La central de Andorra quizá no tenga los días contados

Fuente: J.Cañadas

El ministro Nadal ha garantizado a Gastón que impulsará un decreto del carbón antes de dos meses. El gobierno ha declarado que posibilidad de llevar a cabo un “plan B” si el “plan A” falla con el objetivo de evitar por todos los medios el cierre de la central térmica.

Las declaraciones fueron emitidas el pasado viernes por el ministro de Energía, Álvaro Nadal, el pasado viernes a la consejera de Economía de Aragón, Marta Gascón en la cita a la que ambos acudieron como motivo del análisis de la cruda situación a la que se enfrenta Andorra. Nadal se mostró firme en su postura de garantizar al ejecutivo aragonés su deseo: evitar sea como sea el cierre de la central, así como medidas legales y administrativas. Todo ello, en un plazo máximo de dos meses. Gastón, como representante aragonesa, declaró el compromiso de la DGA con la cuestión, siempre y cuando el objetivo del Ministerio sea el de trabajar por la pervivencia de Andorra y el futuro de las comarcas mineras.

El primer camino que se tomaría sería la luz verde por parte del Consejo de Ministros de un real decreto-ley que consistiría en la exigencia a Endesa del cumplimiento de dicho mandato con determinadas condiciones antes de ejecutar un hipotético cierre de la central de Andorra. Dicha ley, además, recogería mediadas relacionadas con la energía y se extendería por todo el territorio. Respecto a este “plan A”, Nadal ha declarado que solo lo llevará a cabo si el Congreso de los Diputados le transmite la esperanza de que se ratificará en un futuro próximo. Para ello, no solo tiene que contar con el apoyo del PP, sino que tiene que añadir los votos del PSOE y si es posible del resto de grupos.

El acuerdo acogió el compromiso de Nadal de poner a disposición de Gastón el borrador de dicho decreto para darle a conocer la propuesta en menos de dos meses. En el caso de que la DGA verifique que ese decreto lo que busca efectivamente es la supervivencia de Andorra y no otros intereses contrapuestos, Gastón aseguró el compromiso de apoyar y “colaborar para darle traslado a los grupos parlamentarios y promover su aprobación parlamentaria”. Es muy importante el hecho de que en la comunidad aragonesa todos los partidos están a favor del mantenimiento de la central, tal y como lo reflejaron en las Cortes mediante sus votos. De modo que, lógicamente y sujetando las previsiones a estos datos, deberían promover a los nacionales el apoyo en el Congreso.

En cuanto a ese “plan B” que establecería que finalmente el Gobierno central no tuviese apoyo político suficiente para aprobar el decreto-ley, el plan sería aprobar una norma que no tuviese que pasar por el filtro del Congreso. Además, y según palabras de Nadal, también iría en dirección a evitar el cierre por parte de Endesa de la central de Andorra. Las principales discrepancias entre un decreto-ley y esta segunda opción son que la superación de las medidas sería más limitado y la culmen es que la multinacional Enel poseería de mayor margen para lograr su suspensión temporal en los tribunales.

La Mesa de Minería pide ayuda a gritos

Por parte de la Mesa, fuentes han declarado que ha aprobado por unanimidad el evitar “a tiempo” el cierre de Andorra así como la ascensión de las ayudas estatales incluidas en las Presupuestos Generales a 125 millones de euros frente a los 30 acordados previamente.

La Mesa de la Minería es una asociación integrada por los relativos municipios representados por la Diputación de Teruel, el Gobierno de Aragón, patronal y sindicatos. Dichos miembros han emitido su decisión de proceder a la remisión inmediata de las declaraciones de Nadal según fuentes del gobierno.

La Mesa ha hecho suya la resolución que las Cortes de Aragón aprobaron por unanimidad el año pasado para instar al Gobierno central a que negocie con la Unión Europea para que permita destinar a la Central Térmica de Andorra las ayudas necesarias para que la central cumpla con la normativa ambiental impuesta. Debido a que no hay constancia de ello, se pide al Gobierno central que se ponga manos a la obra para evitar el cese de Andorra y sus mineros.

Por otro lado, la Mesa se ha mostrado contraria con al Plan de la Minería del Carbón en los Presupuestos Generales del Estado de este año, de 30 millones de euros para toda España. En total, estos proyectos prevén generar 120 puestos de trabajo en un total de 16 municipios, todos ellos en la provincia de Teruel salvo en el caso en Mequinenza (Zaragoza), localidad netamente minera.

Estos proyectos que se plantean desde diferentes ámbitos son impartidos únicamente en los municipios donde la minería está presente como actividad laboral, se sumarán a las convocatorias gestionadas por el Instituto Aragonés de Fomento (IAF) de pequeños proyectos de inversión y proyectos empresariales generadores de empleo que optan a las ayudas del Plan de la Minería del Carbón 2013-2018, abiertos a zonas no enteramente mineras.

La pesadilla de Andorra

Enel, principal accionista de Endesa, confirmó el cierre de sus centrales de Compostilla (León) y Andorra (Teruel) el 30 de junio de 2020 durante la junta general de accionistas celebrada en Roma debido a la responsabilidad que acarreaban por estar produciendo el 28,4% de las emisiones de CO2 del país.

La directora del Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA), Ana Barreira, ha felicitado a Enel por el anuncio y lo ha calificado como “un primer paso” para cumplir con su objetivo de ser carbón neutral en 2050 y contribuir a los objetivos del Acuerdo de París. Sin embargo, no mencionaron el desastre que este hecho conllevaría para la población turolense y el país.

Ante estas declaraciones, Nadal, no dudó en responder arremetiendo contra Enel, acusando a la empresa de “hacer política para los italianos a costa de los consumidores y trabajadores españoles”. En concreto, Nadal recordó durante la sesión de control en el pleno del Senado que “no fue un Gobierno del PP” quien facilitó que Enel, empresa participada por el Estado italiano, adquiriera Endesa, en alusión a la estrategia del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero de propiciar la entrada de Enel en la eléctrica española.

“Al ser una empresa italiana no le importa, para hacer política de empleo en Italia, crear desempleo en España, y no le importa, para hacer política medioambiental en Italia, hacer política de pérdida de competitividad en España”, aseguró. Así, el ministro extrajo el origen de la cuestión.

“Estamos haciendo todo lo que está en nuestra mano, porque el Gobierno es el único que ha dicho que queremos que el carbón forme parte del mix energético de aquí a 2030”, explicó el ministro. “Estoy de acuerdo en que el mix energético no lo deciden las empresas, sino el Gobierno y las Cortes Generales, por eso quiero hacer una ley que ustedes no quieren apoyar”, ha apuntado Nadal.

Sara González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *