Fallece Juan Goytisolo, el escritor libre

Secreto Olivo

En la madrugada de hoy martes, 4 de junio de 2017, fallecía por causas naturales el escritor e intelectual barcelonés Juan Goytisolo en Marrakech (Marruecos) a los 86 años. La Agencia literaria Balcells, valedora de grandes nombres de la literatura como el autor catalán, anunciaba el deceso en su web poco antes de que se convirtiera en una de las grandes noticias del día.

Goytisolo, con una nutrida obra tras de sí, había estado alejado de los focos debido a problemas de salud, que le habían supuesto su hospitalización en varias ocasiones. Ganador del Premio Cervantes en el año 2014, entre otros relevantes como el Premio Octavio Paz (2002) el Premio Juan Rulfo (2004) o el Premio Nacional de las Letras Españolas (2008), el escritor recibió en Alcalá de Henares el mas prestigioso galardón de la literatura española con un discurso combativo que dio buena cuenta de su personalidad arrolladora y de corte disidente.

Considerado como uno de los grandes escritores contemporáneos españoles, Goytisolo construyó su obra literaria empujado por una profunda influencia cervantina, a la que se añadió su particular estilo combativo y profundamente concienciado que la acompañaría durante el transcurso de su vida. Tras su exilio a París por razones políticas, dado que el Franquismo censuró su obra, donde comenzó a colaborar como asesor literario con la Editorial Gallimard, Goytisolo viajo como profesor a EEUU hasta su llegada a Marrakech, ciudad que convertiría en su refugio, mientras elaboraba una nutrida representación de reportajes, literatura de viajes y memorias.

Su producción literaria se dividió entre dos grandes etapas como son el realismo social y la madurez. En la primera destacan obras como Juegos de manos (1954), Duelo en el paraíso (1955) y la trilogía formada por El circo (1947), Fiestas (1958) y La resaca (1958), donde criticó y diseccionó con fervor a la burguesía. En la época de madurez son remarcables Señas de identidad (1966), en la que introduce innovadoras técnicas de la novela moderna, Reivindicación del conde don Julián (1970) y Juan sin tierra (1975), que manifiesta su ruptura con ciertas características de su país.

Dado su gran interés por el Magreb, Goytisolo abordó también en sus ensayos y novelas dicha temática con creaciones como El problema del Sahara (1979), Makbara (1979), Crónicas sarracinas (1981) y Estambul otomano (1989). Además de las citadas obras, el escritor barcelonés también elaboró relatos como Para vivir aquí (1959) o Campos de Níjar (1960), incluidos dentro de sus cuentos y relatos de viajes respectivamente, y biografías y memorias como Memorias (2002) y Coto Vedado (1985) Pero no solo mediante la literatura pudo dar rienda suelta a sus pasiones e inquietudes, Goytisolo también elaboró crónicas periodísticas para el diario EL PAÍS como corresponsal de guerra en Chechenia y Bosnia y una serie en TVE denominada Alquibla, que en sus dos temporadas desgranó las complejidades del mundo islámico.

El escritor será enterrado en el cementerio civil de Larache, al norte de Marruecos, como así había dejado por escrito y la familia secundaba, dada su cercanía al lugar y su desinterés por los sepelios religiosos. El también escritor José María Ridao ha sido designado por sus familiares para llevar a cabo las gestiones relacionadas con su muerte y entierro.

Sergio Rupérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *