Italia, a la espera de formar Gobierno en las próximas horas

El líder del Movimiento 5 Estrellas, Luigi Di Maio, durante un acto de campaña en marzo // Fuente: Getty Images
El líder del Movimiento 5 Estrellas, Luigi Di Maio, durante un acto de campaña en marzo | Getty Images

El futuro de Italia dio la noche del pasado viernes un giro inesperado. Un juez de Milán daba luz verde al presidente del partido Forza Italia, Silvio Berlusconi, para regresar al panorama político tras su inhabilitación en junio de 2013. Este hecho se produce en plena crisis de gobernabilidad tras las elecciones del mes de marzo, dónde las urnas reflejaron un panorama incierto sin precedentes. En los días previos a esta decisión judicial, el bloque de derechas formado por  Forza Italia, la Liga, Hermanos de Italia y Nosotros con Italia entablaron conversaciones con los ganadores de los comicios, el partido del Movimiento 5 Estrellas (M5S), encabezado por Luigi Di Maio. El portavoz de los grillinos, firme ante la negación de dialogar con Berlusconi para alcanzar un acuerdo, aseguró que “esto no cambia nada en la negociación, que va adelante.  Porque el objetivo es traer a casa el mejor resultado para los ciudadanos. Tomamos nota de la noticia, pero la consideración sobre Berlusconi sigue siendo la misma”.

Nadie está dispuesto aún a resolver las dudas sobre quién será el posible candidato o candidata a primer ministro elegido entre el consenso mutuo de las fuerzas del bloque de derechas y el Movimiento 5 Estrellas. A comienzos de la semana pasada, se podían escuchar rumores de que ese candidato iba a ser Giampiero Massolo, ex asesor de Berlusconi y antiguo jefe de los servicios secretos, pero Di Maio se apresuró a desmentirlo de inmediato: No, no será Massolo. Veréis, será un nombre precioso”, afirmó entre risas.

Los puntos de acuerdo son claros en las negociaciones. El Movimiento 5 Estrellas ve como inamovible en el acuerdo el cumplimiento de la renta básica de ciudadanía así como la abolición de la ley de pensiones y la reforma laboral. Por su parte, el partido de La Liga, encabezado por Matteo Salvini, quiere que se cumplan también sus principales medidas estrella: elevar la edad de jubilación, aumento de expulsiones de inmigrantes, devolver la dignidad al trabajo mediante la supresión de

Matteo Salvini, líder de La Liga (izquierda) junto con Berlusconi en una rueda de prensa la semana pasada // Fuente: AFP
Matteo Salvini, líder de La Liga (izquierda) junto con Berlusconi en una rueda de prensa la semana pasada| AFP

la reforma laboral que aprobó el ex primer ministro Matteo Renzi, etc. No obstante, el mayor punto de desencuentro gira en torno al partido de Berlusconi, Forza Italia, debido a que los grillinos aseguraron desde el principio que jamás se sentarán a negociar con ellos si el Il Cavaliere tenía alguna posibilidad de entrometerse en el proceso de negociación.

Las bases del Movimiento 5 Estrellas deberán votar el acuerdo con el bloque de derechas y de ser favorable, se procederá a pedir al Presidente de la República, Sergio Mattarella que dé el encargo de formar Gobierno, y proceder a realizar el proceso de investidura del candidato de consenso.

Preocupación europea

Ante la fallida propuesta del Presidente de la República, Sergio Mattarella, de formar un gobierno provisional de independientes, la derecha ha procedido a acercarse al Movimiento 5 Estrellas. Por su parte, la preocupación de las autoridades de la Unión Europea se hace evidente debido al carácter antiestablishment y euroescéptico del Movimiento 5 Estrellas y La Liga.

El viernes, desde la ciudad italiana de Florencia, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, se mostraba especialmente duro contra estos dos partidos: “Hacer creer que las dificultades se resuelven saliendo del euro o de la Unión Europea significa ganar votos alimentando peligrosas ilusiones a costa de las empresas, los trabajadores y el ahorro. Quien propone un referéndum sobre el euro no ha aprendido la lección del Brexit y de los daños que está causando a todos los europeos, a los ingleses primero. Salir del euro sería una catástrofe”.

Ángel Herrezuelo Die

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *