La cuestión catalana no cesa y se suceden las inhabilitaciones

El diputado catalán, Francesc Homs fue condenado el pasado martes a un año y un mes de inhabilitación por un delito de desobediencia vinculado a la consulta independentista del 9N aunque quedó absuelto por el de prevaricación, al que también se enfrentaba . “Solo me debo al pueblo de Cataluña, que es quien me ha elegido”, declaró el imputado.

El Tribunal Supremo (TS) ha condenado por unanimidad a Francesc Homs a un año y un mes de inhabilitación, como autor de un delito de desobediencia por su participación en la convocatoria y desarrollo del 9N. El TS ratifica y dictamina que será necesario que examine las pruebas y litigios sobre el caso. La importancia de esta sentencia reside en que es la que fija la definitiva resolución del asunto y la que tendrá que investigar acerca de las manifestaciones en contra de la decisión del Constitucional. La Fiscalía considera que no sólo se desatendieron las órdenes del TC, sino que además llevaron a cabo acciones ilegales a conciencia.

Dicha resolución, es la segunda que se da en relación a Homs y la consulta independentista, después del precepto emitido por el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSCJ) por el que el expresident de la Generalitat Artur Mas, la exvicepresidenta, Joana Ortega, y la exconsellera Irene Rigau fueron condenados, a su vez, a dos años de inhabilitación por el mismo motivo. La totalidad de los imputados han manifestado su oposición a la sentencia del Constitucional.

La carta que dirigió Homs a la empresa T-Systems para que continuase con sus labores de informática ante el 9N adquiere especial importancia ya que, para el TB, no es suficiente validar la existencia de una resolución administrativa para condenar  un delito de prevaricación, sino que, añade la condición de que ha de ser injusta.

La carta explica que si llegara a confirmarse la injusticia de la resolución sería porque de su contenido se deduce su desobediencia. Pero eso es precisamente, indica la sentencia, “lo que ha servido a la Sala de presupuesto para el juicio de tipicidad que permite la condena del Sr. Homs como autor de un delito de desobediencia”. El Supremo sostiene que no es posible una condena por prevaricación y razona que se produjo un menosprecio por parte del diputado catalán al mandato del Tribunal Constitucional. “Las distintas omisiones no son sino manifestaciones de la contumacia del acusado, de su resistencia a someterse al mandato del Tribunal Constitucional. El Supremo afirma que el carácter injusto de esas omisiones solo podría apoyarse, en su caso, en la conducta desobediente que ya ha sido objeto de punición”.

Respuesta de Homs

Homs tiene en mente presentar un recurso de amparo al Tribunal Constitucional y así como una aclaración por parte del Supremo de la sentencia. Hasta este momento, la sentencia no se llevará a cabo y proseguirá su labor hasta que la justicia lo considere. A través de Twitter, Homs ha agradecido el apoyo recibido y ha hecho públicas estas palabras: “Condenar por poner las urnas es un error y una debilidad del Estado español. Hoy ganamos y seguiremos ganando”. “Sólo me debo al pueblo de Catalunya” que es “quien me ha escogido como diputado”, afirma.

Cataluña, ¿dentro o fuera de España?

“Cataluña ya no está políticamente en España”, declara el expresident de la Generalitat quien no cree en un retroceso del proceso soberanista catalán. “Cataluña sigue estando legalmente dentro del marco español, pero políticamente ya no lo está. La realidad política en Cataluña ya no es española”, aseguró el pasado miércoles.

Mas considera dos posibles opciones: “O tiramos la toalla y paramos o seguimos hacia adelante”. Con una mayoría absoluta independentista en el Parlament, el expresident se ha mostrado convencido de que la única alternativa es la de seguir avanzando en el proceso independentista. “Para una parte muy significativa de la sociedad catalana, la Constitución ha dejado de ser legítima”, defiende Mas. Esto se corresponde con la apelación del expresidente a la Constitución para justificar la acusación del TC por el 9N. “Mientras estemos sujetos a un marco legal, tenemos derechos y deberes. Y los derechos los podemos ejercer”, ha asegurado.

Mas está convencido de que el Tribunal Europeo resolverá su condena, pero cree conveniente agotar previamente la vía jurisidiccional española, a pesar de que, “ya se habrá cumplido probablemente el plazo de la inhabilitación” cuando lo resuelva. El expresidente ha reclamado un pacto con el Estado español”, para establecer las premisas de una próxima consulta independentista, y, si de algo está seguro, es de que el referéndum se celebrará “como máximo el próximo septiembre”.

¿Nuevas elecciones?

El miércoles, al mismo tiempo que se procedía a  la inclusión en la ley de presupuestos de una partida para celebrar un referéndum de independencia, Puigdemont abrió un concurso para homologar a las empresas que proporcionarán los sobres y las papeletas necesarias para celebrar elecciones al Parlamento de Cataluña. Por ahora, las empresas interesadas tienen de tiempo hasta el 3 de mayo para presentar sus ofertas ante un hipotético concurso valorado en un máximo de 775.714 euros (IVA incluido).

Carles Puigdemont en el pleno del Parlament. Massimiliano Minocri (El País)

Por otro lado, el concurso sería necesario para las denominadas “elecciones constituyentes “que los independentistas quieren tras el posible referéndum si gana el . A pesar de todo, el ejecutivo de Carles Puigdemont declara que todo su empeño sigue puesto en preparar el referéndum y que no tiene ninguna intención de adelantar las elecciones. Gran parte de las fuentes, niegan la posibilidad de forzar el texto de la licitación y utilizar a esas empresas para preparar las papeletas y los sobres de la consulta secesionista.

Los partidos de la oposición evitaron también vincular ese concurso al referéndum. Solo fue la entidad privada anti independentista Societat Civil Catalana quien, a través de un tweet, puede entrever esta cuestión: “¿No serán astutamente para el referéndum? En caso de ser así, sería malversación de fondos públicos”. Sin embargo, dicho concurso no supone el inicio inmediato de la compra de los recursos propios de las elecciones, pero sí que permitirá, a la hora de la celebración de estas, que el proceso sea más rápido.
Diversas fuentes afirmaron que este proceso lleva desde el inicio de la legislatura trabajándose, cuando la presión de la CUP para quitarse del medio a Mas generó inestabilidad. Fuentes del Gobierno explicaron que se intentó frenar para evitar susceptibilidades en el actual momento político, pero fue imposible. El Departamento de Gobernación, dirigido por Meritxell Borràs, se hace cargo de la convocatoria, aunque todo los que respecta al referéndum recae sobre el Departamento de Economía, dirigido por el vicepresidente, Oriol Junqueras.

Sara González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *