Jóvenes y mayores salen a la calle para disfrutar de unas Fiestas del Pilar de 9

Este año, Zaragoza ha batido récord de asistencia en su semana grande de las Fiestas del Pilar con actos para públicos de todas las edades.

Las Fiestas del Pilar han logrado este año una puntuación de notable alto, la mejor desde que en 2010 se puso en marcha una encuesta ciudadana para conocer el grado de satisfacción de los zaragozanos con la programación.

Según esa consulta, el 89,5% de los encuestados califica las fiestas con un bien o muy bien, porcentaje que se eleva al 96,8 en la franja de edad entre 15 y 29 años cuando antes las juventudes se sentían “huérfana” de programación e incluso molesta, ha subrayado Rivarés.

El consejero de Economía y Cultura del ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha hecho balance de las fiestas, con las que el equipo de Gobierno dice estar “encantadísimos” por un resultado que evidencia la consolidación de un modelo más cultural, participativo y descentralizado, como “festival de festivales”.

La ofrenda de flores como acontecimiento clave

El consejero de Cultura ha desgranado junto a la gerente de Zaragoza Cultural, Elena Laseca, algunas de las cifras “espectaculares” de asistentes a los diferentes actos y espacios, entre ellas las 375.600 personas que se han congregado en torno al escenario de la plaza del Pilar para los conciertos de David Bisbal, El Langui, Máxima FM o Voces de Mujer, las 256.000 en el River sound Festival y las 100.000 de Interpeñas.
Uno de los actos clave de estas fiestas sin duda, ha sido la Ofrenda de Flores a la Virgen del Pilar, que tuvo lugar el día 12 de octubre, día en el que se celebra la festividad de la Hispanidad. Este año, dicho evento batió un nuevo récord de asistencia, ya que fueron 704 grupos y 285.000 personas las que desfilaron para llevar sus flores a la Virgen.

Desde las siete de la mañana , momento en el que la ofrenda dio el pistoletazo de salida, las castañuelas, las jotas y los dances populares no pararon de sonar por todo el recorrido. Desde Plaza Aragón, pasando por la Calle Alfonso, miles de personas quedaban a los lados para ver el pasacalles que se prolongó durante 14 horas.

Este año, gracias a la gran organización y la ayuda de cientos de voluntarios que formaron también una parte importante, el manto de la Virgen acabó de confeccionarse sobre las 11 de la mañana. En este caso, casi dos toneladas de flores blancas adornaban el manto coronado con la tradicional cruz de Lorena, de flores rojas.

Los frutos se riñen con las flores

La tradicional Ofrenda de Frutos a la Virgen del Pilar ha puesto hoy color y música al centro de Zaragoza en el acto más solidario de las fiestas, en el que las casas regionales aportan cerca de 8.000 kilos de los mejores alimentos de cada región, que se distribuyen entre centros sociales.

Tras una Ofrenda de Flores de récord,los zaragozanos han podido contemplar un desfile de hermosos trajes que identifican a cada una de las regiones de España y sus productos más típicos, en cestas y cestillos cuidadosamente presentados.

Unas 2.000 personas integradas en 64 grupos participan este año, encabezadas por las agrupaciones de las casas regionales y provinciales y por el Grupo Aragonés el Pilar, que es el encargado de recoger todos los productos.

La Ofrenda de Frutos se celebra todos los 13 de octubre desde hace 53 años organizada por la Federación de Casas Regionales de Aragón, y este año participa por primera vez la Casa de Melilla.
Los cerca de 8.000 kilos de alimentos que se recogen se destinan a las personas más necesitadas, cumpliendo así una función social, y los recogidos hoy se van a entregar al Centro Social San Antonio, al Centro Social el Carmen y a Proyecto Hombre.

Tras el desfile, los participantes asistirán a una recepción en el Ayuntamiento de Zaragoza que presidirá el alcalde, Pedro Santisteve, acompañado por el consejero de Cultura, Fernando Rivarés.

Un tradicional rosario de cristal ilumina las calles de la ciudad

Un año más, y ya son 127, las luces de velas y faroles y un silencio respetuoso se conjugaron para crear un ambiente mágico durante la celebración del Rosario de Cristal. La procesión tomó las calles zaragozanas a las 18.30 de este jueves, cuando con toda puntualidad se anunció la salida del primer grupo, el de la Cofradía del Santísimo Rosario de Nuestra Señora del Pilar, que portaba el farol de Santo Domingo de Guzmán, una de las novedades de este año.

“Hemos tenido que arreglarlo y sale por primera vez, ya que no pudimos sacarlo el año pasado porque se suspendió por la lluvia”, explicaba momentos antes de que diera comienzo la procesión el presidente del Rosario de Cristal, Jesús Aladrén, quien ya auguraba que este sería un desfile multitudinario debido a las agradables temperaturas registradas en la tarde de hoy y al hecho de que sea puente. “Esperamos que haya mucha más gente que otros años porque ha habido más petición y demanda por parte de los pueblos y también de otras partes de España al caer en viernes y ser festivo. Viene gente de Sevilla, de Burgos… de todas partes”, señalaba.

Juan Ruiz, secretario de la Junta del Rosario de Cristal, quiso destacar de este desfile, uno de los más populares y esperados de las fiestas del Pilar, que no se trata de un acto folclórico sino devocional. “La gente mayor, aunque está oyendo la megafonía, está musitando al mismo tiempo las avemarías”, comentó.

Miles de zaragozanos y visitantes llenaron las calles del Casco Histórico en el transcurso de un recorrido que duró aproximadamente tres horas y que llenó de luz y sentimiento el centro de la capital aragonesa. “Esto es único”, “siento la emoción en mi sangre”, “es emocionante verlo desde tan lejos. Es precioso”, reaccionaban también emocionadas algunas usuarias que lo siguieron en directo usuarias de Heraldo.com.

Sara González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *