Gobernar en minoría afecta a un PP que refuerza liderazgos regionales

Cristina Cifuentes revalidó su cargo como presidenta del Partido Popular de la Comunidad de Madrid, obteniendo el 86’3% de los votos en la primera vuelta de las primarias celebradas el pasado fin de semana. Por su parte, María Dolores de Cospedal, será la única candidata a presidir el Partido Popular de Castilla la Mancha tras reunir 2683 avales, 24 veces más que su rival Tomas Medina.

A nivel nacional, el Partido Popular se quedó prácticamente sólo en la votación de del decreto ley de reforma del sector de la estiba, del pasado jueves, que finalmente no salió adelante. La reforma pretendía liberalizar tal sector, para cumplir con la normativa de la Unión Europea y evitar las multas millonarias que ésta impondrá si no se realizan cambios.

Reforma del sector de la estiba

El Partido Popular, acostumbrado a cuatro años de mayoría absoluta, se enfrenta ahora a las dificultades de gobernar en minoría. A las complicaciones para aprobar los presupuestos, ésta semana se ha sumado la imposibilidad de ratificar el decreto ley propuesto por el Gobierno para la reforma del sector de la estiba. El Congreso no tumbaba un decreto ley desde 1979.

El objetivo de la enmienda era liberalizar el sector de la estiba, que funciona en su mayoría por lazos familiares. La Unión Europea exige tal liberalización, y amenaza con imponer multas diarias a España si no se remedia la situación. Los estibadores se han movilizado intensamente en las últimas semanas en contra de las reformas propuestas, pero tras la votación en el Congreso, han desconvocado la huelga que tenían prevista.

Ciudadanos decidió abstenerse en el último momento, al considerar que antes se debe avanzar en la negociación con los trabajadores. El PNV ha sido el único partido que ha votado sí junto al PP. Éste gesto, se suma al apoyo otorgado por el PP al PNV en Euskadi en la aprobación de los presupuestos autonómicos, lo que deja entrever un posible acuerdo entre ambos partidos para sacar adelante los presupuestos nacionales. La anécdota del día estuvo marcada por Íñigo Errejón, que se equivocó y se abstuvo en lugar de votar en contra como el resto de su partido.

Comunidad de Madrid

En la Comunidad de Madrid, el Partido Popular celebró por primera vez primarias para escoger a su máximo líder. Cristina Cifuentes se posicionaba como favorita desde el primer momento, mientras que el otro candidato, Luis Asúa, asegura que era consciente de que no iba a ganar y de que se presentaba para preservar la democracia interna. Casi 9 de cada 10 electores optaron por Cifuentes, mientras que Asúa obtuvo el 13’58% de los votos.

Nunca antes el líder regional popular había sido elegido por los militantes, y es que la democracia interna había tenido hasta ahora un peso muy insignificante en el partido que gobierna España. Cifuentes siempre ha sido una férrea defensora del derecho de los afiliados a votar a los candidatos. Sin embargo, parece que los inscritos no estaban muy acostumbrados a este tipo de sufragios, tan solo participaron unas 10000 personas de las 94000 con posibilidad de hacerlo.

Cristina Cifuentes asume oficialmente el cargo, pero parte con la experiencia de haber estado presidiendo la gestora a cargo del PP de Madrid durante un año. Mariano Rajoy la eligió personalmente para tal cargo tras la dimisión de su antecesora, Esperanza Aguirre, quien dejó el cargo por la corrupción de su entorno.

Precisamente la lucha contra la corrupción va a ser el principal reto de Cifuentes como presidenta del PP de Madrid. Numerosas tramas como la Púnica afectan directamente a la agrupación regional que lidera la ex delegada del gobierno en Madrid. Las últimas investigaciones apuntan a la existencia de una caja B en el PP de Madrid durante años.

El amplio margen entre Cifuentes y su rival hace que no sea necesaria una segunda vuelta. Cifuentes ganó en todos los distritos, pero donde consiguió más apoyos fue Torrejón de Ardoz. Luis Asúa obtuvo más votos en el barrio de Salamanca que en ningún otro distrito, aunque incluso ahí fue superado por Cifuentes.

Castilla la Mancha

Ni el hecho de llevar 12 años en el cargo, ni sus múltiples ocupaciones como Ministra de Defensa parece que vaya a alejar a Maria Dolores de Cospedal de su cargo de Secretaria General del Partido Popular en Castilla la Mancha. En el proceso de elección celebrado, Cospedal ha obtenido 2683 avales, frente a los 106 de su rival Tomás Medina.

En el sistema de votos utilizado, en primera vuelta votan los afiliados que se inscriben para ello, si alguno de los aspirantes obtiene más del 50% de los votos y gana en tres de las cinco provincias, se convierte en el único candidato. De este modo, Cospedal se convierte en la única candidata de cara al Congreso Regional de Castilla la Mancha, que tendrá lugar el próximo 18 de marzo.

La elección no ha estado ausente de polémica, Tomás Medina interpuso una demanda por vulneración de derechos fundamentales. Asegura que “se han puesto todas las dificultades para que sólo hubiese un candidato posible”, y ha calificado los resultados de “pucherazo”.

Medina también ha cuestionado la incompatibilidad de cargos de Cospedal. Tal asunto centró el Congreso Nacional del PP del pasado mes de febrero, donde la enmienda que permite a Cospedal la acumulación de cargos ganó por la mínima. Cospedal actualmente ocupa los cargos de Ministra de Defensa, Presidenta del PP en Castilla la Mancha, Secretaria del general del PP y Diputada en las Cortes Generales.

Ignacio López Sólans

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *