Fallece un joven zaragozano al ser atropellado por un conductor temerario en Tudela

Un conductor drogado arrolló mortalmente a un joven zaragozano el pasado lunes, en el Camino de las Norias de Tudela. La víctima transitaba por el citado camino, repleto de viandantes, que al igual que el fallecido, regresaban de las comidas tradicionales del Día del Ángel. Otras dos personas resultaron heridas en el atropello, una de ellas, la novia del fallecido. El suceso ha generado una gran consternación entre los familiares y amigos del joven.

La víctima mortal, que responde al nombre de Carlos Pellejero Remacha, estudiaba tercero de enfermería en la Universidad de Zaragoza. El conductor del vehículo que había causado el accidente, identificado con las iniciales A.L.P.C., huyó del lugar tras el mismo. Testigos afirman que incluso una de las personas heridas había quedado sobre el capó, y el conductor dio un volantazo para que cayera al suelo. Testigos del accidente señalan la conducción temeraria del conductor: “tomó la curva con excesiva velocidad”.

En el automóvil se encontraban además dos pasajeros, que habían pedido al conductor que los llevase al centro de la ciudad pero que no lo conocían previamente. Ellos coinciden en la imprudente conducción que realizaba: “íbamos asustados”. Durante el trayecto, uno de ellos pidió al conductor que aminorara la excesiva velocidad con la que circulaba, haciendo este caso omiso a su petición. Tras el accidente, los ocupantes pidieron bajar del auto, pero no se les permitió hasta 6 kilómetros después, entonces el conductor les solicitó que no dijeran nada.

Procedimiento judicial

Después del suceso, la Policía Foral lanzó el aviso de búsqueda de un Citroen C4 negro, y dada la cercanía con los atentados con atropello de Londres o Estocolmo, los forales instaron a la población a través de redes sociales a “no difundir rumores infundados”. El autor del atropello se entregó a la Guardia Civil cuatro horas después del suceso, previamente había limpiado los restos de sangre del vehículo, había colgado el teléfono a la Policia Foral cuando le llamaron y se había echado a dormir un rato.

La jueza de guardia que instruye el caso decretó el martes la entrada en prisión sin fianza del autor de los hechos, al que le imputan los delitos de homicidio por imprudencia grave, un delito contra la seguridad vial, omisión de socorro e imprudencia grave. A.L.P.C. admitió haber consumido drogas, concretamente cannabis y “tres rayas de cocaína”.

El imputado intentó excusarse de su actuación: “Me puse muy nervioso y no supe reaccionar. Pero si me marché de allí fue porque no fui consciente de haber golpeado a ninguna persona”. Sin embargo, esta versión difiere de los testimonios de los testigos del accidente. Igualmente, la abogada de la familia del fallecido considera “insostenible” esta explicación del imputado.

No era la primera vez que A.L.P.C. ponía en peligro otras vidas en la carretera, tan solo unas horas antes del accidente mortal, atropelló a una chica. Las pasadas navidades embistió un vehículo por circular a excesiva velocidad, el cual quedó siniestro total, y a comienzos de este mismo mes fue denunciado por conducir bajo los efectos de sustancias estupefacientes.

Consternación en el recuerdo de Carlos Pellejero

El funeral de Carlos Pellejero, celebrado el lunes, reunió a decenas de familiares, amigos, compañeros de clase y representantes de la Universidad de Zaragoza, institución que además publicó una esquela en Heraldo de Aragón en señal de condolencia. La capilla nº 1 del cementerio de Torrero, donde se ofició la misa por el fallecido, se quedó pequeña ante la multitud de personas que se acercaron a despedir a Pellejero. El dolor por la pérdida de Carlos Pellejero era patente entre los asistentes, se trataba de una persona muy querida entre sus compañeros de clase. El joven fue incinerado esa misma tarde.

El ayuntamiento de Tudela, localidad en la que sucedió el accidente, emitió un mensaje de condolencias y decretó un día de luto oficial, durante el cual las banderas ondearon a media asta. En la Plaza Nueva de tal localidad también se reunieron numerosas personas para guardar un minuto de silencio en recuerdo a Carlos Pellejero.

La Federeción Interpeñas Zaragoza junto a la Peña Pa’Cutio, a la que pertenecía el joven, organizaron un sentido homenaje en la tarde del lunes en el quiosco de la música de la Almozara de Zaragoza, barrio donde residía Pellejero. Al acto asistieron los padres del fallecido, así como amigos, compañeros y representantes de distintas peñas de la ciudad.

El recuerdo más sentido vino por parte de sus amistades más cercanas. Sus amigos del instituto le describieron como “una persona para la cual nadie tenía una mala palabra ni un mal recuerdo”, para ellos Carlos Pellejero era “como un hermano”. También mostraron su solidaridad con los padres de la víctima: “No vais a estar solos”.

Por su parte, los amigos de la universidad destacaron su “bondad y humanidad”, y la gran amistad que habían forjado con Pellejero en tan solo tres años. Los universitarios también dedicaron unas palabras a la profesión para la que se estaban preparando el fallecido, la enfermería, donde prometieron tener un recuerdo especial: “en cada paciente que cuidemos, en cada vida que salvemos, en cada día de trabajo, en cada lugar donde estemos, habrá una parte de ti”.

Amigos de Carlos Pellejero en el homenaje en el barrio de la Almozara – Interpeñas Zaragoza

Desde la Peña Pa’Cuito afirmaron encontrarse “conmocionados y desolados” por el fallecimiento de Pellejero, a quien recordaron como “un socio activo en la peña”. El acto fue presentado por Javier González, Vice Presidente de la Federación Interpeñas de Zaragoza. También se enviaron mensajes de apoyo a Claudia y a Mayte, heridas leves en el accidente y se guardó un minuto de silencio, seguido de varios de aplausos, en homenaje a Carlos Pellejero.

La familia de Carlos Pellejero ha agradecido a través de redes sociales las numerosas muestras de apoyo que están recibiendo:

Ignacio López Soláns

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *