La infame gestión de ZeC en Ecociudad

La gestión de la sociedad municipal Ecociudad llevada a cabo por Zaragoza en Común ha conseguido que todos los partidos políticos salvo ZeC se pongan de acuerdo en las conclusiones de la comisión de investigación que finalizaba la semana pasada.

Teniendo en cuenta que Ecociudad es la sociedad municipal que se encarga de la gestión de los servicios de saneamiento y depuración de las aguas residuales de la ciudad, y también se encarga de facturar a los ciudadanos la parte correspondiente a dicho servicio, está claro que nos encontramos ante un pilar clave en la gestión de un servicio básico y esencial en nuestra ciudad por lo que una buena gestión de la misma debería ser prioritaria para cualquier gobierno municipal.

Por desgracia en las últimas semanas hemos leído y oído mucho sobre Ecociudad aunque no precisamente para bien. Desde que Zaragoza en Común llegó al gobierno municipal, empezando por el propio alcalde Santisteve, hemos visto en numerosas ocasiones como hacen un uso partidista del propio ayuntamiento y entre estas destacan aquellas en las que el gobierno ha intentado, tras numerosas campañas de desprestigio, realizar una caza de brujas sobre algunos funcionarios municipales con el fin de colocar en esos puestos a gente mucho más cercana y afín a Zaragoza en Común.

En el caso que nos ocupa el alcalde y sus concejales han intentado por todos los medios cesar al gerente de Ecociudad pese a que no contaban con la mayoría legal necesaria para poder hacerlo. Al no contar con los votos necesarios en el Consejo de Administración de la sociedad, y tras dejar clara la pérdida de confianza del Ejecutivo en los trabajadores municipales de Ecociudad, los consejeros del gobierno de Zaragoza, Alberto Cubero y Pablo Muñoz, optaron por poner en práctica las peores formas posibles, desde la coacción, llegando a instar al gerente a abandonar su puesto, hasta las amenazas de emprender acciones judiciales por diferentes delitos.

Incluso el propio alcalde fue capaz de plantear una denuncia ante la fiscalía sin soporte jurídico alguno, con mala fe y ocultando información al propio fiscal.
Pero no solo se trata de la caza de brujas sino de una mala gestión ya que la apuesta de ZeC por la municipalización de la depuradoras de La Almozara ha supuesto, de forma deliberada, un retraso en la aprobación de los pliegos necesarios para la explotación de la misma y eso podría suponer consecuencias económicas para la sociedad municipal y por extensión para todos los zaragozanos.

Todo lo anterior se puede extraer de las conclusiones de la comisión de investigación que tuvo lugar la semana pasada y que han logrado poner de acuerdo en numerosos puntos a partidos que ideológicamente distan mucho entre sí como son PP, PSOE, Ciudadanos y CHA. Todos ellos han concluido que en caso de existir responsabilidades patrimoniales por la mala gestión estas deben corresponder a los concejales Pablo Muñoz, Teresa Artigas (ZeC) y al alcalde Pedro Santisteve.

Zaragoza en Común parece olvidar que Ecociudad se encarga de la gestión de uno de los servicios públicos básicos más importantes que se prestan desde el Consistorio y en lugar de centrarse en realizar una gestión adecuada del mismo lo han utilizado para poner en juego las peores prácticas políticas. Es necesario que el equipo de Gobierno asuma su responsabilidad y responda por la misma en lugar de hacer equilibrismos para tratar de eludirla, el siguiente paso es la aprobación de las conclusiones de la comisión en el pleno del Ayuntamiento aunque, visto lo visto, lo previsible es que Santisteve y los suyos sigan intentando escurrir el bulto como ya han hecho en la propia comisión.

Guillermo Campo Pomar, Nuevas Generaciones del PP Zaragoza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *