La Comisión Europea preselecciona la línea ferroviaria Pau-Canfranc para el presupuesto de 2020

Estación Internacional de Canfranc | Wikipedia
Estación Internacional de Canfranc | Wikipedia

La Comisión Europea ha preseleccionado la línea ferroviaria Pau-Canfranc para el presupuesto de redes europeas de 2020.

Esta línea forma parte de las “líneas perdidas” existentes en Europa, aquellas que han quedado en el olvido y para las que la Comisión de Transportes dispone de fondos de financiación. Además de la de Pau-Canfranc, encontramos líneas como la de Mons-Valenciennes, Gante-Terneuzen o Amberes-Duisburgo, también seleccionadas.

La línea internacional quedó interrumpida en 1979, después de que un tren que había perdido los frenos descarrilase y por consecuencia se hundiese el puente de L’ Estanguet. Desde entonces no se ha vuelto a recuperar, y Aragón y Aquitania han luchado por que volviese a abrir de nuevo.

El 1 de diciembre de 2017 se reunieron en Canfranc los presidentes del Gobierno de Aragón y del Consejo Regional Nueva Aquitania, Javier Lambán y Alain Rousset, junto al Director de Transporte de la Comisión Europea, el neerlandés Herald Ruijters. Allí, acordaron la aprobación de 7,5 millones de euros para los estudios definitivos de la reapertura de este tren.

Por lo tanto, como ha dicho Javier Lambán, esta preselección es “un paso decisivo” para la reapertura del Canfranc, que parece estar más cerca que nunca.

Adriana L. Marturet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *