Jordi Sànchez seguirá en prisión

Jordi Sánchez, presidente de la ANC y número dos de Junts Pel Sí. MASSIMILIANO MINOCRI

El juez del Tribunal Supremo Pablo LLarena denegó el viernes la libertad a Jordi Sànchez, candidato a la presedencia de la generalitat, así como el permiso de abandonar la cárcel para acudir al pleno de investidura. Un pleno convocado para el lunes 12, pero que el presidente del parlament, Roger Torrent, ha decidido aplazar hasta que se resuelvan las medidas cautelares que Sànchez solicitará el lunes ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

El pasado lunes Jordi Sànchez solicitó su libertad después de que Puigdemont decidiera echarse a un lado y señalara a él, el número dos de Junts Pel Si, como candidato a la presidencia de la Generalitat. Sànchez, también presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), permanece en prisión desde octubre encausado por el procès.

El magistrado ha emitido un auto de 26 páginas explicando la decisión y basándose en el riesgo de reiteración delictiva. Llarena señala la gravedad de los delitos de Sànchez, la colaboración en el intento de proclamar la república catalana, y considera que no han desaparecido los elementos que podrían llevar a Sánchez a actuar de forma similar en caso de aprobarse libertad. El juez remarca la participación del número dos de Junts Per Sí en una candidatura electoral “que se ha opuesto, expresa y permanentemente, a abordar cualquier gestión política que no sea la de implementar la república que declararon” y recuerda que como diputado todavía puede intervenir en las decisiones parlamentarias delegando su voto.

Asimismo, respecto al permiso para salir de prisión de manera pasajera y presentarse el pleno, el magistrado explica que, aunque el artículo 23.1 de la constitución española reconoce el derecho a participar en cuestiones públicas al hablar de representantes elegidos libremente por medio de comicios, este derecho se fundamenta en actividades con voluntad constitucional y legítima. “Aunque cualquier ciudadano tiene el reconocimiento de optar a una investidura democrática y representativa, la facultad no desactiva la obligación judicial de velar porque el ejercicio del derecho por aquel a quien se atribuye una grave actuación delictiva no ponga en riesgo facultades de mayor relevancia y más necesitadas de protección”, alega el tribunal.

Llarena también menciona en el auto el precedente del ex preso etarra Juan Carlos Yoldi, a quien en los años 80 se le permitió salir de prisión para defender su investidura como presidente del País Vasco. El magistrado considera que se tratan de delitos distintos y que en aquel caso no existía el riesgo de reiteración delictiva. Solo existía el peligro de fuga y se pusieron las medidas pertinentes para impedirlo. No obstante, para Sánchez no se pueden establecer garantías ya que, como dice la resolución, “ha empleado su liderazgo para desbordar y sobrepasar la fuerza que un Estado democrático puede aplicar para la observancia de la ley”.

La decisión del juez no ha sido una sorpresa para el bloque independentista. Puigdemont y los suyos albergaban pocas esperanzas en la posible libertad de Sànchez; tantas que ya tenían un plan C trazado, investir a Jordi Turull. Todo apunta a que el ex portavoz de la Generalitat será el próximo presidente de Cataluña al menos durante los próximos meses. El presidente del parlament, Roger Torrent, ha aplazado el pleno de investidura hasta que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos resuelva la demanda presentada por la defensa de Sànchez. A través de un comunicado, el presidente de la cámara ha subrayado su voluntad de garantizar los derechos de todos los diputados representados en el parlament, incluyendo los de su candidato, Jordi Sànchez.

De momento, la Cataluña independentista resiste e insiste. Muestra de ello es la nueva manifestación convocada el domingo por la ANC en la Ciudad Condal para exigir a los partidos independentistas un acuerdo en la constitución de un gobierno. Con el lema República ahora, la asamblea quiere impulsar así la construcción de la república que para ellos se declaró el 27 de octubre.

Miguel Nadal 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *