto que ha recuperado su nomenclatura original tras los daños y la consiguiente reposición de los rótulos fascistas de las calles de Alicante que fomentó la Concejalía de Memoria Histórica es: en la plaza de la División Azul, la primera que recobró su nombre franquista en este proceso, ha pasado a llamarse plaza De la Igualdad.

Dicha placa, que encabezó la inauguración del nuevo callejero era difícil de leer, pero una segunda que se colocó en otro punto de la plaza es completamente ilegible. Han sido unos minutos muy tensos de ambiente crispado en los que se ha dejado notar la presencia de grupos republicanos protestando contra la vuelta de placas franquistas. En cuanto a la calle Antonio Moreno Lancho, que por la Ley de Memoria Histórica había pasado a ser Cecilia Bartolomé Pina, no tiene identificación al retirarse las nuevas placas. Algunas franquistas se rompieron al quitarlas y el tripartito ya ha declarado que no las va a hacer nuevas.

«Se hará cuando llegue la orden de trabajo, cuando toque». Es decir, en ningún caso el Ayuntamiento prevé acelerar el proceso. «No se dará la orden de que se haga antes que cualquier otro servicio previsto. Cuando hay actuaciones de limpieza de grafitis y otros se sigue un orden. No se van a quitar antes que otro grafiti previsto antes. Los técnicos municipales actuarán de acuerdo al calendario del servicio», dijeron desde el grupo, recogiendo la postura del edil de Limpieza, Víctor Domínguez..

La edil de Compromís María José Espuch, responsable precisamente de Memoria Histórica, ha llorado inevitablemente debido a la rabia que le produce tener que acatar un mandato judicial de tiempos “del No Do y del blanco y negro. Hasta Cuéntame nos ha superado porque retrocedemos 40 años”. Los otros grupos  PSOE y Guanyar  no han abandonado a Espuch, Además, han acudido la diputada de Compromís Mireia Mollà, y por Guanyar, EU y la comisión de Memoria Histórica Fernández Cabello, quien ha calificado al alcalde socialista de timorato por no haber agotado el procedimiento antes de ordenar por decreto la reposición de las placas franquistas. Aprovechando la ocasión, el presidente de la asociación de vecinos del barrio Miguel Hernández, ha reivindicado mejoras para la zona, que califica de muy degradada, independientemente del conflicto de las placas.

Los vecinos han acogido este escándalo reivindicando su descontento con movilizaciones en contra de la aplicación de la Ley de Memoria Histórica y solicitaron que se mantuviera el nombre de Barrio José Antonio.

REACCIÓN POLÍTICA

Como consecuencia del caso, un político de Compromis, Sixto de Toro por un presunto delito de incitación del odio y amenazas ha sido denunciado por el Partido Popular alicantino ante la Fiscalía. El motivo es que de Toro publicó en una de sus redes sociales: “El PP es nazi. Solo merecéis un tiro en la sien. Todos”, como respuesta de la actuación del partido ante el escándalo de la reposición en las calles de las placas franquistas en la ciudad. Para más inri, el mandatario repitió estas declaraciones dos días más tarde, certificando que “ellos (aludiendo tanto a afiliados como a simpatizantes del PP) al hoyo”.

La trayectoria política de De Toro no ha sido muy activa, ya que fue candidato de Compromís por Tibi en las elecciones de 2011, pero no resultó vencedor. En esta ocasión en la que arremete contra el PP y denuncia su actuación, el partido saca a la luz que Sixto de Toro no es la primera vez que es condenado por un delito de injurias. “Ya tiene antecedentes por amenazas e injurias a un concejal de UPYD en 2015 por defender el festejo del Toro de la Vega, al que amenazó con partirle la cara”, confiesan los populares.

Una vez que estas presuntas manifestaciones agresivas y despreciables llegaron a oídos de militantes y adeptos al partido al que se hacía referencia, también estos respondieron a las reiteradas amenazas. José Ciscar, presidente del PP provincial y afectado por dichas declaraciones, manifestó en las redes sociales su intención y deseo de mantenerse imperturbable ante estos ataques verbales y físicos: “Se equivocan si creen que nos van a intimidar», afirmó el líder del PP de Alicante.

SUCESOS ANTERIORES

En enero de este mismo año, se emitió la ley que obligaba al Ayuntamiento de Alicante a reponer las antiguas placas de las calles que sustituyó en aplicación de la Ley de Memoria Histórica “a la mayor brevedad posible”.

El titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 4 de Alicante llevó a cabo la correspondiente recolocación en un auto en el marco del recurso presentado por el grupo municipal del PP contra la medida del tripartito. Recrimina el juez que “el Ayuntamiento de Alicante, pese a tener conocimiento no sólo de la pendencia de un recurso contencioso administrativo, sino además de la apertura de la correspondiente pieza de medida cautelar, procedió de manera precipitada e inmotivada” e incluye que “no concurrían razones de urgencia que justificaran tal inmediato proceder”.

La magistrada María Begoña Calvet paralizó del mismo modo todos los trámites administrativos que suponían el cambio de nomenclatura de las vías afectadas y el “restablecimiento de las denominaciones primitivas”.

En respuesta a este auto, Compromís declaró que seguirían trabajando en favor de la memoria histórica, hecho que se ha comprobado en la actualidad, a la vez que lamentó que el PP pidiese a los tribunales reestablecer nombres franquistas como el de División Azul. El Partido Popular, por su parte, obligó en rueda de prensa la dimisión de los ediles de Modernización, Daniel Simón y del concejal delegada de Memoria Histórica, María José Espuch, Además, el partido exigió que el restablecimiento se produjese “con la misma rapidez” con que se produjo el ayuntamiento.

Sara González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *