Florencio García Madrigal sobre su futuro: “Mi amor político es la ciudad de Zaragoza”

El Vicepresidente de las Cortes de Aragón, Florencio García Madrigal, concedió la pasada semana una entrevista a Micrófono abierto (miércoles a las 21.06 horas en La Ocho Zaragoza TV) con motivo del Día de la Constitución. Habló de una hipotética reforma de la Carta Magna, de las elecciones catalanas y de su futuro político. El que fuera teniente de alcalde de Juan Alberto Balloch hasta 2011, se encuentra en las quinielas para optar a la alcaldía de Zaragoza en los comicios locales de 2019.

Florencio García Madrigal nació en Provenza (Castilla La Mancha) en 1957. Le avala una amplia trayectoria en la política y en el mundo de la universidad.

Efectivamente, soy profesor titular de la Universidad de Zaragoza en Sociología y la broma que siempre me hacían los amigos era: «Florencio el del Provencio» porque rima. Si bien, mi profesión es la de profesor universitario, es verdad que llevo mucho tiempo dedicado a la pasión y al arte de la política.

¿Cuándo le llega ese interés por la política?

Uno empieza a pensar si es socialista primero, no. Eres sensible desde pequeño cuando estás en clase, a no permitir que el grande abuse del pequeño, que la persona que tiene mucha fuerza abuse del que tropieza. Creo que empecé a sentir sensibilidad por los demás en la escuela y luego cuando creces ves que tienes que escoger una forma de defender los derechos de las personas que más lo necesitan. Yo creo que primero fue una sensibilidad humana y social, defendía siempre en clase al más débil, del que se burlaban y luego ya me dedico a la Sociología y es casi una extensión científica de mi carrera el hacer política.

¿Qué supone para usted ser vicepresidente de las Cortes de Aragón?

Es todo. Si amas la política te sientes muy agradecido a aquel lugar en el que haces tu vida. Agradeces que la ciudadanía y el partido deposite en ti una confianza tan grande como es el hecho de hacer leyes que beneficien a la vida de las personas, en referencia a ordenar las telecomunicaciones, la televisión, los servicios sociosanitarios o las condiciones de igualdad entre hombres y mujeres o de personas con otra identidad. Fui muy feliz siendo teniente de alcalde de Zaragoza y ahora representando a los aragoneses en su institución máxima.

¿Cómo es su relación con Violeta Barba, la Presidenta de la Cámara?

Estupenda. Lógicamente, es una cuestión generacional, no nos medimos para nada. Ella preside la institución, pero necesita cinco votos. Dos tiene el Partido Popular, otros dos el Partido Socialista y uno Podemos. Necesita una cooperación muy estrecha con el PSOE, con quien hizo el pacto para distribuir Presidencia y las otras funciones y para sacar los temas de la Cámara hemos de sumar esos tres votos.

¿Es necesaria una reforma constitucional?

Sí. Más de la mitad de los españoles no votaron la Constitución, han pasado casi cuarenta años desde su aprobación y hay cuestiones que se deben ir modificando. Es necesario reformarla desde el acuerdo y desde el consenso.

¿Qué aspectos habría que modificar de nuestra Carta Magna?

Históricamente en España ha existido el problema de la cuestión territorial, ahora está sobre la mesa la cuestión de Cataluña y de su encaje ante la falta de cumplimiento de la legalidad que se ha producido allí. Tenemos que hacer una reforma para ir hacia un Estado más federal, para eso el PSOE ha planteado una comisión territorial en el Congreso de los Diputados, para que después haya una subcomisión constitucional. Ahí es fundamental que nos pongamos de acuerdo, hay que modificar la cuestión del encaje de cada comunidad autónoma en términos iguales, como ocurre en los estados federados. Hay que introducir la cuestión de financiación autonómica, ahora se plantea si hace falta un cupo como el vasco para todas las autonomías y un modelo de concierto, pero la Constitución tiene que introducir unos elementos porque si no vamos a estar siempre a garrotazos, como en el cuadro de Goya. Después garantizar la sanidad constitucionalmente y las pensiones. Luego hay elementos de los que se habla poco ahora, hacer el Senado cámara territorial o incluso que desaparezca. Otras cuestiones de retoque como las que afectan a la monarquía, la ciudadanía no entiende por qué el Rey es inimputable, aunque asesinara no podría ser juzgado, eso no tiene sentido. Bien que no pueda ser imputable haciendo su tarea en la Jefatura del Estado, pero no si va a cazar elefantes sin permiso y básicamente esas serían las líneas maestras, la igualdad de los derechos de herencia de la Corona entre hombre y mujer, fundamentalmente esas cuestiones.

¿Qué papel debería jugar Aragón en una hipotética reforma constitucional?

Siempre decimos desde las instituciones aragonesas que Aragón está en una posición privilegiada. Por un lado, por el carácter logístico y por otro por ser vecinos de Cataluña y, sin embargo, territorio español. Por una parte, puede tener capacidad de diálogo y de cooperación para que en Cataluña haya una senda de legalidad y de fraternidad con el resto de España y en ese sentido tenemos lazos culturales, económicos, fraternos… Yo voy a tener dentro de poco un nieto de origen catalán. Los aragoneses tenemos que ayudar a esos lazos fraternos. Luego Aragón es un territorio muy españolista, muy europeísta y muy hispano, aquí tenemos a la Virgen del Pilar, patrona de la Hispanidad. Los aragoneses tenemos que trabajar por la concordia.

¿Se solventará la crisis abierta en Cataluña el próximo 21 de diciembre?

Las elecciones siempre son una vuelta a hacer una legitimación diferente. El mismo hecho de que se han tenido que declarar los responsables del incumplimiento de la legalidad que van a respetar la Constitución, las leyes, es un cambio fundamental. Ha sido una quimera que los independentistas hayan dicho que se salían de España sin marcharse de Europa, nadie ha reconocido la Declaración de Independencia, por lo tanto se cambia el escenario en el sentido de que se activa el voto españolista y el protagonismo españolista de los ciudadanos de Cataluña.

¿Qué papel debería jugar Aragón en la crisis catalana, como vecino y principal socio comercial?

Como hay lazos fraternos, de cooperación, lazos históricos… Tenemos que reivindicar que esos lazos de fraternidad tienen que cohesionar.

¿Cuándo está previsto dar luz verde a los Presupuestos en Aragón?

Ahora lo que hay es un buen diálogo. Antes el señor Echenique estaba más distraído con aparecer en televisión y en los medios nacionales y eso le hacía que se concentrara menos en resolver las cuestiones que nos afectaban. El nuevo responsable de Podemos está centrado en la comunidad autónoma, hay un diálogo fluido y que no es agresivo. Yo creo que va a haber presupuestos y los habrá con una mayor concordia y sin tantos sobre saltos.

¿Qué destacaría de Manuel Marín, fallecido recientemente?

Es una pena. Yo lo vi hace poco, la universidad valenciana, Jaume I da unos premios de investigación y tuve la suerte de que al director de la tesis doctoral de mi hijo le daban un premio y estuve invitado. Charlé mucho con él. Manuel Marín pertenecía a una fundación que daba créditos para esos premios de investigación. Estaba en un horizonte de bastante madurez y siento que no se quería retirar, quería aportar toda su experiencia a la fundación. Fue un hombre universal que dio una imagen muy asociada a la integración europea y todos los retos positivos de la Unión Europea. Como buen político se ha muerto con las botas puestas.

A propósito de Manuel Marín, él perteneció a la etapa dorada del PSOE, ¿Cómo recuperar esa conexión con la ciudadanía para que vuelva a ser un partido hegemónico?

Lo estamos intentando con las primarias. A partir de ahora las primarias no solo van a suceder dentro del Partido Socialista, sino que a la manera francesa, va a haber la posibilidad de que ciudadanos puedan participar en las decisiones del Partido Socialista y en las candidaturas. Creo que esto va a ser un efecto multiplicador que va a hacer que el partido este abierto a la ciudadanía y a sus problemas, que el partido que se ha regenerado democráticamente con sus comportamientos, nadie tiene más de un sueldo, nadie cobra dietas, todo está publicado en la página web del partido… Sobre todo el PSOE tiene que hacer un trabajo de sumar a la gente a su proyecto, no para militar, sino para elegir quien puede ser el mejor alcalde, el mejor presidente de la comunidad autónoma… Eso va a crear unas dinámicas de participación en la ciudadanía que junto con un modelo ético del Partido Socialista y de servicio a las personas, a las mayorías ciudadanas… Creo que puede obtener el respaldo mayoritario de la gente.

El pasado lunes y martes se celebró en el Ayuntamiento de Zaragoza el Debate sobre el Estado de la Ciudad. ¿Cómo calificaría la gestión del alcalde Pedro Santisteve?

Yo lo calificaría como dijo mi peluquera el otro día. Yo voy a una peluquería normal, con un precio normal porque me gusta ser muy fiel al fontanero, el electricista, el peluquero… El otro día cortándome el pelo la peluquera me dijo que quería que dejaran de gobernar los señores de Zaragoza en Común porque nada de lo que deciden se realiza, eso diría yo. Tienen en la cabeza una quimera. La ciudadanía espera que sus gobernantes tomen decisiones y que las ejecute. Esta semana (por la pasada) en el Ayuntamiento se han oído cosas terribles como que las pobres trabajadoras del 010 llevan cuatro meses sin cobrar por los caprichos del señor Cubero, de una quimera como la de remunicipalizar la gestión de Parques y Jardines, los autobuses urbanos… El alcalde vive en el país de nunca jamás porque no contestó, no anotó nada, lo cual es una falta de decoro a los portavoces de los grupos de la oposición. Dio por contestadas las cuestiones con la intervención del portavoz de Zaragoza en Común y habló de una quimera llena de contradicciones, que llama la «soberanía alimentaria», como si estuviera en una comuna. Eso es contradictorio en un país que no tiene fronteras, en el que hay globalización. En definitiva, no son capaces de ejecutar nada positivo para Zaragoza y todas las decisiones que ha tomado han ido a juicio, es decir, el 010, Parques y Jardines, el servicio Bizi dándolo a una multinacional, ahora haciendo un programa de pequeños mercados que se lo van a gestionar los grandes hipermercados… es como el mundo al revés. Cuando yo era estudiante universitario había unas tiendas que se llamaban de «objetos imposibles», es decir, una tetera que tenía el brazo del chorro al revés y no podías servir té, pues yo los veo como si los de ZEC fueran titulares de un bazar con objetos imposibles. La gente los puede comprar para divertirse, pero no sirven para nada.

¿Se ve como candidato del Partido Socialista en las elecciones municipales de 2019?

Yo no puedo decir eso porque sería muy soberbio y muy presuntuoso. Sí, que el día que me despedí del Ayuntamiento porque fui teniente de alcalde, yo dije que la vida municipal es como una cicuta, si te la tomas poco a poco es muy estimulante y te da una gran plenitud de vida. Si te pasas la cicuta te mata. Soy partidario de la vida municipal, me apasiona… si hubiera unos distritos más reducidos yo sería diputado no por la provincia de Zaragoza, sino por la ciudad de Zaragoza. En definitiva, contesto a la indirecta, amo la política y si tuviera un amor político ese sería la ciudad de Zaragoza.

¿Cómo es su relación con Carlos Pérez Anadón?

Personalmente siempre ha sido buena, otra cosa es lógicamente que ahora abrimos un periodo de primarias y se tienen que producir relevos en la vida municipal y desde ese punto de vista yo creo que comprende que tiene que haber esos relevos y procedimientos como las primarias para que concurran diversos candidatos y para que vengan ciudadanos a inscribirse y elijan a quien vean mejor candidato del PSOE a la alcaldía.

¿Cómo se le plantean estos días de fiesta?

Me apetece ir a Madrid para ver a Goya durante veinte o treinta minutos en el Museo del Prado. A propósito de esto, dentro de unos días se inaugura una exposición que cruza a Goya y a Buñuel. Nuestro gran padre es Francisco de Goya, nuestra figura universal para potenciar Zaragoza, Aragón… e intento ser buen amigo del patrimonio que nos dejó, es decir, me acercaré a Madrid los días festivos para ver algo de Goya.

Samuel Riad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *