Evitar nuevos “brexit”, centro del debate del estado de la Unión Europea

Jean-Claud Juncker en el debate del estado de la Unión Europea / EFE-Servicio Fotográfico de la Eurocámara

La ampliación del sistema Schengen y la consolidación del euro como moneda de todos los miembros de la Unión fueron las propuestas más destacadas del Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en el debate del estado de la misma celebrado el pasado miércoles. Con estas medidas, mencionadas en un debate en el que Cataluña también estuvo presente, se pretende evitar nuevos “breixit”.

Juncker varió su discurso respecto a lo que defendía hace unos meses, ya que en el debate sobre el estado de la Unión Europea de esta semana apostó por una Europa de una sola velocidad. El presidente de la Comisión Europea también apostó por una integración de los Veintisiete (miembros de la UE) en la eurozona, la unión bancaria y en el acuerdo Schengen.

Para facilitar este objetivo de que todos los miembros adopten el euro como moneda, Juncker propone la puesta en marcha de un instrumento que ofrezca ayuda financiera a todos los países que quieran hacerlo. El máximo responsable del ejecutivo europeo también propuso algunas alteraciones en cuanto a cargos: el nombramiento de un Ministro de Economía y Finanzas de la UE, unir las funciones de la presidencia del Consejo Europeo y de la Comisión Europea y crear una autoridad laboral común.

Juncker resaltó la importancia de extender los instrumentos de la Unión a los países del Este: “Europa necesita respirar con sus dos pulmones, el izquierdo y el derecho; si no, se ahoga”. El mandatario comentó la conveniencia de que estos países, incorporados a la Unión en los últimos años, formen parte de los mecanismos de cooperación económica, de libertad de movimientos y de protección de los consumidores. “Lo mejor que podemos hacer es unirnos y mirar al futuro en positivo”, afirmó Juncker.

La salida del Reino Unido de la Unión Europea también estuvo presente en el debate. “El Brexit no es el final de Europa“, aseveró Juncker, quien lanzó una advertencia a los eurodiputados británicos: “Nosotros lo lamentamos hoy y ustedes lo lamentarán mañana”. Por otra parte, el presidente de la Comisión Europea propuso celebrar  el 30 de marzo de 2019, en la ciudad rumana de Sibiu una cumbra europea, una vez Reino Unido esté fuera de la Unión.

Juncker destacó la favorable situación actual de la Unión Europea, que crece a mayor ritmo que Estados Unidos: “Europa tiene de nuevo el viento en popa. Tenemos ahora una ventana de oportunidad pero no estará abierta eternamente“. “Hagamos el máximo para aprovechar esta oportunidad”, concluyó el Presidente de la Comisión.

Para la democracia y estabilidad de los países, los ciberataques son en ocasiones “más peligrosos que los fusiles y tanques” aseguró Juncker. Por ello, el mandatario propuso la creación de una Agencia Europea de Ciberseguridad para prevenir la cibercriminalidad. Juncker también aprovechó la ocasión para asegurar que Turquía se estaba alejando de Europa, y lanzó un mensaje al gobierno de Erdogan: “Liberen a nuestros periodistas, y no solo a los nuestros, dejen de insultar a nuestros estados miembros y a los jefes de Estado y de Gobierno llamándoles fascistas y nazis”.

Respecto a los acuerdos comerciales, el Presidente de la Comisión Europea propuso la conclusión de un tratado comercial actualizado con México, la apertura de negociaciones comerciales con Australia y Nueva Zelanda yel acuerdo de asociación con los países del Mercosur.

En materia de inmigración, Juncker agradeció el trabajo de Italia en su generosidad en la llegada de migrantes a través del Mediterráneo.”Italia ha salvado el honor de Europa”, afirmó el Presidente de la Comisión Europea, quien anunció la puesta en marcha de nuevas medidas para acelerar la expulsión de migrantes que no sean refugiados.

Sobre Cataluña, Jean-Claude Juncker afirmó que “en la Unión Europea el imperio de la ley no es una opción, es una obligación”, e instó a Cataluña a respetar las leyes de la Constitución, en alusión al referendum ilegal del 1 de octubre. “Formar parte de una Unión basada en el Estado de derecho significa aceptar y respetar las decisiones judiciales”, afirmó Juncker, quien declaró que si alguna vez se votara en favor de la independencia de Cataluña, la Unión Europea  aceptaría esa decisión si es aceptada en España, aunque el hipotético nuevo país quedaría fuera de la Unión.

Ignacio López Soláns

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *