Francia dividida entre “En Marche!” y “El Frente Nacional”

Los votos a Macron se agrupan en la mitad oeste de Francia mientras que los votos a Le Pen se concentran al este.

Macron y Le PenPoca sorpresa tras la primera vuelta de las elecciones francesas. Emmanuel Macron, líder de En Marche!, y Marine Le Pen, cabeza del Frente Nacional, se postulan para la segunda vuelta con un 23.9% y un 21,42% respectivamente.

François Fillon, encabezando a Los Republicanos, y Jean-Luc Mélenchon, candidato de de Francia Insumisa consiguieron cerca del 20% cada uno. Quién quedó muy lejos de estos resultados fue el Partido Socialista, que liderado por Benoît Hamon, sólo consiguió un 6,35% de los votos. Los representantes del ya fracturado bipartidismo, Fillon y Hamon, han pedido el voto para el centrista Macron. Sin embargo, Mélenchon ha declarado que no hará público su voto por el momento.

Emmanuel Macron también es el candidato elegido por el presidente de la República, François Hollande. Macron fue el consejero económico de Hollande durante dos años. También encabezó el ministerio de Economía entre 2014 y 2016, año en el que se desmarcó del Partido Socialista para crear su propio partido.

Los apoyos al candidato de centro son numerosos y de ganar las elecciones en la segunda vuelta, el 7 de mayo, se convertiría en el presidente de Francia más joven desde la era de Napoleón III, a sus 39 años. Según las estadísticas mostradas por Ipsos/Sopra Steria, la intención de voto en las próximas votaciones acompaña a Macron. Se estima que un 62% de los votos serán para En Marche! Mientras que un 38% serán para el Frente Nacional.

Marine Le Pen ha criticado en numerosas ocasiones a su contrincante y ha argumentado la incapacidad del mismo para afrontar el terrorismo, una realidad muy presente en el país y en Europa. La ultraderechista ha conseguido conectar con la Francia profunda y con una clase trabajadora que ha relacionado sus problemas y su situación desfavorable con la globalización. El establishment también está en el punto de mira en Francia y los lazos de Macron con las élites francesas son un punto débil que Le Pen ha conseguido utilizar a su favor.

El Presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, declaró que “Europa no puede entenderse sin Francia, ni al revés”, según recogieron los medios de comunicación de Brasil donde el Presidente realizaba una visita oficial. En esta declaración, Mariano Rajoy, mostraba su claro apoyo a Macron, defensor del europeísmo, frente Le Pen quien quiere encabezar la salida de Francia de la Unión Europea si gana en la segunda vuelta.

El debate durante estos quince días ya no es el tradicional entre la izquierda y la derecha. Ahora la confrontación es entre una sociedad abierta, como defiende Macron, o una sociedad de reajuste nacional, como argumenta Le Pen.

Elegir Francia”

Ese es el eslogan de la campaña electoral que el Frente Nacional está llevando a cabo para conseguir gobernar Francia. “Marine encarna la elección en favor de Francia. Volverá a dar a Francia su pujanza y a los franceses su orgullo”, afirmó su director de campaña, David Rachline, durante la presentación del lema “Choisir la France” en un acto en París.

Marine Le Pen comenzó su campaña con una imagen que impactó en el electorado. Mientras que Macron se reunía con los dirigentes sindicales a puerta cerrada, Le Pen se mezclaba entre los obreros huelguistas de Whirpool. Su mensaje fue claro, En Marche! sólo se reúne con la élite mientras que el Frente Nacional está en la calle con el pueblo francés. Como consecuencia, los huelguistas abuchearon a Macron reforzando la idea de pertenencia a la casta francesa de la que le acusa Le Pen.

Para contraatacar, Macron lanzó un mensaje a Le Pen desde un barrio poblado mayoritariamente por inmigrantes. Le recriminó sus políticas xenófobas y se postuló como el candidato defensor de la diversidad.

¡Juntos Francia!”

El nuevo eslogan de la campaña del europeísta Macron pretende comunicar la necesidad de brindar una oportunidad a todos. El eslogan integrista quiere calmar los ánimos xenófobos que alienta su contrincante Marine Le Pen, además de defender el establishment y la permanencia de Francia en la Unión Europea.

El claro favorito por las encuestas en la segunda vuelta, el 7 de mayo, es Emmanuel Macron. Aunque en estas dos semanas las campañas pueden ser determinantes para el resultado final, todas las fuerzas políticas, menos Francia Insumisa que no se quiere pronunciar, apuestan por un gobierno de Macron.

Sofía Fondevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *