La lucha por unas pensiones dignas

Manifestación por las pensiones. / Luis Tejido / EFE

Las manifestaciones para reclamar unas pensiones dignas continúan. El pasado jueves salieron a la calle de varias ciudades españolas centenares de personas para defender una subida de las pensiones superior al 0,25%, aprobado por el Gobierno del PP para este año, en cumplimiento con la ley. Esta reivindicación sucede a la celebrada el pasado 22 de febrero, a la que acudieron miles de personas, pero no es la última: los sindicatos han convocado una nueva manifestación el próximo sábado 17 de marzo.

Los pensionistas reclaman que los incrementos de las pensiones cubran la subida de los precios y que los Presupuestos Generales del Estado de 2018 -todavía sin aprobar- incluyan partidas para asegurar la financiación de la Seguridad Social.

En esta última manifestación -convocada por UGT y CCOO- hubo menos afluencia debido a las condiciones meteorológicas. De hecho, en ciudades como Sevilla y Cádiz, por este motivo, se llegaron a cancelar las movilizaciones convocadas. Debido a la baja afluencia, el secretario general de CCOO, Unai Sordo ha pedido que la próxima manifestación sea “intergeneracional” y se unan todas las plataformas: “Los sindicatos queremos promover la gran movilización para el 17 de marzo. No es solo por la revalorización de las pensiones, debe ser algo intergeneracional. La gente debe entender que se han adoptado medidas, como las de 2013 en las pensiones, que afectarán en los próximos años a la calidad de las pensiones”.

El problema y las soluciones

España es un país con una población cada vez más envejecida, lo que supone menos cotizantes y más jubilados. Debido al aumento de la esperanza de vida, los pensionistas reciben prestaciones durante más tiempo, lo que ocasiona un desequilibrio entre los ingresos y el los gastos. Por estos motivos, es necesario encontrar una fórmula para garantizar la sostenibilidad del sistema: por ejemplo, reduciendo los gastos (el primer intento fue desvincular las subidas del IPC) o aumentando los ingresos a través de los impuestos.

La última la propuesta del PSOE ha sido subir las pensiones un 1,6% acorde con el IPC. Por su parte, Hacienda propuso hace unos días aprobar una deducción en el IRPF “para las personas de edad muy avanzada” en los Presupuestos de 2018. Sin embargo, Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) calculan que el 63% de los jubilados no pagan IRPF por tener pensiones inferiores a 12.000 euros anuales. Por ello, los técnicos advierten del alcance “limitado de esta medida”, que beneficiaría a los pensionistas con mayores ingresos.

Debido al poco éxito de esa propuesta, el Ministerio de Hacienda está barajando aprobar una ayuda fiscal para las personas mayores, sean o no jubilados, que es similar a la que existe actualmente para las familias numerosas y que se articula como un impuesto negativo.

De esta manera, la medida beneficiaría a todas las personas mayores como si fuese una “prima fiscal por edad”, independientemente de que paguen o no IRPF. Este ‘cheque fiscal’ se entregaría a todos los ciudadanos que superasen los 80 años -aunque la edad está aún por definirse, igual que la cantidad que recibirán estas personas-.

Varios jubilados que han participado en la manifestación por unas pensiones dignas en Madrid. / ULY MARTIN

“La sesión plenaria más importante de esta legislatura”

Méndez de Vigo ha recordado en una rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, que una de las prioridades del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recogida en el acuerdo de investidura, era la de conseguir un Pacto de Estado sobre pensiones en el marco del Pacto de Toledo.

Por este motivo, Rajoy ha anunciado su intención de celebrar un debate monográfico sobre las pensiones en el pleno donde explicará las medidas que ha adoptado su Gobierno desde 2011 y en el que espera que los grupos parlamentarios expongan sus propuestas para garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones. El presidente ha expresado que puede tratarse de la sesión plenaria más importante de esta legislatura.

Rajoy ha informado que el debate se celebrará en unos 10 o 12 días: “Me lo ha pedido Podemos para hablar de la sostenibilidad de las pensiones, pero yo quiero hacer un debate general, explicar de dónde se saca el dinero para las pensiones, qué proponen unos y qué han hecho otros”.

De esta manera, el presidente del Gobierno se ha adelantado a la oposición que ya había acordado forzar la presencia del jefe del Ejecutivo en la Cámara.

Noelia Muñoz Marco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *