La lucha contra la violencia de género vive un momento histórico

La reunión de la subcomisión para un pacto de Estado sobre Violencia de Genero. FOTO: JAIME VILLANUEVA

La totalidad de los partidos políticos han acordado este pasado lunes un pacto que pasará a la historia. Un acuerdo con el que se trata de poner punto y final a uno de los mayores problemas de la sociedad española y del mundo: la violencia de género. El convenio de Estado en contra de esta realidad presenta la finalidad de que tanto las mujeres como sus hijos estén seguros en todo momento, aunque se trate de un indicio de maltrato.

Ya en lo que va de año, han perdido en la vida 32 mujeres y seis menores, además de los 16 niños huérfanos menores de 18 años. Las desoladoras cifras superan incluso a las del año pasado, cuando ya se velaba por dicho acuerdo político. De una vez por todas, partidos políticos han dejado a un lado sus diferencias para dar luz verde al primer gran pacto de la legislatura. Dicho convenio constará de 200 medidas que se financiarán con 1.000 millones de euros en los primeros cinco años.

Además, contiene medidas para ponerle freno a la violencia machista desde la infancia y ampliar y modificar los elementos de protección y seguridad de madres e hijos. Por último, incluye una prestación durante seis meses para que la familia pueda comenzar una nueva vida.

Desde la jurisdicción, se observa la posibilidad de suprimir la confesión de delitos de dicha índole. Desde el punto de vista penal, se plantea también la posibilidad de suprimir la confesión en delitos de violencia de género, del mismo modo que las injurias y calumnias no se consideren solo delito leve.
En relación con el contenido del acuerdo, el artículo primero es uno de los temas que más ha costado cerrar, ya que incluye aspectos como la definición de la violencia de género. El pacto recoge también medidas proteger a las víctimas de trata y de matrimonios forzados.

Una de las medidas más demandadas que introduce el pacto es la creación de protocolos en la atención primaria sanitaria y en las urgencias para que los médicos contribuyan a detectar a posibles víctimas cuando se produzcan los primeros abusos, como se hace ya en la Comunidad Valenciana. Pero sobre todo y lo más importante es acompañar, ayudar y proteger a las víctimas.

PERO, ¿ES SUFICIENTE?

Es una tarea casi imposible calcular la cantidad exacta que efectivamente el Gobierno a combatir la violencia de género en los últimos cinco años.

Lo que sí está claro es que tanto las recomendaciones de Naciones Unidas a las que España ha hecho oídos sordos, como la ratificación en 2014 del Convenio de Estambul, obligan a nuestro país a hacer más en materia de protección de las mujeres y lucha contra al violencia machista.

Los datos que se conocen y por las que se miden las variaciones de presupuesto en esta materia, son los que dedica el Gobierno en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) a la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género.

Los presupuestos de 2017 destinaron a esta Delegación 31,7 millones de euros, una cifra que supuso un incremento cercano al 11% con respecto al año anterior. Las organizaciones feministas reclamaban que se incrementaran en 120 millones de euros el presupuesto que destina el Gobierno a las Comunidades Autónomas para luchar contra esta violencia.

En su defensa de los PGE para luchar contra la violencia machista, la ministra Dolors Montserrat afirmó en el Congreso que el Gobierno dedicará este año 266 millones de euros a esta causa, repartidos en distintos ministerios (justicia, interior, trabajo..) a los que hay que sumar lo aportado a las Comunidades Autónomas.

CRÍTICAS PARA EL GOBIERNO

Es una tarea casi imposible calcular la cantidad exacta que efectivamente el Gobierno a combatir la violencia de género en los últimos cinco años.

Lo que sí está claro es que tanto las recomendaciones de Naciones Unidas a las que España ha hecho oídos sordos, como la ratificación en 2014 del Convenio de Estambul, obligan a nuestro país a hacer más en materia de protección de las mujeres y lucha contra al violencia machista.

Los datos que se conocen y por las que se miden las variaciones de presupuesto en esta materia, son los que dedica el Gobierno en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) a la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género.

Los presupuestos de 2017 destinaron a esta Delegación 31,7 millones de euros, una cifra que supuso un incremento cercano al 11% con respecto al año anterior. Las organizaciones feministas reclamaban que se incrementaran en 120 millones de euros el presupuesto que destina el Gobierno a las Comunidades Autónomas para luchar contra esta violencia.

En su defensa de los PGE para luchar contra la violencia machista, la ministra Dolors Montserrat afirmó en el Congreso que el Gobierno dedicará este año 266 millones de euros a esta causa, repartidos en distintos ministerios (justicia, interior, trabajo..) a los que hay que sumar lo aportado a las Comunidades Autónomas.

Sara González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *